Columnas

Memes, pandemia y shopping

En medio de cifras récord de contagios y muertes, de noticias que relacionan al Gobierno con narcos y compra de votos, nada mejor que un día de shopping. Y para dar razón de lo que las autoridades no pudieron prever, siempre tendremos los memes.

X Andrade

Profesor Asociado y Coordinador del Laboratorio de la Imagen. Departamento de Antropología, Universidad de Los Andes.

19.06.2020

El día amanece con memes humorísticos sobre las perversas ilusiones inherentes a un día, dedicado por el fisco en Colombia, para comprar sin pagar impuestos en épocas de pandemia. 

Que un detalle menor, sin duda, como es el de que la expansión del coronavirus en Bogotá llegara a un punto de saturación, por supuesto, no importa. Desde la perspectiva gubernamental tiene mucho más sentido estimular una economía alicaída por el cierre obligado de locales comerciales durante estos tres meses. No obstante, el resultado de la apertura de los comercios mientras las entidades de cuidado intensivo en los hospitales se encuentran a punto de colapsar, revela las contradicciones mayores sobre el tratamiento político y económico de una coyuntura crítica. 

Dispuesta por el Gobierno central, la abolición de impuestos al valor agregado por un día en Colombia –ayer, viernes, junio 19 de 2020— se propagandiza como una forma de pasar la página. Salimos adelante, la pandemia ha sido conquistada piensa un Gobierno salpicado, reciente y consistentemente, por sus supuestos vínculos con el narcotráfico en términos de compras de votos (el presidente Duque) , y/o lavado de dinero (la Vice-Presidenta Ramírez y su emporio narco-inmobiliario). 

Gracias de corazón para Al Kosto, Farmatodo y Carulla, entre otros, por sus generosísimas ofertas. Solamente quedará viva, en 15 días, aquella gente que todavía cuente con su tarjeta de almacenamiento de puntos acumulados y pueda reclamarlos.

Nada mejor, parecería ser, que un día para hacer compras y distanciarnos socialmente de la corrupción del poder. Aquella clase política, precisamente, que singularizó a Pablo Escobar y la ficción de los carteles como únicos culpables del narcotráfico en este país desde hace cuatro décadas atrás, es la que manipula una coyuntura crítica como la pandemia del COVID-19, para vender economías naranjas, emprendimientos, y, días de ahorro urgentes e imprescindibles. No hay nada más necesario, después de todo en épocas de pandemia, que un nuevo televisor, teléfono celular, u olla freidora de aire. 

Los memes humorísticos responden al instante para ridiculizar la colusión entre el impulso capitalista por el consumo y un tiempo de restricción y crisis. El día de hoy, viernes 19 de junio de 2020, se presenta oficialmente como una donación de buena voluntad y solidaridad por  parte de un gobierno a sus mandantes. No cobrarán un impuesto por sus compras a cambio de romper con todas las reglas de distanciamiento social impuestas por el dramatismo de la pandemia. 

Y no es un problema del poder y el gobierno, sino, por un lado, de la simbiosis entre las formas establecidas de corrupción y manipulación mediática y, por otro, por la complicidad activa de la gente. El sistema nervioso de esta última es perfectamente capitalista: haciendo filas de madrugada para entrar al próximo Al Kosto para comprar algo particularmente inútil en estos tiempos. 

Y, luego, la hipocresía del gobierno local, para cerrar tardíamente locales saturados por la masiva presencia de compradores, sin precaución alguna, a la puerta de los locales comerciales. Un recorrido de los sectores más recurridos de Bogotá dio cuenta de dinámicas similares. Un día de feriado consumista en las carreras Séptima y Novena, por ejemplo. Exactamente lo que requiere la necropolítica: se necesita menos gente al servicio del gran esquema del capitalismo, hay demasiada gente prescindible. Gracias a la abolición del IVA, por un día, estaremos cercanos a lograr objetivos comunes.

Gracias de corazón para Al Kosto, Farmatodo y Carulla, entre otros, por sus generosísimas ofertas. Solamente quedará viva, en 15 días, aquella gente que todavía cuente con su tarjeta de almacenamiento de puntos acumulados y pueda reclamarlos. Tres meses de confinamiento al cuerno, gracias, manga de imbéciles, en el pico de la pandemia.

Total, gracias al Sub-Presidente Duque, la Alcadesa López, y el resto de la clase política y corporativa que incentivó o auspició soterradamente la barbarie de este día. Sobreviviremos todavía algunos de quienes no salieron de compras, hoy día, para maleficio de la economía colombiana. Felizmente, tenemos un archivo de memes —producidos hoy— para restregárselos en la cara a aquellos en el poder por cínicos e irresponsables. Sigue una modesta selección de los mismos. Archivos que documentan que, efectivamente, pandemia, en Colombia, parecería ser, ni más ni memos, que un sinónimo de shopping y lavarse las manos. 

Hablando de una pedagogía surrealista al mejor estilo colombiano, este día sí pasará a la historia de esta pandemia. Nos vemos en 15 días, así lo atestiguan los memes de los enterradores de Ghana a la puerta del Al Kosto de la 68. ¡Gracias, Bogotá! ¡Enhorabuena, Colombia!

Esto me produce

  • Qué hueso
    5
  • Ojalá lo lean
    5
  • Para grabárselo
    5
  • AMO
    17
  • Uy, qué jevi
    3
  • Que la fuerza nos acompañe
    9
  • KK
    3