Un país hecho de fútbol: exposición recomendada

El Museo Nacional, encargado de salvaguardar y difundir el patrimonio tangible e intangible del país, le da un lugar al fútbol colombiano como relato de nación. Una exposición temporal que vale la pena no perderse! Ni la melena de Higuita, ni la del Pibe Valderrama, ni los goles del Tino Asprilla son los protagonistas de […]

María Paula Martínez

02.03.2012

El Museo Nacional, encargado de salvaguardar y difundir el patrimonio tangible e intangible del país, le da un lugar al fútbol colombiano como relato de nación. Una exposición temporal que vale la pena no perderse!

Ni la melena de Higuita, ni la del Pibe Valderrama, ni los goles del Tino Asprilla son los protagonistas de esta exposición. Para verla no hay que saber de fútbol, tampoco es necesario disfrutarlo. No hay diferencia alguna entre el hincha que no falta a la cita cada domingo en el Campin, y quien solo ha visto, y poco, las trasmisiones por la televisión.

Un país hecho de fútbol es una exposición sobre la historia de Colombia, esa de la que todos somos espectadores, jugadores, árbitros y víctimas. Es un recorrido que arranca en 1945 y termina en 2011 y que está lleno de fracasos y de glorias. Una modernización del país y del deporte manchada por la violencia con V mayúscula, unas glorias futboleras en los ochentas untadas de narcotráfico, un proyecto de país fracasado a principios del nuevo siglo que nos dejó por fuera hasta de los mundiales y una nueva esperanza que renace a partir de las mujeres.

Sin pagar un solo peso, cualquier colombiano, de cualquier edad soltará una sonrisa al ver la camiseta naranja que tuvo la selección de fútbol en los sesentas, cuando se conoció como el zapote mecánico. Los recuerdos del triunfo de la Copa América se mezclarán necesariamente con los del asesinato de Andrés Escobar y las fotos de los narcos con los equipos de fútbol.

Hasta el 8 de abril hay plazo para ver el fútbol más allá de las canchas y descubrir que no son once personitas corriendo tras un balón. Es un espectáculo, un escenario y un imaginario. Es un lazo social, un discurso, un relato de nación.

 

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0