780

Sofía y la terquedad de Andrés Burgos

16/08/2012

El sueño de Sofía de conocer el mar fue suficiente para convencer a la actriz española Carmen Maura de protagonizar la ópera prima del colombiano Andrés Burgos.

780

Juan Carlos Rincón

16.08.2012

Nacionalidad: Colombia

Fecha de estreno: 03 de agosto

Director: Andrés Burgos

Guión: Andrés Burgos

Reparto: Carmen Maura, Gustavo Angarita, Constanza Duque, Julián Arango

A Madrid llegó un guión que contaba una historia sobre los sueños. Iba dirigido a Carmen Maura, actriz española que cuenta en su repertorio con cuatro premios Goya y un premio a mejor actriz en Cannes. En él iba depositado el sueño de Andrés Burgos y sus productoras: convencer a Carmen de protagonizar una película colombiana.

La historia del guión giraba en torno a dos ancianos pasmados por la rutina en uno de tantos pueblos olvidados de Colombia. La mujer, el papel ofrecido a Maura, soñaba con realizar un viaje al mar. El terco, quien luego sería interpretado a la perfección por Gustavo Angarita, estaba muy cómodo en la tranquilidad de su hogar y su vejez como para realizar un esfuerzo genuino por acompañarla en el viaje.

Ahora, en nuestras carteleras, pueden ir a ver a la española en Sofía y el Terco. Ojo, pueden verla, sentirla, entenderla, pero no oírla. La película, ópera prima de Andrés Burgos (quien la escribió, dirigió, y tiene un libro publicado bajo el mismo nombre), es el primer protagónico de la actriz en el que no dice ni una palabra.

Y es en el diálogo, donde muchas producciones de nuestro país sufren, cuando Sofía y el Terco triunfa. Y lo consigue reduciéndolo al máximo. La protagonista nos habla con todo, menos con la voz. Todos los otros personajes se ahorran sus frases. Sólo un personaje habla por hablar, y la película lo aprovecha para demostrar que es innecesario.

Esta es una cinta de silencios hechizantes. Cada toma es cuidada, pensada y acompañada por una banda sonora hermosa. La belleza y cultura de nuestro territorio son retratadas y utilizadas con propósito dentro de lo que se cuenta. La violencia no está ausente, pero no es protagonista. Por primera vez nuestro cine logra plasmar el ambiente que nuestra literatura lleva tantos años narrando.

Con una hora y veinte minutos de duración, Sofía y el Terco entiende que el cine es un arte de historias. Es un relato sencillo contado con un cariño inspirador. Nuestro país necesita contarse de esta manera más a menudo. Esta es la clase de producciones que debemos apoyar y, en esta Colombia hambrienta de identidad, es el cine del que nos podemos sentir orgullosos. Vayan a verla, por favor.

*Juan Carlos Rincón es estudiante de derecho y hace la opción en periodismo del CEPER.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    1
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados