Medellín dividida: así ha crecido el apoyo al Pacto Histórico en la ciudad

Medellín está perdiendo su ‘petrofobia’, o así parecieran indicarlo los resultados de segunda vuelta en la ciudad que, a pesar de ser mayores para Hernández, aumentaron en comparación con la primera vuelta. ¿Qué tanto influyeron las estrategias del Pacto en la ciudad? ¿Qué esperan de este gobierno quienes votaron por él y quienes no?

por

Ciudad Morada

@Ciudad_Morada

https://morada.co

Vigilar el poder, habitar Medellín y mapear el placer. Miembro de la Beca 070 para cubrir las elecciones


26.07.2022

Ilustración: Nefazta

“Si Antioquia cambia, Colombia cambia”. Esta fue la premisa que utilizó el Pacto Histórico durante toda la campaña presidencial para buscar la victoria de Gustavo Petro sobre los candidatos de derecha y los autodenominados “independientes”. 

Varias acciones políticas por parte de su coalición se gestaron en la ciudad más uribista del país. Desde la cercanía estratégica de Francia Márquez, hasta el enlace evidente que hubo durante toda la campaña presidencial entre el equipo de la Alcaldía de Medellín y el mismo alcalde, Daniel Quintero, con el presidente electo. 

Aún así, en Medellín ganó la derecha y no fue sorpresa. Pero el resultado electoral de la segunda vuelta, que mostró un margen reducido en el resultado de ambos candidatos, evidencia una división que muestra que es probable que la llamada ‘petrofobia’ esté disminuyendo en el corazón del uribismo, sobre todo gracias a la población joven paisa y a sectores populares de la ciudad. 

¿Qué tanto influyeron las estrategias previas del Pacto Histórico en la población de Medellín y cómo se seguirá desarrollando esa posible división ahora que Petro es el presidente electo? Sobre todo, ¿qué esperan de este gobierno que inicia quienes votaron por Petro y quienes votaron en contra de él?

En la ciudad hubo un cambio en las votaciones. En primera vuelta, Petro sacó 275.497 votos y en la segunda vuelta 372.356. O sea que atrajo a 96.859 más, obteniendo de esta manera un 34,04 % del total de los votos de la capital antioqueña. Por su parte, Hernández pasó de 141.415 votos en primera a 684.161 en segunda, atrayendo a 542.746 más, es decir el 62,55 %. Pero, ¿en dónde quedaron los 603.092 logrados por Federico Gutiérrez?

Voté por Petro, por las propuestas y por la historia que hay detrás de él, pues es totalmente disidente y en contra del sistema

“Hay que mirar varios aspectos ahí, el primero es el porcentaje de participación entre la primera y la segunda vuelta donde vemos una reducción”, afirma Juan Carlos Arenas, director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia. Él explica que “El voto en blanco se incrementó pues las personas al llegar a las urnas tomaron una decisión que no favoreció a ningún candidato o que perjudicó en sus expectativas al candidato que quería obtener toda la votación de Federico”, dijo.  

La segunda vuelta presidencial se caracterizó por convencer al electorado de votar por uno u otro candidato, desde las ideologías, las campañas (muchas veces sucias) las propuestas o la historia que acompañaba a los candidatos.

“Voté por Petro, por las propuestas y por la historia que hay detrás de él, pues es totalmente disidente y en contra del sistema”, explica Bryan López, un jóven de 18 años de Medellín que votó por primera vez. “Sus propuestas atraen, y si bien hay unas que, pienso yo, son un poco soñadoras, hay otras que en verdad son una buena opción, que podrían generar un cambio en Colombia, tanto a niveles políticos, económicos y especialmente de vida”. 

Sin embargo, otras personas de la ciudad como José David Quintero, de 32 años, no creen que el próximo gobierno de Petro represente un cambio debido a sus alianzas políticas. “Voté por Rodolfo porque me parece que Petro tiene ideas de puro populismo o totalmente insensatas”, afirma. “Además, la solución que necesita el país no es quitar al que tiene para darle al que no tiene, sino crear propuestas hacia adelante. Creo que la gran mayoría de la gente que votó por Rodolfo lo hizo porque no querían que Petro quedara”, cuenta Quintero.

Según la Cápsula ciudadana sobre las elecciones presidenciales en la capital antioqueña, realizada por el centro de estudios de Casa de las Estrategias, en Medellín las dos vueltas presidenciales de 2022 movilizaron a gran parte de la población a ejercer su derecho al voto. 

En la primera vuelta los porcentajes de participación fueron históricos: de 1.772.448 personas habilitadas para votar, 1.138.298 lo hicieron (64 %). Mientras que la abstención fue del 36 %. Dos cifras significativas para la ciudad: es la primera vez en la historia de Medellín que más de un millón de personas salieron a votar, reduciendo de manera histórica el porcentaje de abstencionismo. 

La cuna del uribismo fue el único territorio colombiano en el que ganó Federico Gutiérrez en primera vuelta, con el 53 % de la votación: 603.374 votos. El Poblado, Laureles-Estadio, La América y Guayabal, fueron las comunas en las que mayor votación obtuvo y la zona sur de la ciudad fue el fortín político del candidato.

“En estos barrios, se suponía una transferencia automática a favor de Rodolfo para la segunda vuelta, que era el voto más claro definido como voto anti Petro”, explica Arenas, “Y ya en las comunas, más hacia el norte, Petro captó a los sufragantes de Fajardo y también conseguidos con el apoyo de la ciudadanía, del trabajo importante que hicieron las organizaciones sociales y defensores de derechos humanos, que estaban claramente apostando por una votación al Pacto Histórico”.  

En la segunda vuelta, en cambio, la gente votó menos. Salieron 1.111.449 personas, es decir un 62.7 % y la abstención subió a 37,3 %, levemente mayor que en primera vuelta. Los votos en blanco también se treparon al 3,4 % con 37.207 votos. Según el análisis del Centro de Estudios, estos cambios se dieron al no contar con un candidato paisa.

Sin Federico Gutiérrez en el tablero, la mayoría de sus votantes se fueron con Rodolfo Hernández, pero no en todos los puestos de votación obtuvo la victoria. De los 223 puestos de Medellín, ganó en 170, la mayoría ubicados en las zonas más adineradas de la ciudad. Mientras que Petro ganó en 53 puestos de votación, como el Establecimiento Carcelario de Pedregal y las comunas de la periferia.

Medellín se dividió en dos

Al final no importó que Hernández ganara en Antioquia, el nuevo presidente de Colombia era Gustavo Petro. Esa noche, barrios de estrato alto, como Laureles y El Poblado, mantuvieron un silencio casi sepulcral. Mientras en el parque de la Resistencia, cerca a la Universidad de Antioquia, varios jóvenes se reunían, lloraban, cantaban el himno y celebraban la llegada de un gobierno diferente.

La fiesta estaba pactada y se regó por redes sociales. Personajes reconocidos como AquiNoticias y la Representante a la Cámara por Antioquia, Susana Boreal, se unieronn a las invitaciones y a la algarabía de lo que pasaba en el sector en ese momento.

Creo que lo que quería Petro era cambiar tanto uribismo y sí, para eso hay que alejarse de todas las personas que estuvieran de acuerdo con la derecha

Esa celebración borró el ambiente que se vivió previo a la segunda vuelta, cuando  la capital antioqueña parecía un ring de boxeo. En una esquina estaban Gustavo Petro y Francia Márquez apuntándole a su discurso de llevar al poder a “los nadie”; en la otra, Rodolfo Hernández y Marelen Castillo con su discurso enfocado en  combatir la corrupción. 

Dos caras, dos tipos de población que viven en el mismo valle, pero que votan diferente.

“Petro era de la guerrilla hace muchos años, pero las personas pueden cambiar y pueden tener otras ideas. Creo que lo que quería Petro era cambiar tanto uribismo y sí, para eso hay que alejarse de todas las personas que estuvieran de acuerdo con la derecha”, comenta Daniela, una joven de 18 años que votó por primera vez, “no voté por Rodolfo porque me pareció que tenía mucho lado con el uribismo y jamás estuve de acuerdo con él, menos cuando empezó a hablar muy mal de las mujeres”.

El Pacto Histórico obtuvo una votación superior en Santa Cruz, San Antonio de Prado, Manrique, Villa Hermosa, Popular y Aranjuez, seis de las comunas o corregimientos con el Índice de Pobreza Multidimensional más alto para Medellín, según cálculos del DANE. Por su parte, la Liga Anticorrupción sacó una votación superior en Laureles-Estadio, La Candelaria, Guayabal, La América, El Poblado y Belén, zonas con el Índice de Pobreza Multidimensional más bajo para la misma zona.

En Manrique, Popular, Santa Cruz, Villa Hermosa, Robledo y Aranjuez, seis comunas que cuentan con el mayor porcentaje de desempleo, según cifras de Medellín Como Vamos, ganó Petro; mientras que en El Poblado, Laureles-Estadio, Palmitas, La América, Belén y Guayabal, las que tienen menor porcentaje, ganó Hernández.

“Mi voto fue por Petro, por el plan de gobierno que él tiene hacia los jóvenes, por el proyecto de la educación gratuita, ya que mucha gente no puede estudiar por falta de recursos; también porque dice que quiere una vida libre de violencia contra las mujeres, porque los campesinos puedan tener su propia empresa, producir y que no les paguen poco, por la igualdad social ya que hay gente que tiene muchas cosas y otras que no tienen nada”, comenta Edgar, un joven de 25 años.

Juan Sepulveda, habitante de Medellín de 55 años, decidió votar por el candidato de la izquierda porque cree que el problema del país se basa en que las mismas familias tienen el control y eso hace que las demás personas no prosperen.

Realmente ninguno me llamó la atención, pero no había otra opción que votar por Rodolfo, porque Petro demostró que fue muy mal alcalde en Bogotá y su hoja de vida es bastante sucia.

“Voté por Petro porque con las experiencias que hay de los gobiernos de derecha no hay alternativa. Desde 1990 y la apertura económica que se dio con Gaviria, no había posibilidades para la gente de pie. Voté por Petro porque me representa y a un gran número de personas que no tienen nada, que no tienen trabajo, que no tienen estudios, que no tienen posibilidades de desarrollo en un país tan rico como Colombia. Dicen que hay que apoyar la industria colombiana, pero la empresa colombiana en manos de estos ricos se ha convertido en una mafia”, afirma. 

No todas las personas se sentían completamente identificadas con Petro o Hernández, como Mayerly, de 37 años. “Realmente ninguno de los dos candidatos me llamó la atención, pero no había otra opción que votar por Rodolfo, porque realmente Petro demostró que fue muy mal alcalde cuando lo hizo en Bogotá y su hoja de vida es bastante sucia. Entonces definitivamente no debió haber quedado él como presidente de Colombia, pero pues así somos los colombianos, siempre votamos por el peorcito”, critica Mayerly. 

En vez de ver el panorama electoral que quedó en Medellín como una debilidad, el Pacto Histórico lo toma como una estrategia que le apunta a seguir con el plan de seducir a la ciudad. Un reflejo de esto es la decisión de realizar el encuentro de los congresistas elegidos del Pacto en el centro de eventos Plaza Mayor, al cual llegó un grupo de manifestantes uribistas a protestar. Entre ellos Emilio Arboleda, quien en 2019 bajó la bandera de la población LGBTIQ+ del cerro Nutibara y la cortó con una navaja.

¿Qué esperan de Petro como presidente?

Es la primera vez que Colombia elige un gobierno de izquierda. Es apenas normal que muchos sientan incertidumbre por las reformas que el presidente electo plantea en temas económicos, políticos y sociales. Además existe mucha expectativa generada por el fenómeno político de la vicepresidenta electa Francia Márquez, con su discurso de la equidad de género y la representación de las minorías. 

“Del presidente electo Gustavo Petro, espero que nos maneje bien el país. Creo que es también un hombre inteligente. Tenía cosas que me gustaban, pero sinceramente me daba miedo votar por él, porque no quiero ver a mi país en una tragedia como el país vecino de Venezuela”, dice Víctor Monsalve, de 33 años. 

Pero a pesar del triunfo del Pacto Histórico con sus más de 11 millones de votos, Petro se enfrenta al desafío habitual: la polarización política, el inconformismo social y el miedo de  las personas a ‘que esto se vuelva como Venezuela’. 

“Gustavo Petro debe pasar de un discurso de campaña, a la configuración de gobierno. Es pasar de un lenguaje que tenía cierto nivel de impunidad de todas las partes, a otro donde tanto los derrotados como los que ganaron las elecciones, terminaron llamando a la unidad, al diálogo, a la concentración. Unos porque saben que gobernar bajo esos niveles de polarización va a ser muy difícil y otros porque se vieron en la obligación de reconocer el triunfo”, expresa Juan Carlos. 

Como parte de esa estrategia para tranquilizar a la ciudadanía, el presidente electo ha hecho varios nombramientos, entre ellos Álvaro Leyva como ministro de Relaciones Exteriores, José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda, Susana Muhamad como ministra de Ambiente, Patricia Ariza dirigirá el Ministerio de Cultura, Alejandro Gaviria, excandidato presidencial, ahora será el ministro de Educación, y Carolina Corcho será ministra de Salud. 

Del nuevo presidente, solo espero que acabe pronto y eso si entrega el poder en cuatro años.. porque de su plan de gobierno, poco o nada me gusta

También comunicó en estos días que Leonor Zalabata Torres, Patricia Tobón y Giovanni Yule, tres líderes indígenas, integrarán su gabinete, ocupando cargos diplomáticos en el campo de víctimas y restitución de tierras. 

Sin embargo, hay quienes tienen pocas esperanzas en el nuevo gobierno y solo esperan que el país no termine peor. “Del nuevo presidente, solo espero que acabe pronto y eso si entrega el poder en cuatro años.. porque de su plan de gobierno, poco o nada me gusta”, dijo un joven que pidió no revelar su identidad. 

No solo las personas y la ciudadanía del común están a la expectativa de qué pasará con el nuevo presidente. Personajes reconocidos como Sergio Fajardo, Juanita Goebertus y Luis Carlos Vélez, explicaron que harán veeduría frente al gobierno entrante; por su parte, Marelen Castillo se proclamó en oposición.

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Compartir en LinkedIn Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email

Ciudad Morada

@Ciudad_Morada

https://morada.co

Vigilar el poder, habitar Medellín y mapear el placer. Miembro de la Beca 070 para cubrir las elecciones


Ciudad Morada

@Ciudad_Morada

https://morada.co

Vigilar el poder, habitar Medellín y mapear el placer. Miembro de la Beca 070 para cubrir las elecciones


  • Ojalá lo lean
    (1)
  • Maravilloso
    (0)
  • KK
    (0)
  • Revelador
    (1)
  • Ni fú ni fá
    (0)
  • Merece MEME
    (1)

Relacionados

#ElNiusléterDe070 📬