Francia Márquez: la voz de 780 mil nadies

Los más de 783.000 votos que Francia Márquez obtuvo en la consulta del Pacto Histórico, y que la ubicaron como la tercera precandidata más votada, son un hito en la historia política de Colombia. Su proyecto antipatriarcal, antirracista y anticapitalista se nutre de la resistencia de base y tiene un poder transformador en el juego político.

por

Lina Vargas Fonseca


14.03.2022

Ilustración: Ana Sophia Ocampo. Modificada: Stefanía López

Francia Márquez Mina, la lideresa comunitaria y defensora de derechos humanos que nació en el consejo comunitario de La Toma, un territorio en el municipio caucano de Suárez rico en agua y oro. 

La chica que a los doce años se unió a sus tías, abuelos y vecinas para frenar el proyecto de ampliación de la represa La Salvajina que pretendía desviar el río Ovejas. 

La misma que, ya adulta, se opuso a la minería legal e ilegal incluso bajo amenazas paramilitares. 

La que en 2014 caminó hasta Bogotá con un grupo de mujeres para exigirle al gobierno que retirara las retroexcavadoras de su tierra. 

La mujer que, cansada de que los clanes políticos usurparan las curules de la circunscripción afro, se lanzó a la Cámara de Representantes en 2018 y recibió ese año el premio Goldman por su defensa del medioambiente. 

Ella es hoy la tercera precandidata más votada a en las consultas para Presidencia de Colombia.

“Quiero romper con el privilegio que se obtiene en nombre de la muerte”: Francia Márquez

Después de su participación en la primera Convención Nacional Feminista, la lideresa reafirmó su aspiración presidencial. En esta entrevista habla de su estrategia electoral y de la oposición que deberá enfrentar.

Click acá para ver

Con más de 783.000 votos en la consulta del Pacto Histórico, Francia Márquez, a quien desde el anuncio de su candidatura la criticaron por no tener experiencia política, triunfó por encima de figuras usuales como Sergio Fajardo y maquinarias aceitadas como Álex Char y David Barguil. Una mujer negra, activista y feminista del suroccidente de Colombia que entró pisando fuerte al juego político de hombres blancos que, por años, han gobernado al país con intereses desconectados de las regiones y de las comunidades más vulnerables.  

En la tarima, junto a Petro, saludó a las y los nadie de Colombia, “esos que nos acompañaron desde las montañas, llanuras y barrios”.

La mañana del domingo 13 de marzo Francia votó en Suárez y publicó un video en Twitter en el que dijo: “Me hubiera podido ir a Bogotá a inscribir mi cédula, pero decidí votar desde este lugar, la casa que me vio nacer. (…) Faltan unas horas para cambiar el rumbo de este país, para poner la vida en el centro, para lograr la paz, la justicia social, para erradicar el racismo estructural y el patriarcado que nos hace daño”. En la tarde viajó a Bogotá, estuvo un par de horas en la sede del Polo Democrático Alternativo. Y después fue a la concentración del Pacto Histórico. En la tarima, junto a Petro, saludó a las y los nadie de Colombia, “esos que nos acompañaron desde las montañas, llanuras y barrios”. 

https://twitter.com/FranciaMarquezM/status/1503065806682443783

En la sede del Polo, Ariel Palacios, excandidato a la Cámara de Representantes por la circunscripción afro e integrante del movimiento Soy porque Somos al que también pertenece Márquez, dijo a Cerosetenta: “Hoy se comprobó que Francia Márquez es una mujer que está renovando la política colombiana y, sobre todo, que es un fenómeno político que apenas está iniciando un camino. Es fresca, no tiene maquinarias, hizo una campaña con pocos recursos y con un equipo casi sin estructura. Su votación es un anuncio fundamental y fuerte. Francia ganó hoy”.

¿Vice o no vice?

En la noche del domingo —al margen de la victoria de Petro—, distintos titulares celebraron el triunfo de Francia Márquez y la discusión viró hacia lo que sigue para ella y para su proyecto político: la opción de ser vicepresidenta en un eventual gobierno de Petro tomó fuerza, pero también la de liderar un ministerio en el que tenga mayor campo de acción. El lunes, en una rueda de prensa, Márquez dijo que su afán no era por un cargo, sino por cambiar el país, que su lucha no empezaba ni terminaba en el Pacto Histórico y que, antes que nada, era necesario esperar a la primera vuelta presidencial. Ni ella ni Petro han hecho un pronunciamiento oficial sobre posibles puestos. 

La ingeniera Maury Eliana Valencia, especialista en Políticas Públicas, Estado y Desarrollo, se unió a la campaña de Márquez a la Cámara de Representantes en 2018 y la ha acompañado en su candidatura a la Presidencia. Para Valencia, lo que viene después del 13 de marzo es consolidar el movimiento Soy porque Somos como un partido político. Y es que, a pesar de los resultados de Francia Márquez en la consulta, los tres candidatos de su movimiento a la circunscripción afro de la Cámara se quemaron con 24 mil votos. Su movimiento tampoco logró inscribir candidatos al Senado en la lista cerrada del Pacto Histórico que, a pesar de lo que representa ella, la dejaron por fuera de los primeros 20 lugares. 

Respecto a lo que ocurra entre Francia Márquez y el Pacto Histórico señala: “No sabemos qué va a pasar, pero esperamos que no se profundicen las disputas de ego y poder. Nosotros estamos dispuestos y esperamos que las otras fuerzas lo estén para pensar en el bien superior y común, sin el ‘todo vale’. En eso entra la polémica con el Partido Liberal y César Gaviria. Podemos aliarnos con personas y movimientos que piensan en la transformación de Colombia, pero no creemos que una alianza con César Gaviria sea la solución”. 

“No creo que con la personalidad arrolladora de Petro a él le interese compartir visibilidad con Francia. También Francia tiene un carácter muy fuerte” — Yannia Garzón
 

Yannia Sofía Garzón, economista, activista del Proceso de Comunidades Negras (PCN) y amiga de Francia Márquez, agrega: “Sé que muchas personas esperan que acepte la vicepresidencia, pero el modo y la práctica de las agendas que Petro y ella tienen en común son distintos. El tema es qué es hoy esa figura de la vicepresidencia. Además, no creo que con la personalidad arrolladora de Petro a él le interese compartir visibilidad con Francia. También Francia tiene un carácter muy fuerte”. Garzón opina que la decisión no le compete solo a Francia, sino que debe tomarse en colectivo, como se ha hecho hasta ahora en Soy porque Somos, un estilo que, añade, no suele ser el de Petro. 

Las fuentes consultadas por Cerosetenta comparten una opinión: sin importar el cargo que Francia Márquez pueda ocupar, con los resultados del 13 de marzo su figura y proyecto no solo se instalan en la política nacional, sino que tienen el potencial de transformarla y de volverse “un símbolo fundamental que además apoyaría que ese país que ella propone sea más realizable”, en palabras de Juana Afanador, socióloga y militante de Polo Mujeres. 

De la periferia a la presidencia

Yannia Garzón recuerda que la decisión de la candidatura fue espontánea. En esos días venían escuchando, una tras otra, las noticias del asesinato a líderes y lideresas sociales. De repente Francia tuiteó algo sobre lanzarse a la Presidencia. “Veníamos de semanas seguidas de hablar solo de muerte, lo leímos y nos sentimos contentas. Nos dimos cuenta de que hacía tiempo no estábamos tan contentas con algo”. 

Alí Bantú Ashanti, excandidato a la Cámara de Representantes por Soy porque Somos, comenta algo similar: “Toda esa desesperanza llevó a que Francia Márquez dijera un día cualquiera que aspiraba a la Presidencia. Estamos cansados de lo mismo: el Estado no llega a nuestros territorios, la muerte camina como un fantasma visitando miles de hogares, y creemos que la respuesta va a llegar desde el territorio, desde la periferia”. 

“Cuando empezamos nos convocó el sentido de lo común. La toma de decisiones es colectiva: consultamos todo, ella a nosotros y nosotros a ella” — Maury Valencia

Francia Márquez fue candidata independiente; luego entró al Pacto Histórico y en diciembre del año pasado anunció su precandidatura por el Polo Democrático Alternativo, después de tener problemas para recoger las firmas. Así lo recuerda Juana Afanador: “Francia se acercó a algunas de nosotras y desde el Polo Mujeres nos pronunciamos ante el ejecutivo nacional del partido para que la avaláramos como candidata. No fue fácil porque la mayoría del ejecutivo nacional son hombres y convence tú a un montón de hombres de apoyar a Francia. Finalmente se tomó la decisión, pero no todo el mundo estuvo de acuerdo. Hay compañeros que le hacen campaña a Petro”.

“¿Quién se apunta?”, preguntó Francia Márquez al pequeño grupo de campaña en el que estaba Maury Eliana Valencia. En días de pandemia conformaron un comité para recolectar firmas y crear el movimiento Soy porque Somos. Después instauraron nodos temáticos: mujeres, jóvenes, población LGBTIQ+. “Cuando empezamos nos convocó el sentido de lo común. La toma de decisiones es colectiva: consultamos todo, ella a nosotros y nosotros a ella”, cuenta Valencia.

Para ‘vivir sabroso’

La gobernanza colectiva es el centro del proyecto político de Francia Márquez y es también la manera en la que vive el consejo comunitario de La Toma. “Allá o colaboras o te mueres; o colaboras o no se termina de recoger la cosecha”, dice Yannia Sofía Garzón. “La cooperación exige que te pongas al ritmo de otros y otras, a veces del río o del tiempo en el que crecen el plátano y la piña. Ella tiene esas relaciones incorporadas y las transfiere a la política”. 

Según explica Axel Rojas, sociólogo y profesor del Departamento de Antropología de la Universidad del Cauca, esa forma de vida colectiva “es la conciencia de cohabitar incluso con seres no humanos. Es entender que las acciones de uno están entrelazadas con las de otros y nos permiten vivir o morir”. Los temas que convocan la discusión en la comunidad y que hacen parte también del discurso político de Francia Márquez —la minería extractivista, por ejemplo— tienen una acepción doble: son problemas puntuales del territorio y, a la vez, asuntos de urgencia mundial. 

“Francia es una mujer negra y es una mujer universal que está conversando de manera intrépida sobre los grandes debates de la política”, dice Rojas para quien la tradición política en Colombia suele creer que las decisiones nacionales se toman desde Bogotá y que los candidatos que viven en otros lugares solo se ocupan de sus regiones. Pero Francia le habla al país, continúa Rojas, a la gente empobrecida, a las víctimas del conflicto armado, a las mujeres y a aquellos que han soportado proyectos extractivistas que deterioran su tierra. 

Ellos y ellas son los convocados por Francia Márquez. Y esos a los que llama las y los nadie se han encontrado en las calles del país durante las movilizaciones sociales de los últimos años. “La política tradicional se quedó conduciendo a gente que ya no quiere ser conducida”, dice Yannia Sofía Garzón.

“Francia Márquez encarna la convergencia de los que la sociedad dominante ha convertido en los nadie. Ella habla en nombre de los nadie como una especie de reivindicación positiva de quienes han sido estigmatizados. La alineación contraria está encarnada por hombres blancos o mestizos, de clases adineradas: las figuras políticas colombianas tradicionales que hablan desde allí”, dice la doctora en antropología, cofundadora y profesora de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional Mara Viveros quien, además, es una de las y los intelectuales que firmaron una carta de apoyo a la precandidatura de Francia Márquez. 

Para la profesora Viveros, Francia rompe con la manera convencional de interpretar el poder —una manera unidimensional que no tiene en cuenta asuntos de género o raza— pero también con la forma de hacer política. Esa novedad pasa por el lenguaje: Márquez habla, por ejemplo, de la ética del cuidado, una noción que hace parte de lo que las comunidades afrodescendientes llaman el ‘vivir sabroso’ y que cuestiona lógicas asociadas a lo individual, a lo patriarcal y al neoliberalismo: “El cuidado ha estado presente desde siempre en las comunidades afrodescendientes y ha sido también su forma de sobrevivir a la explotación y a la colonización”. 

En repetidas ocasiones Francia Márquez ha dicho: “El feminismo será antirracista o no será”. Mara Viveros subraya que en las últimas décadas el feminismo se ha ampliado más allá del género, de la sexualidad y de los “asuntos de mujeres” gracias a las luchas de mujeres empobrecidas, “racizadas” y de sectores populares que han reivindicado otros temas como la soberanía alimentaria. En ese panorama, asegura Viveros, el feminismo de Francia Márquez está unido a una crítica del racismo estructural y eso es innovador. 

“Ella habla como una mujer negra y desde esa posición plantea un proyecto para toda la sociedad. Eso me parece muy potente” — Mara Viveros

“En Colombia todavía no se reconoce el racismo fundante de esta sociedad. Siempre hemos pensado que el problema es que aquí hay gente un poco racista que discrimina y que pueden mejorar a través de la educación. Pero casi nunca abordamos el tema del racismo sistémico de frente”. El feminismo negro se entiende como un “proyecto para toda la sociedad, pero formulado desde las mujeres negras” y eso es exactamente lo que hace Francia Márquez: “ella habla como una mujer negra y desde esa posición, pero plantea un proyecto para toda la sociedad. Eso me parece muy potente”. 

Francia Márquez plantea un horizonte posible de lucha y transformación social y lo hace sin apelar al miedo, al odio o a la venganza. “Qué maravilla oírla hablar del amor en la política y que no suene como una cosa cursi”, dice Mara Viveros. 

Y en ese sentido su amiga, Yannia Sofía Garzón, apunta: “Yo creo que esta campaña fue por amor, no en un sentido romántico y privado, sino en las muchas dimensiones públicas de pensar en otras y otros. Francia está en esa intersección donde debería haber miedo, dolor, resentimiento, ira. Y ella dice: sí, todo eso está, pero yo no soy eso”.

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Compartir en LinkedIn Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
  • Ojalá lo lean
    (17)
  • Maravilloso
    (10)
  • KK
    (1)
  • Revelador
    (4)
  • Ni fú ni fá
    (0)
  • Merece MEME
    (1)

Relacionados

#ElNiusléterDe070 📬