Nada justifica un golpe

Ver los videos de Eileen Moreno es doloroso, hace que me duele la cara, la nariz, el ojo izquierdo y el corazón.

3609

Silvia Juliana Suárez

19.09.2018

En el 2017 en Colombia más de 40 mil mujeres fueron víctimas de violencia de pareja. De esta forma de violencia las mujeres son las víctimas en el 83 % de los casos. O tal vez deberíamos decirlo así: la inmensa mayoría de las personas que violentan a su pareja son hombres. La actriz colombiana Eileen Moreno fue golpeada por su entonces novio, y también actor, Alejandro García. Todo sucedió en julio y Eileen lo denunció públicamente la semana pasada. Entonces empezó una guerra de versiones que los medios —algunos de ellos en sus secciones de ‘entretenimiento’— han amplificado como si se tratara de una telenovela. Luego de las denuncias, Alejandro García decidió publicar videos del día en que la hizo caer al piso, la tiró dentro de un ascensor y le dio puños y en la cara. En los videos Eileen insulta a García. Ella, dijo García como una manera de defensa, “no es una perita en dulce”. Eileen tuvo que salir a la prensa a contar lo que había sucedido. #NiUnaMás, dijeron algunos. #EileenMiente, dijo García.

La lucha de una mujer que decide denunciar una agresión es doble. Con cada denuncia que sale a la luz las mujeres debemos salir a dar las mismas explicaciones absurdas: no nos violan por el largo de la falda, los celos violentos no son tolerables y no importa si tengo clave en el celular, si fuimos víctimas de violencia psicológica no nos quedamos ahí por bobas. Porque para muchos aún seguimos siendo las culpables de nuestras tragedias. En el patriarcado no hay manera de ganar.

"Parece absurdo tener que decirlo, pero acá va: no existe ninguna justificación para que Alejandro García agarrara a puños a Eileen Moreno. Ninguna."

Es tan evidente que los hombres tienen el poder de cambiar las narrativas. Alejandro García ha decidido usar el hashtag #NiUnoMás, en un intento de apropiarse del hashtag #NiUnaMás impulsado por el movimiento feminista. Ha dado declaraciones en medios de comunicación en las que asegura que Eileen no representa a las mujeres golpeadas, ya que “está mal de la cabeza”. Es mezquino.

En el caso de Eileen Moreno no sólo las imágenes de los moretones ha generado dolor: ha sido tremendo ver cómo la opinión pública en redes intenta justificar la agresión de Alejandro García porque Eileen lo insulta en medio de una pelea. La expresión más ramplona son quienes culpan a Eileen, los que dicen que “se hizo pegar”, que llevó a Alejandro García al límite. Luego hay un grupo de personas que, directamente, dicen que Eileen se auto lesionó para “vengarse” de Alejandro García. Y hay con un discurso menos violento pero no por eso menos peligroso que aseguran que el asunto es gris: que en realidad hubo agresión por parte de los dos y que no se puede ver un solo lado de la moneda.

Pero es que, aun si hubo violencia verbal de lado y lado, sólo uno decidió romperle la cara a otro. No importa qué tan “grosera” o no fue Eileen. Nadie merece terminar desfigurado por un hijueputazo. Decir que ella “no es una perita en dulce” es afirmar explícitamente que merece que la golpeen. Decir que “algo debía tener en ese celular que no lo quería mostrar” es justificar la invasión a la privacidad de uno sobre el otro y, una vez más, que merece que la golpeen.

Parece absurdo tener que decirlo, pero acá va: no existe ninguna justificación para que Alejandro García agarrara a puños a Eileen Moreno. Ninguna.

En este caso hay dos conclusiones, una más obvia que la otra: un puño en la cara es más fuerte que las palabras, y además, las mujeres somos víctimas de un sistema patriarcal que hace que los hombres se sientan dueños de nuestros cuerpos y hasta de nuestros propios discursos.

La realidad es que este debate se debería terminar cuando alguien acaba con la cara sangrando y varias cirugías de reconstrucción. Repito, es inaceptable y doloroso ver cómo alguien es capaz de explicar las razones de García como algo natural en una discusión, y además demuestra nuestra incapacidad para resolver conflictos sin violencia.

La única respuesta, de parte de todos los actores que han opinado en este tema debería ser apoyar a Eileen Moreno y al hashtag #NiUnaMás para no entorpecer la visibilización de los casos.

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    2
  • Ojalá lo lean
    5
  • Para grabárselo
    2
  • AMO
    14
  • Uy, qué jevi
    3
  • Que la fuerza nos acompañe
    5
  • KK
    2

Relacionados