Seis preguntas ahora que se embolató el fiscal ad hoc de Odebrecht

Se cayó la terna. Al presidente le tocará volver a elegir nuevos nombres mientras el país se va de vacaciones por lo que, en definitiva, es probable que no haya fiscal ad hoc hasta el próximo año. Estas son las preguntas que quedan.

1643

cerosetenta

06.12.2018

[N. de la E.: Esta historia se actualizó tras la decisión de la Corte Suprema de devolver la terna para fiscal ad hoc]

Hoy renunció la magistrada Margarita Cabello Blanco a la terna que presentó Iván Duque para elegir fiscal ad hoc para investigar el caso de Odebrecht. Y con esa decisión, se cayó toda la terna. Así, al presidente le tocará volver a elegir nuevos nombres mientras el país se va de vacaciones por lo que, en definitiva, es muy probable que no haya fiscal ad hoc hasta el próximo año. Así, las investigaciones de Odebrecht, el caso de corrupción más grande de la historia reciente de Colombia y del continente, seguirá sin ser investigado.

Mientras tanto, estas son las preguntas que quedan.

¿Era viable la terna de Duque?

Desde ayer se había rumorado la posibilidad de que los magistrados de la Corte Suprema —que tienen que evaluar la terna para fiscal ad hoc— la rechazaran porque dos de los tres ternados podían estar impedidos. Algo que negó el presidente Iván Duque ayer cuando aseguró que “dado que no existe ninguna reglamentación, no existe ninguna inhabilidad para el ejercicio de ese cargo porque, además, no es remunerado”.

Los nombres que fueron postulados por el gobierno eran los de Cabello Blanco, actual magistrada de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia,  Clara María González, secretaria jurídica de la Casa de Nariño, y Leonardo Espinosa, decano de la facultad de derecho de la Universidad Sergio Arboleda.

Sin embargo, los impedimentos parece que sí existían. Margarita Cabello Blanco, por ejemplo, es magistrada de la Corte Suprema y como esa Corte es quien elegirá de la terna, varios de los magistrados se habrían declarado impedidos para no caer en el ‘yo te elijo, tú me eliges’. Ante esa posibilidad, la magistrada prefirió renunciar.

Los otros que quedan tampoco se salvan de cuestionamientos. Por un lado, Clara María González, es la secretaria jurídica de Duque en Palacio y por lo tanto, una persona muy cercana al presidente que ha sido mencionado dentro del escándalo de Odebrecht porque fue con Óscar Iván Zuluaga a la reunión en Brasil con Duda Mendonca, quien aparentemente formó parte del apoyo por debajo de la mesa de la empresa a esa campaña.

Y Espinosa ha sido criticado porque no tiene conocimientos específicos del derecho penal.  

Como la terna terminó siendo de dos, se volvió inviable. Por eso la devolvió porque hasta ahora, la Corte siempre ha sido muy cuidadosa al nombrar fiscales ad hoc. En estos casos actúa de juez y, por lo tanto, elegir un mal fiscal tendría repercusiones en la eficacia de su propio juicio.

¿Y ahora qué pasará con la terna?

El presidente Duque tendrá que volver a presentar la terna. Eso, sobre todo, va a apretar los tiempos: la otra semana empieza el período de vacaciones de la justicia. Además, hoy es la última reunión que está agendada para este año de la sala plena. Por eso, si hoy la Corte Suprema rechaza la terna podría haber fiscal ad hoc hasta el otro año. El problema es que esa decisión limitaría aún más la capacidad de acción fiscal ad hoc que cada vez tendría menos tiempo para investigar los procesos que le tocarían en el escándalo de Odebrecht.

¿Todavía necesitamos un fiscal ad hoc?

Sí. La Constitución dice que todos los colombianos tienen derecho a un juicio y una investigación imparcial. En teoría, el investigador natural es la Fiscalía, hoy en cabeza de Néstor Humberto Martínez. Sin embargo, él se declaró impedido en los tres casos que mencionamos antes y por eso lo reemplazó la vicefiscal María Paulina Riveros, que también se declaró impedida. Por eso, por la Constitución, el Estado debe elegir a un investigador para que los investigados tengan derecho a un proceso legal imparcial.

Aunque no hay ninguna ley que defina cómo se debe elegir ese investigador, el Estado tiene que nombrar a alguien sí o sí porque si no podría incurrir en una grave responsabilidad por denegación al acceso a la justicia y por la negación del juez natural de las personas que están siendo investigadas en ese delito, que tienen derecho a que se investigue con prontitud de manera eficiente rápida y con todas las garantías.

Cuando finalmente tengamos un fiscal ad hoc, ¿será independiente de la Fiscalía General de la nación?

Es complicado por la estructura interna de la Fiscalía. Todos los fiscales son delegados del Fiscal General. No es que haya fiscales autónomos que toman decisiones. Aunque la Fiscalía ad hoc sería paralela a la Fiscalía, sería, en palabras de un experto penalista que pidió la reserva de su nombre, “como llegar a mandar en casa ajena”.

¿Qué tantos dientes tendría este fiscal ad hoc?

En teoría, un fiscal ad hoc tiene el mismo poder que el Fiscal General de la Nación pero para conocer los casos para los que fue nombrado. Es, al final, como si fuera el fiscal. En este caso, sin embargo, el problema no es teórico sino práctico.

Hasta ahora no se ha especificado qué recursos tendrá este fiscal ad hoc para conocer los procesos que tendría que investigar por Odebrecht ni se sabe con qué equipo contará.

Además, dado que los ternados que propuso el presidente tienen otros trabajos y no les van a pagar por este cargo, sólo podrán destinar parte de su tiempo a esta investigación. 

Además, quien llegue le tocará empaparse en tiempo récord de todos los procesos. El fiscal ad hoc que sea nombrado tiene que analizar los procesos que tendrá a su cargo y decidir, por ejemplo, si los que ya están cerrados se deben quedar cerrados o se pueden reabrir.

Eso podría dejarlo con muy poco tiempo para investigar porque en teoría, el fiscal ad hoc estará en el cargo mientras también está en el cargo el Fiscal General y a Néstor Humberto Martínez se le acaba su período en 2020.  

¿Si nombran fiscal ad hoc, Néstor Humberto Martínez queda libre de cuestionamientos frente a la investigación de Odebrecht?

No. Por ahora, y según dijo la Corte Suprema la semana pasada, el fiscal ad hoc que podrían elegir esta tarde solo tendrá competencia en los procesos de Odebrecht en los que el Fiscal Néstor Humberto Martínez se declaró impedido. Son sobre todo dos: el que hay en contra de las ex ministras Gina Parody y Cecilia Álvarez que no se declararon impedidas para aprobar una adición a un contrato de Odebrecht y que ya fue archivado; el del soborno de 6.5 millones de dólares que recibió en 2009 el ya condenado ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales.

Sin embargo, los cuestionamientos frente al papel del Fiscal Néstor Humberto Martínez en el caso Odebrecht no vienen de esos casos particulares sino en general de toda la investigación. Esto porque luego de que se revelaran los audios que dejó el exauditor del contrato de la Ruta del Sol II, Jorge Enrique Pizano, se supo que muy probablemente el fiscal Néstor Humberto Martínez sabía de la corrupción de Odebrecht antes de que fuera fiscal y no lo denunció.

Ahora, la Fiscalía tiene la investigación por la muerte de Pizano y de su hijo Alejandro. Además, el Fiscal está siendo cuestionado en el caso del ex director de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Luis Fernando Andrade, a quien Martínez señaló de estar detrás de un complot en su contra, por lo que Andrade ha denunciado varias veces que no tiene garantías.

A eso se suman otros 15 procesos de investigación por la corrupción de Odebrecht en Colombia que siguen en manos de la Fiscalía.

Por eso, varias voces expertas como las de Rodrigo Uprimny de la ONG Dejusticia y el ex Ministro de Justicia Yesid Reyes, han dicho que lo que tiene que hacer Martínez es renunciar a la Fiscalía porque lo que está en juego es la legitimidad de ese ente investigador.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    3
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    2
  • KK
    4

Relacionados