¡Oh, santa Beyoncé!

¡Santa Beyoncé, diosa mortal, en tu reino musical buscamos salvación!
Reina madre de Blue Ivy, Kanye no estuvo en los Grammy para defender tu honor,
pero tú de él no necesitaste, pues Adele la mitad de su premio te dio.

por

María Elvira Espinosa Marinovich

Es pintora, dibujante y futura historiadora del arte de la Universidad de los Andes. Su obsesión por la imagen la ha llevado siempre a lo escrito, por eso en 2011 comenzó el blog Le Fashion Tragédie, convirtiendo las contradicciones entre el arte y la moda en terreno fértil para la reflexión cultural y la creación artística. Ha publicado sus escritos en la Revista Exclama, Bacánika, Escena Indie, Zoom y Mall Pocket.


15.02.2017

 

 

santabeyoncémeme
 
¡Santa Beyoncé, diosa mortal, en tu reino musical buscamos salvación!
Reina madre de Blue Ivy, Kanye no estuvo en los Grammy para defender tu honor,
pero tú de él no necesitaste, pues Adele la mitad de su premio te dio. 
 
¡Ave, Beyoncé!, que tu grandeza y esplendor nunca se vean opacados por tus intentos de humildad,
que tus dorados discursos nos inspiren aunque tú misma no los hayas escrito,
y que eternamente otros artistas hagan bellezas y proezas que tú siempre puedas imitar.
 
¡Oh, Beyoncé!, preciosa y magna, Venus contemporánea, ¡tan virginal y sensual!
Que tu equipo de ángeles productores te rodee eternamente para que nadie te vuelva a superar.
 
Aunque de apropiación cultural nunca nadie te ha acusado, de Padaung birmana tú te has disfrazado,
 ¿Oshún, la diosa yoruba, Virgen medieval, o Shiva hindú?  
Nadie lo hace tan bien como tú.
 
Adorada B, que la última cena que representaste en los Grammy
alimente nuestra millennialidad forever. 
Y el alimento lírico que tú nos ofreces en iTunes y YouTube, 
haga que Rihanna nunca te deje de envidiar.
 
Madre nuestra que estás en los cielos del espectáculo,
¡santificados sean tus gemelos! 
Hágase siempre tu voluntad, no sea que te salga la Naomi, 
y por su ineficiencia, a alguna de tus asistentes tengas que matar
 
Yoncé, Yoncé, hasta al cachón de Jay-Z hemos perdonado pues tú absolviste sus pecados,
y aunque nosotros todavía no sabemos quién fue la Becky que tu matrimonio sacudió, 
esperamos que haya sido Solagne quien su merecido le dio. 
Queen B, danos siempre de tu limonada celestial,
cúbrenos con tu manto de encajes y fortalécenos con tu bate.
 
Amén. 

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Compartir en LinkedIn Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email

María Elvira Espinosa Marinovich

Es pintora, dibujante y futura historiadora del arte de la Universidad de los Andes. Su obsesión por la imagen la ha llevado siempre a lo escrito, por eso en 2011 comenzó el blog Le Fashion Tragédie, convirtiendo las contradicciones entre el arte y la moda en terreno fértil para la reflexión cultural y la creación artística. Ha publicado sus escritos en la Revista Exclama, Bacánika, Escena Indie, Zoom y Mall Pocket.


BIO

María Elvira Espinosa Marinovich

Es pintora, dibujante y futura historiadora del arte de la Universidad de los Andes. Su obsesión por la imagen la ha llevado siempre a lo escrito, por eso en 2011 comenzó el blog Le Fashion Tragédie, convirtiendo las contradicciones entre el arte y la moda en terreno fértil para la reflexión cultural y la creación artística. Ha publicado sus escritos en la Revista Exclama, Bacánika, Escena Indie, Zoom y Mall Pocket.


  • Ojalá lo lean
    (0)
  • Maravilloso
    (0)
  • KK
    (2)
  • Revelador
    (0)
  • Ni fú ni fá
    (0)
  • Merece MEME
    (0)

Relacionados

#ElNiusléterDe070 📬