• Lienzos del (pos)conflicto

    Un reportero recolectó fotos de grafitis en los alrededores de dos Zonas veredales de las FARC en Putumayo y Norte de Santander. Diario de un viaje a través de los lienzos de la guerra.

  • Viajar de Cúcuta hacia el Catatumbo me recordó mi infancia. Después del río Zulia, la Policía de Tránsito se mueve en tanquetas; los que van en moto llevan fusiles, cascos y chalecos antibalas.
  • Por las carreteras y en los pueblos, los puestos de policía están cubiertos de trincheras, ningún militar descuida nunca su espalda y las viviendas están marcadas: ‘EPL’, ‘ELN’. Rayones impersonales de aerosol negro que parecen acabados de pintar por la misma persona.
  • Viajé al Catatumbo y a Puerto Asís (Putumayo) con el proyecto ‘Un mundo sin hambre’, de Cerosetenta y FESCOL. Este proyecto priodístico investiga la seguridad alimentaria en el área de influencia de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, donde se encuentran reunidos los guerrilleros de las FARC tras la firma del Acuerdo de Paz con el Gobierno.
  • Este viaje me recordó la vereda donde crecí. Poco antes o poco después —estaba muy pequeño, igual— del final del Proceso de Paz del Caguán, muchas casas de la Cuncia, una vereda de Villavicencio, amanecieron rayadas.
  • ‘Autodefensas Unidas de Colombia’. ‘Bloque Centauros’. ‘Fuera sapos de las FARC’. Los recuerdos de infancia me dicen que en los muros del jardín de mi casa escribieron ‘ELN’, pero eso no parece tener sentido. Probablemente escribieron ‘AUC’.
  • Ese grafiti es una marca de guerra, un meado de perro. Un ‘aquí mando yo’ de los grupos armados.
  • El sol y lluvia del Piedimonte Llanero fueron borrando las letras, pero durante años nadie —ninguno de nosotros— se atrevió a tocarlas.
  • Sólo volvimos a pintar nuestras viviendas cuando la humedad reemplazó el aerosol y fue evidente que no corríamos peligro.
  • Pasaron casi 15 años para volver a ver paredes así.
  • En Puerto Asís, Putumayo, los únicos grafitis que se encuentran son de los frentes 32 y 48 de las FARC. Cada vez más desteñidos, son una metáfora del apaciguamiento del conflicto en esa región.
  • Por el contrario, en las montañas entre Tibú y El Tarra, pasacalles de Año Nuevo muestran que el Catatumbo vive un momento distinto.
  • Incluso hay caminos con avisos que alertan sobre zonas minadas. El conflicto está vivo y hay una fuerte presencia de grupos armados ilegales.
  • Durante mis viajes traté de detenerme para fotografiar esos símbolos de este momento crucial y ambiguo de Colombia. Algunas veces no me atreví a bajarme de la moto, así que hay fotos mal encuadradas o lejanas.
  • Esta también es una serie incompleta: en el mismo Catatumbo decidí no fotografiar viviendas completamente rayadas por el EPL por temor a mi seguridad.
  • Además, no he estado en el Urabá o el norte del Chocó, donde las paredes dicen “AGC”, por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, quizás la pieza más compleja y menos mediática de este rompecabezas.
3339

Gabriel Corredor

15.08.2017

"Ese grafiti es una marca de guerra, un meado de perro. Un ‘aquí mando yo’ de los grupos armados"

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    3
  • Mmmm
    2
  • Ojalá lo lean
    3
  • Para grabárselo
    2
  • Qué viaje
    1
  • Uy, qué jevi
    6
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0
  • http://www.agendasamaria.org Agenda Samaria

    La fotografía tiene la palabra

Relacionados