Las dudas que se resolvieron (y las que no) del atentado en General Santander

Luego de la información que dieron a conocer el Ministro de Defensa, la cúpula de las Fuerzas Armadas, la Fiscalía y el Alto Comisionado para la Paz, muchas dudas se resolvieron. Aunque persisten otras, quizá igual de claves.

2157

cerosetenta

18.01.2019

El viernes publicamos una nota contando cuáles eran las tres preguntas claves sobre el atentado de ayer en la Escuela General Santander en Bogotá. Luego de la información que dieron a conocer el Ministro de Defensa, la cúpula de las Fuerzas Armadas, la Fiscalía y el Alto Comisionado para la Paz, y la decisión del presidente Iván Duque de levantar definitivamente la mesa de diálogos con el ELN, muchas de esas dudas se resolvieron. Aunque persisten otras, quizá igual de claves. Estas son:

Lo que se sabe (y lo que no) del autor intelectual

Según el Gobierno, el responsable del atentado es el ELN. El Ministro de Defensa, Guillermo Botero, aseguró que José Aldemar Rojas Rodríguez (quien conducía el carro bomba y murió en el lugar, por lo que algunos especularon que se trató de un ataque suicida) era miembro del Frente Domingo Laín Saénz. Era explosivista y conocido con el alias de ‘Mocho’ o ‘Kiko’, y estaba relacionado con el Frente de Guerra Oriental de esa guerrilla.

Las pistas apuntaban a eso, como le dijo a Cerosetenta Kyle Johnson, analista senior del International Crisis Group: por el blanco, el estilo del atentado y porque el último registro del carro se dio en Arauca, donde opera el Frente de Guerra Oriental al mando de ‘Pablito’, uno de los comandantes de esa guerrilla que más se ha opuesto al proceso de paz con el Gobierno.

Por eso, el Fiscal General Néstor Humberto Martínez anunció que imputará cargos por línea de mando a todos los miembros del Comando Central, Coce, del ELN.

Para Juan Camilo Restrepo, ex jefe negociador de la mesa de diálogos con el ELN durante el gobierno de Juan Manuel Santos, la gravedad de este atentado es la gota que rebosó la copa: “Es una torpeza más de la cadena de torpezas del ELN, es una bofetada a los esfuerzos del Gobierno por tener unos diálogos de Paz. El Gobierno pedía un cambio para bien, pero este atentado es un cambio para mal que pone una lápida sobre los diálogos de Paz”.

La duda que persiste es si el ELN va a reconocer su responsabilidad en este atentado como suele hacerlo. Hasta ahora, ninguna cuenta oficial del ELN ha emitido comunicados y esta tarde se supo que Twitter congeló las cuentas de ese grupo.

“Aceptar la responsabilidad sería casi que una declaración de guerra y la confirmación definitiva de que no hay posibilidad de retomar los diálogos de paz”, dice el experto en seguridad Sergio Guzmán, director de la consultora de riesgos políticos Colombia Risk Analysis. Además, agrega, su reconocimiento “adquiriría tintes que se salen de lo doméstico” por la relación que existe entre el ELN y Venezuela, donde se esconden varios comandantes de esa guerrilla. Las decisiones que se tomen sobre cómo enfrentar al ELN podrían ser mucho más delicadas, dado el contexto de confrontación que hay entre ambos países.

Lo que se sabe (y lo que no) de cómo va a actuar Duque

Como contamos, a pesar de la tragedia que significa la pérdida de vidas y los heridos que causó este atentado, este hecho puede ser una oportunidad para que el presidente Iván Duque muestre liderazgo. Y de paso, pueda subir su imagen en las encuestas. Con la alocución del jueves en la noche y la rueda de prensa la mañana del viernes quedaron varias certezas.

Por un lado, se distanció –por ahora– del discurso de mano dura de su partido (empezando por el expresidente Álvaro Uribe). “El discurso de Duque fue mesurado, haciendo un llamado a la unidad, pero se mostró fuerte, como dejando claro que no se va a dejar mangonear. No mencionó ni al expresidente Santos ni a la paz (como sí hicieron varios miembros de su partido) pero dijo que habrá consecuencias”, dice Guzmán.

"El Gobierno está pensando su reacción, su próximo paso, analizando todas las variables para decidir cómo van a responder"

Además, al no asistir a la rueda de prensa, Duque le dejó los anuncios de los grandes hallazgos de la investigación a otros: a la cúpula de las Fuerzas Armadas, al Fiscal General y a miembros de su gabinete. Así, según Guzmán, mostró un respaldo a las instituciones del Estado a las que les ordenó desde ayer dar con los responsables del atentado. 

La duda entonces es cómo responderá su partido, sobre todo quienes representan al ala más radical, y sobre todo su padrino, el expresidente Uribe: ¿respaldarán la posición del Presidente o lo atacarán por débil?

A eso se suma la decisión del Presidente de romper definitivamente los diálogos de paz con el ELN y activar las órdenes de captura como anunció en la noche del viernes. “Basta ya, señores del Eln. Basta ya de muertos, basta ya de secuestros y de atentados contra el medio ambiente. Colombia les dice: basta”, dijo. 

La pregunta ahora es cómo atacará el Gobierno a esta guerrilla, sobre todo teniendo en cuenta el factor Venezuela.

“Frente al ELN, el presidente Duque tiene dos opciones: actuar como cirujano (atacando una facción específica del ELN)  o como un ingeniero que rompe vías y empieza de cero (es decir, ataca a la guerrilla en su conjunto). Por ahora parece inclinado a actuar como cirujano, aunque hay que esperar a que muestre el plan de retaliación. Lo grave es la relación del ELN con Venezuela”, dice Guzmán. “El Gobierno está pensando su reacción, su próximo paso, analizando todas las variables para decidir cómo van a responder”.

Lo que se sabe (y lo que no) de cómo va a actuar el Fiscal

Como habíamos adelantado, el Fiscal General Nestor Humberto Martínez aprovechó este lamentable atentado para mostrar resultados rápidos: “En menos de 22 horas dimos con los autores materiales e intelectuales del atentado”, dijo. Eso, en últimas, le da oxígeno y le permite cambiar el tema frente a los cuestionamientos que hay en su contra por su participación en el escándalo de Odebrecht. Sin embargo, desde ayer quedó claro que sigue habiendo mucho escepticismo frente sus acciones y que la confianza en la Fiscalía que él dirige sigue de capa caída.

Hoy lo reconoció el mismo Martínez en la rueda de prensa: “Desafortunadamente hay muchas especulaciones. A muchos ciudadanos les pareció altamente sospechoso que identificamos tan rápido al autor del hecho”, dijo, mientras explicó en detalle cómo se condujo la investigación.

"La aceleración de los resultados de esta investigación contrasta con la tardanza que les tomó esclarecer los autores del atentado del Andino"

Esas sospechas se mantuvieron en redes sociales luego de que se anunciara que el autor material se conocía en las filas del ELN con el alias de ‘Mocho’. De hecho, circuló en varios grupos de Whatsapp y redes sociales una nota de El Heraldo en el que se anunciaba que en 2016 el Ejército dio de baja a un alias ‘Mocho’ del ELN. El periódico le salió al paso a las dudas y explicó que se trata de otro alias ‘Mocho’.

“En efecto es así”, dice la nueva publicación de El Heraldo. “Alias el Mocho o Franklin, el máximo cabecilla del Frente Resistencia Cimarrón de dicha guerrilla, fue abatido durante una operación militar en el Chocó, y no se trata del mismo hombre que este jueves entró a bordo de un carrobomba a la escuela policial, provocando la muerte a 21 personas. Cabe resaltar que Rojas Rodríguez era conocido con ese alias porque perdió la mano derecha, mientras que el abatido en 2016 era llamado de la misma forma, debido a que le hacía falta uno de los brazos”.

A la Fiscalía también le juega en contra los resultados de las investigaciones por los atentados con explosivos en Bogotá en el 2015 y 2017 y la bomba que estalló en el baño del Centro Comercial Andino, que fueron atribuídos al Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP). En ese momento, la Fiscalía capturó a 10 personas. Sin embargo, en agosto del año pasado, un juez los dejó en libertad. Luego, en septiembre, otro juez revocó esa decisión y los volvieron a capturar. Y, en noviembre, un juez absolvió a uno de los detenidos, Mateo Gutiérrez, acusado de haber hecho parte del MRP. Aunque la Fiscalía apeló el fallo, los familiares y amigos de Gutiérrez lo usaron para decir que lo usaron como chivo expiatorio de un falso positivo judicial, como contó El Espectador.

“La aceleración de los resultados de esta investigación contrasta con la tardanza que les tomó esclarecer los autores del atentado del Andino”, dice Juan Camilo Restrepo. “La Fiscalía tiene la oportunidad, al igual que el Gobierno, de mostrarle a la ciudadanía que velan por su seguridad y que su eficacia y transparencia no debe ser visto como una sorpresa sino como lo que se debe esperar de nuestros entes de seguridad”.

La pregunta es si a pesar de todo esto, la Fiscalía podrá ganarse la confianza de los ciudadanos mostrando resultados y de paso, mejorar su imagen.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    2
  • Que la fuerza nos acompañe
    5
  • KK
    3

Relacionados