Día #41

“En los últimos años ha remitido mucho el interés por los ar­tistas del hambre…”

Varios

04.05.2020

 

“En los últimos años ha remitido mucho el interés por los ar­tistas del hambre […] El empresario había fija­do en cuarenta días el límite máximo de ayuno; pasado ese plazo nunca lo dejaba ayunar, ni siquiera en las grandes ciu­dades, y tenía ·sus razones. La experiencia enseñaba que du­rante unos cuarenta días se podía espolear cada vez más el interés de una ciudad incrementando gradualmente la publi­cidad, pero que luego el público fallaba y podía comprobar­se una sensible disminución de la afluencia; por supuesto que había pequeñas diferencias a este respecto según las ciudades y los países, pero como regla se fijaba un período má­ximo de cuarenta días. Y al cuadragésimo día s·e abría la puerta de la jaula…”

Un artista del hambre, Franz Kafka

Lea el cuento completo en > https://archive.org/details/un-artista-del-hambre-franz-kafka

41A.

Lectura impresa de Un artista del hambre

 

Ver  + en https://www.instagram.com/se_hacen_publicaciones/

41B.

 

Kafka, (2007), David Zane Mairowitz y Robert Crumb

Libro completo en >https://archive.org/details/kafkarobertcrumb

41C.

Un artista del hambre: Anorexia Nerviosa

Un artista del hambre es un cuento corto escrito por el alemán Franz Kafka en 1922 y publicado por la editorial Die Schmiede. El cuento narra la historia de un artista que se dedica al ayuno prolongado. El protagonista vive encerrado en una jaula de feria, demostrando su asombrosa habilidad para no comer por largos periodos de tiempo. A lo largo de la historia, el espectáculo deja de ser una atracción principal. El artista es olvidado por el público hasta el dia que muere.

Personalmente, me sentí cercana a la vida del artista. Hace menos de un año me diagnosticaron Anorexia Nerviosa y Trastorno Depresivo Grave. Ambos llevaban muchos años de manera silenciosa. Gracias a varias hospitalizaciones y meses de terapia intensiva he avanzado en mi recuperación. Por lo tanto vi en el artista un reflejo de lo que yo solía ser.

En el cuento encontré varias coincidencias entre la historia del artista y mi enfermedad. Ambos sentimos, pensamos y actuamos de forma similar. Al inicio de la historia el artista admite que ayunar es fácil para él, ciertamente es así. Llega un momento donde el cuerpo comienza a adaptarse a la falta de comida, ya no hay sensación de hambre y resulta más fácil evitar comer. Yo me sentía orgullosa de mi misma, especial, invencible. Me llegué a sentir superior a los demás, porque ellos no lograban pasar tantas horas sin comer como yo lo hacía. Adicionalmente, el artista no está satisfecho con ayunar únicamente 40 días. Igualmente, para mi nunca era suficiente. Cuando comencé solo queria bajar unos kilos, a pesar de que estaba en un peso saludable. Logre bajarlos, pero no era suficiente, cada vez quería que el número en la pesa fuera menos, nunca logre estar satisfecha, al igual que el artista. El origen de la anorexia no es únicamente querer lucir una mejor figura, también lo es la búsqueda de atención. Inicialmente, el espectáculo del artista atraia la atencion del publico, era aplaudido y aceptado por ellos, así mismo fue para mi. Quería la atención y la aceptación de mi familia, amigos y compañeros. Al comienzo, todos tenían algo bueno que decir sobre mi nueva apariencia, “Que bien te ves”, “Quiero tu cuerpo”, “¿Como hiciste para estar tan delgada?”, “Pareces modelo”. Me sentía aceptada y querida por todos, hasta que las consecuencias fueron avanzando. Como resultado me dejó de llegar la menstruación, tenia frio constantemente, me desmayaba, mi presión arterial siempre estaba baja, mi piel se torno grisácea, mis ojeras aumentaron, se me caían mechones de pelo y la ropa ya no me quedaba. Lo único que me decían es que estaba mal, que me veía enferma, que comiera algo. A pesar de todo, para mi no era suficiente, cada vez quería pesar menos. No estaba dispuesta a parar, hasta que tuvieron que hospitalizarme por el mal estado en que me encontraba.

En definitiva la anorexia nerviosa y cualquier tipo de Trastorno de la Conducta Alimentaria son enfermedades que poco a poco se llevan la salud y la vida. Franz Kafka demuestra el peligro que conlleva ser un “artista del hambre”.

 ―Una estudiante de arte

41D.

Un artista del hambre en el Museo Efímero del Olvido

Un artista del hambre (2016) / Instalación, performance, texto / Museo Efímero del Olvido, Salón Regional de Artistas, Escuela de Arte, Universidad Nacional, Bogotá.

 

 

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    3
  • Uy, qué jevi
    3
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados