‘Destapando la olla': la otra cara del operativo del Bronx

Un año después de la intervención del Bronx se destapó otra “olla”. El Cpat y Parces ONG lanzaron el informe que cuestiona la forma como la Alcaldía de Enrique Peñalosa hizo el desalojo en la zona.

1383

Angie Bautista

01.06.2017

El jueves 25 de mayo, cuando se cumplió un año del desalojo del Bronx, el Centro de Pensamiento y Acción para la Transición (CPAT) y Parces ONG lanzaron ‘Destapando la olla': informe sombra sobre la intervención del Bronx, que evalúa la forma como la administración del alcalde Enrique Peñalosa desalojó la zona conocida por ser el mayor expendio de drogas en Bogotá. Durante el lanzamiento, que tuvo lugar en la Universidad de los Andes, se discutieron temas relacionados con el informe, la política de la Alcaldía frente a los habitantes de calle y la renovación urbana del Bronx.

Camila Zuluaga, periodista de la W Radio, moderó el panel compuesto por Amy Ritterbusch, Ph.D. en Relaciones Internacionales de la Florida International University; Óscar, ex habitante del Bronx; David Villanueva, experto en derechos humanos; Raquel Peyraube, especialista en uso problemático de drogas y William Pantoja, ex habitante del Bronx.

Los autores de ‘Destapando la olla’ reconocen que era necesario intervenir la zona que, además de drogas, albergaba redes de tráfico de armas y de explotación sexual a menores, pero señalan que este era también el lugar donde socializaban y vivían cientos de habitantes de calle que, según el informe, fueron “violentamente desplazados, maltratados e invisibilizados por la fuerza pública y la institucionalidad”.

"Ya pasó un año y no sabemos dónde están nuestros amiguitos, ¿sí pilla?"

El panel no contó con la participación de ningún representante de la Alcaldía para controvertir la postura del informe sobre la intervención que hizo el Distrito en la calle del Bronx. Sin embargo, Camila Zuluaga se encargó de cuestionar a los panelistas y a los mismos habitantes de calle por los actos delictivos que ocurrían en esta zona ubicada en el centro de Bogotá, a tan solo 800 metros de la Casa de Nariño, la Alcaldía y el Congreso de la República.

“Encontraron casas de pique, como las del Pacífico, ¿Qué saben ustedes de esto?”, preguntó Zuluaga a Óscar y a William. Ambos dijeron no saber y contaron sobre los maltratos durante el desalojo en el que muchos de sus amigos desaparecieron. “Ya pasó un año y no sabemos dónde están nuestros amiguitos, ¿sí pilla?”, respondió William Pantoja a la periodista, luego de levantarse y agradecer al auditorio por permitirle estar allí.

William Pantoja, ex habitante del Bronx, en el panel de discusión sobre el informe ‘Destapando la Olla’

El informe cita un comunicado de la Defensoría del Pueblo emitido en junio de 2016 en el que dice se recibieron, después del operativo del 28 de mayo, “veinticinco denuncias formales de presuntos atropellos contra los derechos humanos en la intervención del Bronx”. Para Raquel Peyraube, quien ha dado asesorías en otros países de América Latina para intervenir zonas como el Bronx, la intervención de la Alcaldía “fue una medida cosmética que vulneró derechos humanos por falta de estudio, sensibilidad, conciencia y ética”.

Durante el panel también se discutió el cambio en la política de atención a ciudadanos habitantes de calle con la llegada de la nueva administración. Según el informe, el modelo de la actual administración está basado en lo que dijo Enrique Peñalosa cuando fue citado en el Congreso tras la intervención del Bronx: “no hay que hacerle la vida fácil al habitante de calle, en la calle”.

Por ese motivo, la actual administración archivó la estrategia de Centros de Consumo Supervisado que pretendía abrir la Alcaldía de Gustavo Petro para atender a los habitantes de calle que consumen drogas. Según el Distrito, no había un respaldo científico suficiente para decir que esta política ayudaba a la superación del consumo. Para los autores del informe, priorizar la abstinencia es imponer una forma y modelo de vida que no ayuda a la rehabilitación de los habitantes de calle que consumen drogas.

DESDE LOS ANDES

Bogotá Visible es un proyecto sobre la actualidad urbana de Bogotá creado en la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de los Andes.

Click aca para ver

Hoy, un año después de la intervención, la atención se ha desviado a  ‘la nueva cara del Bronx’, la primera fase del proyecto de renovación urbana que contempla la construcción de un colegio, la nueva sede de la alcaldía local de los Mártires, una zona residencial, locales comerciales y, a largo plazo, una de las estaciones del metro. Según anunció el alcalde Enrique Peñalosa, en el sector se invertirán unos $130.000 millones de pesos.

Para los panelistas y autores del informe, los procesos de transformación urbana deben ser concertados con las comunidades afectadas y respetar las libertades democráticas y las garantías individuales. “No se puede buscar el bien, haciendo mal”, dijo Raquel Peyraube en una de sus intervenciones.

‘Destapando la olla’ hace un balance sobre las condiciones y los resultados de la intervención del Bronx y señala que se violaron derechos humanos fundamentales de esta población. Crítica los actos de violencia por parte del Estado y de otros ciudadanos civiles, indica que hubo desplazamiento forzado, negación del derecho a la salud y cuestiona la situación de emergencia humanitaria que desató el desalojo, específicamente cuando los habitantes de calle migraron al caño de la Calle Sexta que se inundó y arrastró a decenas de ellos.

Lea el informe completo haciendo clic acá.

*Esta nota fue publicada previamente en Bogotá Visible.

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Mmmm
    3
  • Ojalá lo lean
    2
  • Para grabárselo
    0
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    2
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    1

Relacionados