¡Apague la luz!

La WWF propone que el 29 de marzo hagamos un acto que hoy, en la segunda década del nuevo milenio, parece un acto de heroísmo: apagar la luz.

462

Cerosetenta

14.03.2014

Dicen que cuando se cierra una ventana, otra se abre. La World Wilde Fund de Colombia (WWF) propone que este 29 de marzo a las 8.30pm, y durante una hora, los colombianos hagamos algo parecido: apagar las luces en las ciudades para encender el Amazonas. Así como suena. Vivir una hora sin luz, internet, televisión y computadores, puede darle un merecido respiro al pulmón del mundo.

La propuesta hace parte de la iniciativa Hora del Planeta, que ha enfocado sus esfuerzos hacia el en el Amazonas, un territorio que, en palabras de Mary Lou Higgins, directora de la WWF, “pertenece a la humanidad y está altamente amenazado”.

Una hora sin luz, sin saber qué pasa en Yo me llamo, sin revisar de manera compulsiva del feed de twitter y sin gastar demasiada energía en un quiz de Buzzfeed para saber qué personaje de Greys Anatomy se parece más a uno. “¿Qué es una hora?”, se pregunta Higgins, “Una hora no es nada pero puede ser mucho si se puede movilizar a la ciudadanía. La Hora del Planeta tiene ese sentido: con ese acto simbólico podamos hacer más.”

Pero no es la única forma de ayudar. La WWF, una de las ONGs más grande en el mundo dedicada a la protección de los recursos naturales, tiene varios proyectos para conservar el Amazonas. Proyectos como construir una barrera para proteger el río Putumayo de espeses invasoras y de los impactos de la ganadería. Para esto la WWF está recibiendo donaciones de empresas y de ciudadanos que quieran, y puedan, ayudar con dinero.

Pero si su bolsillo no le da para hacer una donación, aún queda la opción de este 29 de marzo hacer un acto que ya en la segunda década del siglo XXI parece un gran sacrificio: apagar las luces de su casa. Una hora sin chatear sobre nada en Facebook, sin ver cosas que no va a comprar en Amazon, sin cargar el celular del que vive pegado. Una simple hora en la que podría desempolvar los juegos de mesa que están guardados en algún closet de su casa, leer un libro con una vela o prender la chimenea. Una hora en la que de golpe no solo puede ayudar el Amazonas, sino además repensar esa relación tan extraña que hemos trabado con la tecnología. Tal vez sea una hora para descubrir que la vida no se acaba cuando el interruptor está en off.

Para conocer más de la iniciativa La Hora del Planeta, visite la página oficial de la WWF.

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Mmmm
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados