The Wolfpack

Seis hermanos que permanecieron 14 años aislados del mundo exterior y su único contacto con la sociedad fueron las películas, hoy protagonizan su propia historia: The Wolfpack el documental dirigido por Crystal Moselle y ganador del Grand Jury Price en Sundance Film Festival 2015. En el marco del primer festival de cine independiente de Bogotá IndieBo, cerosetenta habló con ellos

2049

Ángela Rivera

24.07.2015

Bhagavan, Govinda, Narayana, Mukunda, Krisna –quien ahora responde al nombre de Glenn– y Jagadesh que también cambió su nombre por Eddie, son los hermanos Angulo. Ellos fueron educados por su madre Sussane en casa. Su padre, Oscar Angulo, bajo el argumento de mantenerlos alejados del crimen y la maldad de la sociedad, les prohibió salir a la calle. Solo él tenía la llave de la puerta de entrada y salida de la casa.

Encerrados en un apartamento de 100 metros cuadrados y cuatro habitaciones en Delancey Street, Lower East Side de Manhattan los seis hermanos encontraron una manera de conocer el mundo: las películas. Mukunda, el cuarto de los hermanos cuenta que han visto por lo menos 10.000. Entre 2006 y 2007 decidieron empezar a imitaban meticulosamente cada producción cinematográfica que veían: diseñaban y confeccionaban el vestuario con elementos muy sencillos como cajas de cereal, papel, retazos de tela, pintura, etc. Aprendían cada diálogo con detalle: palabras exactas, expresiones corporales y gestuales e incluso el acento de cada personaje. Pull Fiction, Dark Night Rises, El padrino, Batman Begins, Halloween, El Señor de los anillos, entre muchas más, son algunas de las películas que estudiaban y luego imitaban con exactitud.

En 2010 un sábado por la mañana, Mukunda, decidió romper las reglas impuestas por su padre y salir del apartamento. “Cuando crucé la puerta de salida del edificio mi corazón latió muy fuerte”. Ese día, su padre no estaba en casa, entonces  pensó: “es ahora o nunca”, recuerda Mukunda en entrevista con ABC News en su programa “20/20”. A partir de ese momento la puerta al mundo exterior se abrió para los seis hermanos, que en ese momento, el más joven tenía once años y el mayor 18.

"En un principio Crystal planeaba hacer un documental donde aparecieran los seis hermanos intentado hacer su propia película, pero esa idea cambió completamente cuando Crystal se acercó más a la realidad de la familia Angulo y encontró que existía una historia mucho más grande e interesante detrás"

Por su lado, Crystal Moselle, directora del documental The Wolfpack, ganador del Grand Jury Price en Sundance Film Festival 2015, que está siendo proyectado por primera vez para Latinoamérica en el marco del festival de cine independiente de Bogotá IndieBo 2015, contó con suerte. Caminando por la Primera Avenida en Manhattan vio pasar un joven delgado con el pelo hasta la cintura vestido de negro. Luego vio pasar otro con las mismas características y luego otro y otro. Moselle corrió hacia ellos guiada por su curiosidad.

– ¿De dónde son?, preguntó Crystal.

“Somos de Delancey Street”, respondió uno de los hermanos.

Después de unos minutos de conversación,  Govinda, mellizo de Narayana y tercero en nacer,  preguntó:  ¿En qué trabajas?

– Hago películas, respondió Crystal.

En ese momento, los seis hermanos se sorprendieron y expresaron su deseo incontrolable de involucrarse en el mundo del cine.

Desde ahí unidos por una pasión en común: las películas, los hermanos Angulo y Crystal Moselle entablaron una relación de amistad.

En un principio Crystal planeaba hacer un documental donde aparecieran los seis hermanos intentado hacer su propia película. Pero esa idea cambió completamente cuando Moselle se acercó más a la realidad de la familia Angulo y encontró que existía una historia mucho más grande e interesante detrás. Así nació The Wolfpack, el documental ganador del Grand Jury Price en Sundance Film Festival 2015.

 

 

Crystal Moselle

Usted grabó por cuatro años y medio a la familia Angulo, ¿en ese tiempo pudo ver un cambio de comportamiento en los chicos y en la familia en general? 

Crystal Moselle: Absolutamente. Los chicos empezaron a tener más confianza y a socializar con el mundo, hacían que pasaran cosas en su vida. Cuando los conocí por primera vez, no tenía experiencia alguna sobre el mundo exterior y en esa medida ellos, en ocasiones, se mostraban incómodos, pero a mediada que pasó el tiempo se abrieron más.

¿Le preguntaban sobre el mundo?

CM: Ellos me preguntaban sobre películas, sobre la vida. Por ejemplo: cómo conseguir un trabajo, me preguntaban sobre diferentes frutas, dónde comprar un teléfono, pequeñas cosas que para mí eran complicadas de responder.

Existen diferentes formas de contar historias; a través de la escritura, la fotografía, las películas, entre otras, ¿por qué escogió hacer un documental? 

CM: Desde joven siempre me gustó grabar cosas que me inspiraran; capturar la vida. Esa es mi forma de expresarme.

¿Usted quiso expresar su punto de vista en el documental o simplemente mostró la historia como tal?

CM: Yo buscaba que la historia se revelara por sí sola. Quería mostrar una pintura muy honesta de esta familia y no introducir juicios de valor. Entonces el proceso fue: capturar, capturar y capturar; además de observar. Luego agrupábamos secuencias y mirábamos si funcionaban o no. Fuimos muy afortunados de tener un magnifico editor – Enat Sidi -, quien nos ayudo a crear la historia, buscar las emociones y sacar adelante estos personajes.

Además del conocimiento técnico y académico necesario para hacer documentales ¿Qué otros elementos son necesarios para lograr un buen trabajo? 

CM: Estar muy atento, tener en cuenta la narrativa, el tono. Por otro lado, yo no soy periodista, soy una artista. Creo que la característica de un documental es que puedes contar una historia con una narrativa tradicional, sin tener que narrar cada detalle de la vida de estas personas.

070 RECOMIENDA

Un reportaje de ABC News "20/20" sobre los hermanos Angulo

Click aca para ver

The Wolfpack

¿Cuando decidieron empezar a reproducir las películas que veían?

Mukunda: todo empezó en la adolescencia cuando dejamos de ser niños y pasamos a ser jóvenes adultos. Alrededor de 2006 o 2007, dos de mis hermanos menores Glenn y Eddie estaban representado El Señor de los anillos y pensamos que todos podíamos participar en esa película porque era muy grande. Al final terminamos haciendo la trilogía completa. Ahí decidimos seguir haciendo más películas pues era muy divertido recrear todo ese mundo. Y así, entre más películas hacíamos más detalles agregábamos. Empezamos a incluir accesorios, detallábamos el vestuarios, la música y mientras actuábamos, ambientábamos con la música de la película en el fondo.

Ustedes admiran a Robert De Niro, ¿qué admiran de él?

Govinda: Crecimos con sus películas. Una de mis películas favoritas es Taxi Driver porque nos mostraba cómo era Nueva York y esa era nuestra ventana para conocer la ciudad. De Niro es un actor extraordinario.

Narayana, en la premier dijiste que las películas son ventanas hacia el mundo y que nos enseña muchas cosas, ¿qué te han enseñado? 

Narayana: Las películas te dan un centro moral. Nos enseñan de qué son capaces los seres humanos, te presenta preguntas sobre la vida en general como por qué la gente cree en cosas específicas. Nos da una mirada profunda de la naturaleza humana y la naturaleza de la vida. Si miras el mundo a través de las películas puedes ver de manera diferente;  creo que se pueda obtener a través de la religión o cualquier otro medio.

Las películas inspiran y generan este sentimiento de poder hacer cualquier cosa que nos proponemos, ¿Ustedes tienen límites? o ¿gracias a las películas creen poder hacer todo lo que se proponen?

Narayana: Definitivamente las películas te impulsan a luchar por lo que quieres.

Govinda: Sí, siempre insistir para obtener lo que quieres. Cuando las películas son tu ventana hacia la vida, la vida te genera emoción. Aunque ella no sea como en las películas pues no está editada ni libreteada, las cosas son para vivirlas en el momento y eso es emocionante.

¿Cómo era su rutina diaria cuando niños?

Mukunda: Cambiaba diariamente. Siempre teníamos una rutina para el colegio desde las 8:00 a.m luego almorzábamos  y luego estudiábamos hasta las 3:00 p .m. Después teníamos tiempo para jugar y luego nos íbamos a dormir. Entonces entre el tiempo que teníamos para jugar y la hora de dormir podíamos hacer cosas diferente cada día. Siempre cambiaba, algunas veces nos quedábamos despiertos hasta tarde.

¿Cuando era el momento para las películas?

Creo que el momento para las películas era todo el tiempo; ya fuera actuando, hablando sobre ellas o viéndolas. El cine siempre estuvo en todos los rincones  de la casa. Mientras comíamos muchas veces recitábamos los libretos de las películas.

De todas las películas que han visto, ¿cuál representa mejor sus sensaciones cuando estaban dentro del apartamento sin poder salir? 

 

Govinda: Taxi Driver

 

 

Narayana: The tree of life

 

 

Mukunda: Dark knight rises

 

 

Si les pido que elijan una película que muestre cómo se sienten ahora, ¿cuál sería?

Govinda: Lost in translation

 

 

Narayana: Adaptation

 

 

Eddie: Rock and Roll high school

 

 

Mukunda: what just happend?

Mukunda: En toda la película el protagonista esta tratando de hacer una película y se ve envuelto en todo el tema de promover la película, tener premiers, caminar sobre alfombras rojas, fotos, prensa; pero a la vez el protagonista está pasando por un momento difícil. Es toda la emoción y todas las alfombras rojas y las luces.

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Mmmm
    0
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    1
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados