Storycorps: cada historia importa y cada voz cuenta

Más de 60 mil entrevistas y más de 100 mil personas han hecho parte de Storycorps. Un proyecto de podcast que busca contar historias cotidianas y preservar la memoria oral de los Estados Unidos.

596

Maria José Plata

14.07.2017

Se dice que vivimos en el siglo del ruido. Los carros, los pitos, el timbre de los celulares, los televisores y las propagandas bombardean la atmósfera sonora. Paradójicamente, una de las víctimas de la contaminación auditiva es la misma voz humana. ¿Dónde cabe la tradición oral en un mundo donde todo se puede subir a un video de YouTube o resumirse en un tweet? ¿Dónde está la voz humana? En el 2003 Dave Isay fundó Storycorps, un servicio para que los estadounidenses pudiesen acercarse a un micrófono y contar sus historias. En catorce años ha evolucionado para conformar una gigantesca base de datos con más de quinientas entrevistas en formato podcast guardadas en su página web, un programa los viernes en la mañana en la National Public Radio y un canal de youtube, donde se suben cortos animados para representar algunas de las historias que han llegado a Storycorps. Además, se han recopilado varias transcripciones de entrevista para ser publicadas en libros como es el caso del bestseller neoyorquino Listening is an act of love y los podcast han pasado a hacer parte del archivo nacional estadounidense, como las entrevistas a familiares de víctimas del nueve once que hoy se pueden escuchar en el 9/11 Memorial Museum.

La página de Storycorps presenta este proyecto como un servicio porque, además de grabar, editar y publicar las entrevistas, Storycorps acompaña a los protagonistas de sus historias brindándoles una guía para poder dejar un registro de su voz y sus experiencias. Como es el caso de los podcast que conforman el proyecto “Storycorps Legacy” la cual recopila las grabaciones de personas de cualquier edad que estén próximos a fallecer, muchas veces estos son entrevistados por algún familiar o amigo. Estas personas se acercan al equipo de Storycorps y ellos escuchan su historia, hacen preguntas, y los ayudan a llegar a la última entrevista. Adicionalmente a “Storycorps legacy” el proyecto tiene otras iniciativas. Por ejemplo, “Storycorps justice Project” donde se recopilan las entrevistas a personas que se han visto afectadas por el sistema penitenciario estadounidense, “Storycorps outloud” le da voz a miembros de la comunidad LGBTIQ; “September 11 initiative” es una iniciativa en conjunto con el 9/11 Memorial Museum para hacerle, por lo menos, una entrevista a cada familiar de las víctimas del 9/11. Dos iniciativas para preservar las historias de minorías raciales estadounidenses son “Storycorps Griot” y “Storycorps historias” la primera presenta entrevistas a estadounidenses de raza negra y la segunda las de latinos. Otro proyecto es “Story corps U” un entrenamiento dirigido a jóvenes que aspiran a entrar a la universidad. Este proyecto les ayuda a explorar su identidad y enseñarles a responder de manera efectivas las preguntas que suelen hacerse en las entrevistas de acceso a una institución de educación superior. Todas estas iniciativas se recopilan en “Storycorps archive” la gran base de datos que preserva todas las entrevistas de los demás proyectos.

Foto: @ storycorps.org

El propósito de este servicio es recordar que “cada historia vale y cada voz cuenta” se trata de hacer un registro histórico, no desde los grandes protagonistas, sino de quienes suelen dejarse en el fondo. La clave está en la recuperación de la tradición oral, dejar que alguien hable y permitirles al equipo y oyentes de Storycorps escuchar. Las grabaciones se hacen en puestos como el que se encuentra en la estación central de Nueva York. También está la camioneta de Storycorps, un estudio móvil que recorre todo el país grabando entrevistas. También están los equipos de grabación que se acercan a quienes solicitan servicios como el de “Storycorps legacy” que tiene convenio con varios hospitales del país. Entre el 2016 y el 2017 inició un nuevo proyecto, en conjunto con Upworthy, #whoweare que recopilaba historias para recordarle a los estadounidenses lo mejor de sí mismos, durante una época que el portal definió como “crítica”. La innovación de #whoweare fue habilitar una aplicación para que las personas grabaran sus historias desde sus celulares y las enviaran al portal. Storycorps recibe material de manera constante, por lo que no hay una fecha exacta en la que actualizan los podcasts de su página web. Sin embargo, cada viernes en la mañana la National Public Radio pone al aire nuevas historias.

"Cada historia importa y cada voz cuenta"

El equipo detrás de todos estos proyectos e iniciativas incluye a muchísimos reporteros, administradores y directores. Pero si se trata de dar nombres Storycorps tiene tres personas clave: Dave Isay fundador y presidente, Robin Sparkman jefe ejecutiva y Sharyanne Mcswaine jefe financiera y administrativa. Se podría decir que son el corazón, la cabeza y el bolsillo de Storycorps. Dave Isay fue el pionero de este proyecto, el que materializó esta idea de rescatar la voz humana y darle un lugar en el que pueda ser escuchada. Robin Sparkman se relaciona con el lado periodístico de Storycorps, las técnicas de las entrevistas y el entrenamiento del equipo de reporteros hacen parte de sus responsabilidades. Este proyecto recibe donaciones y fondos tanto de personas particulares como de entidades privadas y nacionales, el manejo de estos recursos está a cargo de Sharyanne Mcswaine. Las donaciones financian desde el mantenimiento de la página web hasta los equipos de grabación.

“Listening is an act of love” escuchar es un acto de amor. No es necesario enviar una donación o hacer parte del equipo de Storycorps para apoyar esta iniciativa. Cada podcast dura menos de diez minutos, la mayoría menos de cinco, pero la empatía que generan se queda en quien escucha por mucho más tiempo. La mayoría son historias conmovedoras, podría decirse que tristes, pero están contadas de tal manera que resultan muy satisfactorias y agradables aunque, en su mayoría, no tengan un final feliz. Precisamente ese es uno de los mayores logros de este servicio: prueba que se puede contar una mala noticia o una historia triste sin generar amargura. Por eso, considero que darle una oportunidad a estas grabaciones es verdaderamente un acto de amor, porque “Cada historia importa y cada voz cuenta”.

 

*María José Plata Flórez, bogotana de veinte años, fue locutora de la radio en linea Gtomedios desde el 2013 hasta el 2016. Comenzó a estudiar Literatura en la Universidad de los Andes en el 2015. El semestre siguiente inició la opción en Periodismo del CEPER. Esta reseña se realizó en el marco de la clase Taller sonoro de la Opción en Medios del Ceper.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Mmmm
    0
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    1
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados