Sobre el bien que no se nota: El café caliente, la esperanza intacta y el amor a tiempo

Nunca había sido tan necesario ponerse en los zapatos de los otros. Ser generoso, benevolente, amplio, hacer algo por alguien sin esperar nada a cambio. ¿Existe ese bien que no se nota? Existe. Ojo Rojo es una fundación sin ánimo de lucro que enseña, promueve y comparte la fotografía documental y el periodismo visual en Colombia y en América Latina. La historia de sus fundadores -fotógrafos en su mayoría extranjeros que se enamoraron de Colombia- y la manera como hacen lo que hacen, muestra dónde está la semilla de esas bondades invisibles que tanto bien le hacen a un mundo raro.

por

Ana Gabriela Torres

Estudiante maestría periodismo (Ceper)


11.01.2023

Editora: Alejandra de Vengoechea

Julio Pulido solía creer que militar en la guerrilla era la única forma legítima de generar un cambio. Sin embargo, hoy es uno del grupo de excombatientes y colegas que dieron vida a Amor a Tiempo, un proyecto que impulsa productos creados por excombatientes, indígenas, campesinos y estudiantes. Y trabajan en OjoRojo.

En junio de 2019 llegó un paquete a la galería Ojorojo. Se trataba de una caja de cartón con cuatro cervezas, un café y un jamón. A Stephen Ferry y a Fabio Cuttica, dos de los cuatro fundadores de esta fábrica visual ubicada en Bogotá, les sorprendió que cada uno de estos productos habían sido fabricados por excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que en el 2016 se habían convertido en firmantes de paz.

Entre todos resaltaba la bolsa de café Maru, una marca fundada por uno de los hijos de Manuel Marulanda Vélez, comandante en jefe y fundador de la organización insurgente. Esta fue la primera vez que los fotógrafos de Ojorojo escucharon sobre Amor a Tiempo y su apuesta por la paz.

Tiempo después, con la llegada de la pandemia, la barra de café de la galería quedó vacía. Cuando Daniela González le dijo a Stephen sobre Amor a Tiempo, él recordó inmediatamente aquella caja llena de esperanza. “Ellos, al igual que nosotros, creen en las oportunidades. Para mí es muy valioso que una persona que antes disparaba un fusil, ahora dispare una cámara. Para ellos era lo mismo, pero con el café”, cuenta Ferry.

Según la Agencia de Reintegración, de los más de 51,000 desmovilizados de los diferentes grupos insurgentes de Colombia (FARC, ELN y AUC), sólo 26.000 lograron culminar su proceso de reintegración para finales del 2021. De estos, el 60% logró estabilizarse económicamente por medio de un empleo digno.

Julio es uno de estos casos. La barra de café de Ojorojo se convirtió en el primer punto de atención física de Amor a Tiempo. Allí, Julio llega de martes a viernes a las 9:00 de la mañana para alistar sus productos antes de abrir el local. En la tarde, cambia de turno con Alejandra Lozano, su esposa y otra de las personas que están a la cabeza del proyecto.

Pasar de vender productos en línea a atender un punto físico sin ninguna experiencia en servicio al cliente ha sido uno de los mayores retos que Julio ha enfrentado. Para esto, tuvo que tomar cursos de contabilidad, mercadeo y barismo; sin embargo, Julio resalta que el mayor aprendizaje lo ha obtenido entrando en contacto directo con sus clientes. El prestigio de la galería y la locación provechosa en el barrio La Macarena, donde siempre hay alguien queriéndose tomar un café, han hecho del negocio todo un éxito. “Es más de lo que esperábamos”, dice Julio. Y aunque hace algunos años Julio nunca se habría imaginado que trabajaría detrás de una barra de café, hoy agradece haber dado ese salto de fe, uno de tantos otros que ya había dado en su vida.

¿Cómo fue que creyó en la revolución como forma de cambiar un Estado? Cuando estudiaba percusión en el conservatorio de la Universidad Nacional, Julio se encontró con el movimiento político de las FARC durante un enfrentamiento entre las milicias urbanas y la policía metropolitana. Curioso, Julio se acercó a una de las mujeres encapuchadas que se encontraban allí. “Ella me dijo ‘somos las FARC’ –cuenta Julio– y yo me asusté. Le pregunté ‘¿Ustedes son guerrilleros?’. Ella me respondió ‘no, pero somos las FARC’”.

Desde este momento, Julio se unió a la militancia urbana de las Farc y perteneció al movimiento hasta el plebiscito por los acuerdos de paz en el año 2016. Decepcionados por el triunfo del “No”, muchos compañeros de Julio optaron por volver a la guerra pues, incluso después de que el acuerdo se ratificara en el Congreso, seguían siendo perseguidos y amenazados. “Era volver a la guerra o morir”, cuenta Julio con tristeza. Sin embargo, él, junto con una compañera de militancia y una amiga que apoyaba el proceso de paz, decidieron dar un nuevo respiro a la esperanza por medio del proyecto Amor a Tiempo.

Este es un proyecto que busca, desde sus inicios, encontrar una forma para que productos del campo lleguen a ser conocidos en la ciudad, para así obtener el sustento y la dignidad de vida que sus productores necesitan para sostener una comunidad.

A lo largo de este proceso, el colectivo se disolvió y luego se volvió a integrar con los nuevos miembros que lo conforman hoy en día. Entre ellos está Alejandra Lozano, esposa de Julio (o “compañera”, como él prefiere llamarla) quien se turna con él en la barra de Ojorojo. Tanto Alejandra como Julio destacan que la base del éxito del proyecto ha sido el trabajo en equipo y el trato horizontal entre sus miembros. Para Julio, Alejandra se convertiría tanto en su aliada como en su fuente de motivación; al igual que Martín, su hijo, que ya hace un tiempo atrás le había permitido ver optimismo en un futuro más allá de la insurgencia. 

Esta historia fue producida en la clase de Perfil de la maestría en periodismo del CEPER, Uniandes.

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Compartir en LinkedIn Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email

Ana Gabriela Torres

Estudiante maestría periodismo (Ceper)


Ana Gabriela Torres

Estudiante maestría periodismo (Ceper)


  • Ojalá lo lean
    (0)
  • Maravilloso
    (2)
  • KK
    (0)
  • Revelador
    (0)
  • Ni fú ni fá
    (0)
  • Merece MEME
    (0)

Relacionados

#ElNiusléterDe070 📬