Recordando a Falcao

Una explicación sencilla, superficial y económica de por qué creer en Falcao

600

Harry Ramos

30.03.2016

En el 2012, el Atlético de Madrid ganó la Súper Copa de Europa en una final inolvidable; 3 goles de Falcao contra el imponente Chelsea. En ese momento, el Tigre rugía en la prensa internacional, algunos críticos lo denominaban el mejor 9 del mundo.

Los rumores de su posible fichaje por un grande lo involucraron con equipos de la talla del Real Madrid. En Colombia, los niños querían ser como Falcao y se aclamaban estatuas del tigre de nuestra selección en las calles de Santa Marta. En la venta de camisetas no existía el 10; el número favorito del colombiano era el 9 y era imposible ver televisión nacional sin ver a Falcao en algunos de los comerciales del prime time. En ese momento, cualquier inversionista hubiera apostado con los ojos cerrados por invertir en el futuro de Falcao. Es decir, el Tigre estaba en la cima de su carrera.

Sin embargo, la  gloria no duró para siempre. Para resumir la historia, Falcao 4 años después no marca goles, no es el favorito de la venta de camisetas y vale la mitad de lo que costó en el mercado en su época. El Tigre atraviesa la más grande crisis en su historia futbolística. El presente no es el mejor; con 30 años y un rendimiento muy bajo, Falcao está presionado a tener una temporada gloriosa lo más pronto posible, si desea volver a la senda de proyección que vislumbraba hace 4 años. Es decir, las acciones de Falcao cayeron súbitamente. ¿Pero por qué no apostarle al futuro de Falcao en este momento de crisis?

Les contaré una historia que recuerdo al pensar en Falcao. En 1985 Apple entró al mercado de acciones y con un impulso generado por el apoyo de la empresa IBM se posesionó como una empresa de alta proyección. El valor de sus acciones aumentaron mes a mes al igual que su reconocimiento en el mercado. La manzanita era una empresa de tecnología que vislumbraba un futuro glorioso de la mano de Steve Jobs. Sin embargo llegando la década de los 90, Apple sufrió la  crisis más grande en su historia. Sin Jobs, en 1993 Apple presentó pérdidas millonarias en la bolsa generando que los inversionistas decidieron no invertir en tal compañía. Al igual que Falcao su rendimiento y su falta de innovación (goles) lapidaban el futuro de Apple. Sin embargo, Jobs con un poco de fe y esfuerzo logró lo imposible, el milagro de recuperar una compañía que aparentemente estaba destinada al fracaso. Hoy 20 años después, Apple es una de las empresas más rentables del mundo.

Las cuentas son una locura para el caso de Apple: si un inversionista hubiera dejado sus ahorros, en la empresa fracasada del 93, hoy tendría una fortuna con una rentabilidad del 3000%.

"En mi opinión, la situación del Tigre es semejante a la de Apple en los 90"

Lesiones, falta de goles y un momento difícil en equipos que no les interesa su recuperación le han traído a Falcao problemas de confianza. Sin embargo en mi opinión, al igual que Jobs en los 90 es innegable que el Tigre tiene la pasión por retornar a su mejor versión.

Es clara que esta analogía es utópica y hasta mal hecha, pero sin duda alguna muestra dos casos en que se tiene el mismo ingrediente para el éxito; un hombre apasionado y decidido por lograr sus metas.

Mi conclusión: en este momento de felicidad no nos olvidemos de creer en Falcao. Los inversionistas que creyeron en Jobs en su momento, lo hicieron por fe y hoy ganaron en crecer. Tal vez hora de ser inversionista y creer en que el 9 podría llegar a ser mejor de lo que fue en su pasado.

@harrye29

Esto me produce

  • Qué hueso
    2
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    3
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    1
  • KK
    2

Relacionados