Rabia

Y ojalá esta rabia me de fuerza, para destruirlo todo, para cambiarlo todo, para que todo explote

No es NoЯmal

09.06.2020

Esta entrada al blog de No es Normal hace parte de nuestra convocatoria “Reflexiones de cuarentena”*

Por: Elena Bernal Rey

Rabia por todo. Rabia todo el tiempo. Rabia, la dictadora de mis sentimientos.

Vivo emputada. Ando emputada. Todo me emputa. Incluida la palabra empute. ¿Qué putas?

Me emputa el maldito patriarcado de mierda, que se mete en mis palabras y no me deja putear

Que me dice que “no me ponga brava” que soy una “loca histérica” que por qué no sonrío

¿Cómo no me voy a volver una loca histérica? Si enloquece estar cargada de tanta rabia

Me emputa que cuando puteo estoy ofendiendo a mis hermanas,

Porque las palabras para la rabia están cargadas de misoginia

Me emputa no poder cascarles a todos esos imbéciles, a todos esos machos de mierda,

Porque incluso cuando quiero destruirlo todo, se me exige pacifismo

Porque las mujeres, incluidas las feministas, deben ser pacifistas

Porque si somos violentas somos como los hombres

Y quien quiere eso, si nos quieren mujeres

Si nos quieren calladas,

Si nos quieren sumisas,

Si nos quiere pasivas,

Y pacifistas

¡Pues no!

Me la chupan

Me la chupan todos

Los machos,

Los capitalistas,

Los aliades,

Los machistas

Y ojalá esta rabia me de fuerza, para destruirlo todo, para cambiarlo todo, para que todo explote

Y ojalá aprenda a dirigirla, a cultivarla, a no herir con ella a los que quiero, sino a los que odio

Que la rabia sea siempre mi alimento, para acabar con todo lo que me oprime,

Que la rabia sea siempre mi gasolina, para quemar todo lo que me violenta

Para callar a los que no se callan

 

*Nota de No es NoRmal: 

Abrimos este espacio para escucharnos. Hace unas semanas, lanzamos una convocatoria de libre participación, temática y formato en redes sociales que tiene como propósito crear un espacio seguro y diverso en el que podamos compartir las reflexiones y los sentimientos que ha suscitado la pandemia y el confinamiento en el que nos encontramos. 

Como colectiva feminista, reconocemos que son tiempos difíciles que han hecho visibles tipos de desigualdad, violencia y opresión que estaban presentes desde antes. Consideramos, por tanto, indispensable preguntarnos por nuestra labor comunitaria y por las formas de cuidado y acompañamiento que vienen con esta. Leer y ver los pensamientos y procesos de creación de otrxs nos puede recordar que no estamos solxs. Así, este espacio se plantea como una posibilidad tejer redes mediante la escucha y el cuidado colectivo. 

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    4
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    2

Relacionados