Movimiento púrpura

A veces una obra puede ayudarte a pensar sobre algo que sientes pero que no has podido poner en palabras. Esta es la primera entrega de #ReflexionesDeCuarentena, un espacio de No es NoRmal.

No es NoЯmal

19.04.2020

Esta entrada al blog de No es Normal hace parte de nuestra convocatoria “Reflexiones de cuarentena”*

Por: Valeria Quintana, abogada y estudiante de arte de la Universidad de los Andes

A veces una obra puede ayudarte a pensar sobre algo que sientes pero que no has podido poner en palabras. Estamos en un momento donde las redes de solidaridad son claves para sobrevivir. Estas redes incluyen labores de cuidado históricamente asociadas a las funciones reproductivas de las mujeres; cuidado de niñes, adultes mayores, personas con discapacidad, tareas del hogar, entre otras. Así, las políticas públicas que han evidenciado ser exitosas durante esta crisis, tienen en común el poner como prioridad el cuidado tanto individual como colectivo, con frecuencia siendo las mujeres sus principales promotoras. Por esto debemos continuar hablando de género y de las enseñanzas que nos ha dejado su conceptualización.

Un avance positivo podría empezar con la visibilización de los costos diferenciados por género que ya trae, y traerá esta crisis y la consolidación de estrategias para redistribuirlos de tal manera que las mujeres sean menos desproporcionalmente afectadas. Por ejemplo, se puede hablar de la feminización de los trabajos precarios, la eliminación de los ingresos de las trabajadoras informales, la falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, y el incremento de la violencia domestica y sexual en el marco de las medidas de aislamiento preventivo.

Ahora bien, en este contexto el tener un movimiento de mujeres diverso puede ser clave para pensarse el papel de la interseccionalidad en la agenda feminista tanto en el marco de esta crisis, como posteriormente. Todas tenemos la oportunidad de señalar las limitaciones que experimentamos para abordar el género desde un dialogo democrático y plural. Se trata de una problemática que sigue latente.

 

*Nota de No es NoRmal: 

Abrimos este espacio para escucharnos. Hace unas semanas, lanzamos una convocatoria de libre participación, temática y formato en redes sociales que tiene como propósito crear un espacio seguro y diverso en el que podamos compartir las reflexiones y los sentimientos que ha suscitado la pandemia y el confinamiento en el que nos encontramos. 

Como colectiva feminista, reconocemos que son tiempos difíciles que han hecho visibles tipos de desigualdad, violencia y opresión que estaban presentes desde antes. Consideramos, por tanto, indispensable preguntarnos por nuestra labor comunitaria y por las formas de cuidado y acompañamiento que vienen con esta. Leer y ver los pensamientos y procesos de creación de otrxs nos puede recordar que no estamos solxs. Así, este espacio se plantea como una posibilidad tejer redes mediante la escucha y el cuidado colectivo. 

Recibiremos aportes al correo derechoygenero@uniandes.edu.co hasta que se acabe la cuarentena.

Esperamos sus reflexiones.

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    7
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados