Ministra, los maestros no ganan dos millones

Un video de youtube le enredó aún más la vida a Gina Parody. María Isabel Acevedo, su protagonista, nos contó por qué hizo el video y qué pasó cuando se reunió con la ministra de educación.

86674

Laura Galindo M.

04.05.2015

–¡Uy, hola! ¡La super profesora que nos hizo el video! ¡Gracias por ese video!–, cuenta María Isabel Acevedo que le dijo la Ministra Gina Parody al entrar.

Se reunieron el viernes 24 de abril, luego de que Maisa, como le dicen quienes la conocen, publicara en Youtube un video dirigido a Parody en el que le preguntaba si creía justo que los docentes con maestría como ella se ganaran $1.600.000.

 

 

María Isabel tiene 30 años, es madre soltera de Mariana, una niña de 13 con discapacidad motora, y vive en el campo: “No en la Calera, ni en el pueblo, ni cerca al pueblo. Es por los lados de las areneras. Subiendo una montaña, al lado de un toro”, dice. Es Ingeniera de sonido de la Pontificia Universidad Javeriana, tiene una maestría en educación de la misma universidad y es docente del distrito desde el año 2007. Es también, la responsable del video “Ministra Gina Parody yo no me gano 2 millones de pesos” que ya supera las 100 mil visitas en Youtube.

 

El video

–Yo lo grabé porque estaba muy decepcionada de todo, lo hice de una sola toma y lo monté en Facebook. Dije: “por lo menos que lo vea mi mamá y mi papá”– cuenta María Isabel.

Al día siguiente las visitas se habían multiplicado y cientos de personas se indignaban con el caso. Los medios no se hicieron en esperar. Publimetro fue el primero en llegar, luego aparecieron Blu Radio, La Fm, La W, City TV, Caracol Televisión, RCN y hasta el Miami Herald.

–No me dejaron dormir como por cinco días. Hasta tuve una entrevista a la una de la mañana para una emisora en España. Esta es mi forma de paro. No se trata de una solución individual, es una solución para todo el magisterio–, dice Maisa.

La Ministra de educación, Gina Parody, se pronunció dos días después, lamentó la situación y organizó dos reuniones con María Isabel para hablar del tema: una con la Fiduprevisora para solucionar sus quejas al sistema de salud y otra con ella. De la primera surgió una amonestación a Médicos Asociados –la IPS de los maestros-, una silla de baño para Mariana y citas por las que llevaba esperando ocho meses. De la segunda, unos dulces.

–Hubiera preferido un libro para la niña –dice–. Esa señora es súper arrogante. Es de esas mujeres de élite que te miran por encima del hombro y tu les vales huevo. ¡Y yo con mi jean de cincuenta mil y mis zapatos de treinta mil! ¡Pero me comí todos los chocolates!

 

El promedio de la Ministra

–Si el paro comenzó el 22 de abril y hoy es 24, en promedio van 23 días de paro–, explica Gina Parody en uno de los muchos memes que desde hace días llenan las redes sociales.

El chiste se ha vuelto recurrente y la historia comienza varios días atrás. En una entrevista para el periódico Publímetro, la Ministra sostuvo que un maestro en el sistema público “entra ganando casi dos millones de pesos”. El 23 de abril, luego de que su video se hubiera hecho popular, María Isabel Acevedo desmintió esta afirmación ante Néstor Morales en Blu Radio, quien propuso llamar a Parody para confrontar la cifra.

–Un normalista comienza ganando $1.119.000. Cuando es profesional gana $1.520.000 y el que más gana en Colombia tiene un salario de $5.670.000. Eso nos da un promedio de $2.5000.000–, explicó, la ministra de educación ante la sorpresa de todos.

 

El poder de las redes

No es la primera vez que el ruido de las redes sociales logra incluir asuntos en la agenda pública. En enero del 2008, Oscar Morales, un ingeniero de sistemas de Barranquilla, creó en Facebook el grupo “Un millón de voces contra las Farc” y logró que más de 10 millones de personas en 20 ciudades colombianas marcharan pidiendo la paz.

Durante las elecciones del 2010, Twitter y Facebook se convirtieron por primera vez en escenarios de campaña y los partidarios de Antanas Mockus conformaron la tan recordada #OlaVerde. Imprimieron materiales publicitarios de su propio bolsillo, organizaron flashmobs en diferentes ciudades y 40.000 de ellos se inscribieron como testigos electorales, cifra histórica para el país.

En el 2014, Carmen, una anciana de 85 años víctima de la burbuja inmobiliaria española, perdió su casa y fue desahuciada. Por medio del hashtag #CarmenSeQueda, miles de madrileños pusieron en manifiesto su repudio y se organizaron a través de donaciones para que Carmen recuperara su vivienda. Los directivos y jugadores del equipo de fútbol Rayo Vallecano también se unieron a la causa y, en cabeza de su entrenador, Paco Jiménez, se ofrecieron a pagar el alquiler.

Y sin ir más lejos, en febrero de este año, Valentina Maureira, una chilena de 14 años con fibrosis quística le pidió a la presidenta Michelle Bachelet que le fuera permitida la eutanasia. “Solicito hablar urgente con la presidenta porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad y ella me puede autorizar la inyección para quedarme dormida para siempre”, dijo a través de su cuenta en Youtube. Aunque la eutanasia es ilegal en Chile y la petición de Valentina no pudo ser concedida, la presidenta Bachelet se reunió con ella y ofreció ayuda sicológica para toda su familia.

Esto me produce

  • Qué hueso
    6
  • Mmmm
    6
  • Ojalá lo lean
    9
  • Para grabárselo
    11
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    5
  • Que la fuerza nos acompañe
    5
  • KK
    5

Relacionados