Mayo: 37 mujeres asesinadas

En lo que va del año, mayo ha sido el mes en el que más feminicidios se han presentado en el país. Fueron 37 mujeres, más de una por día. El conteo sigue, no para, no disminuye, ya son más de 100 mujeres asesinadas en lo que va de 2019.

3321

Estefanía Avella Bermúdez

31.05.2019

Este mes, exactamente el 23 de mayo, se cumplieron siete años desde que a Rosa Elvira Cely la apuñalaron, la violaron, la empalaron y la mataron en el Parque Nacional en Bogotá. Siete años después, mayo sigue siendo un mes letal para las mujeres en Colombia, aunque esta vez, el día de la madre no fue el día con más feminicidios, como lo es usualmente.

Este mes fueron 37, más de una por día. Mayo ha sido el mes en el que más feminicidios se han presentado en el país en lo que va del año. Las lógicas no cambian: las matan principalmente sus parejas o exparejas. De las 37 mujeres asesinadas, 12 eran madres, cinco eran menores de edad y tres, líderes sociales. Dos de los agresores se suicidaron después de matarlas a ellas, otros dos lo intentaron. A tres, ellos las mataron con las armas de dotación de sus trabajos.

Aunque las investigaciones de varios de estos casos siguen en curso y aún no hay certeza de que puedan ser catalogados como feminicidios, los incluimos en este artículo porque las formas en las que fueron asesinadas dan indicios de que pueden ser considerados feminicidios, y además por la consideración de la Fiscalía de que la primera hipótesis del asesinato de una mujer es el feminicidio.

El conteo sigue, no para, no disminuye. Ya van más de 100 mujeres asesinadas en lo que va de 2019.

 

I

Dary Gómez Galvis apareció el 30 de abril dentro del armario de su casa, escondido entre la ropa, con heridas en el cuello y la cabeza. La causa de la muerte fue asfixia mecánica. El principal sospechoso es su pareja. Dary tenía 31 años y tres hijos.

II

Rosa Elena Caicedo tenía 17 años. Fue asesinada en Candelaria, Valle. De acuerdo con la secretaria para la Equidad de Género del Valle, el cuerpo de Rosa Elena tenía heridas de arma blanca, el rostro apedreado y aparentes signos de violación. No hay información del agresor.

III

A Bernarda Isabel Mercado, su expareja la asesinó con tres puñaladas. El hecho ocurrió en su casa en Sincelejo, Sucre. Habían terminado la relación, pero él volvió para pedirle que volvieran y ella se negó. Luego de asesinarla, el agresor intentó suicidarse con una puñalada. Fue auxiliado y capturado por la Policía.

IV

Bercy Suárez tenía 44 años y era docente. La mató su pareja con tres disparos. Él, que era investigador del CTI, se suicidó. Estaba recién casada.

V

Remelia Aizama era líder comunitaria del Resguardo embera Ingara Copé en el municipio de San José del Palmar, en Chocó. Es un pequeño municipio, incrustado en la cordillera occidental, cuya posición es estratégica porque está en límites con el norte del Valle y Risaralda, lo hace un corredor natural para el narcotráfico. Desde el 2017 ha sido disputado por el ELN. A Remelia la asesinaron hombres encapuchados el 1 de mayo en una vivienda del municipio. La comunidad desconocía amenazas en su contra. Tenía 26 años.

VI

El 3 de mayo, cuando salía del gimnasio en Valledupar, un hombre le disparó dos veces a Ilina Guerra. Aún no hay certeza de quién es el agresor, pero tras la muerte de Ilina se conocieron amenazas públicas que le había hecho su pareja meses atrás. La persona señalada niega tener relación con los hechos.

VII

La expareja de Celmira Aguirre la asesinó el 3 de mayo en Ibagué.  Le disparó tres veces y huyó. Cuando iba a ser capturado por la Policía, el agresor se suicidó con la misma arma con la que asesinó a Celmira.

VIII

A Sandra Lucero Ramírez la asesinó su pareja porque creía que ella lo estaba engañando. La mató en su casa en Ibagué, con un arma de fuego, y dejó herido a un vecino que intentó auxiliarla y quien días después también falleció. El agresor se entregó a las autoridades y la Fiscalía le imputó cargos por el delito de feminicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas. Él trabajaba en una empresa de vigilancia y las autoridades aún investigan si el arma que utilizó era su arma de dotación. Sandra tenía 44 años y dos hijas.

IX

Dayaner Carmelis Coronado tenía 33 años, era venezolana, madre de tres hijos y vivía en Santa Marta. Tras una discusión, su pareja la asesinó el 6 de mayo con dos puñaladas en el cuello. Él intentó huir, pero fue capturado por la Policía.

X

Yurely Silva tenía 27 años. El 6 de mayo en el municipio de la Mesa de los Santos, Santander, su expareja le pegó en la cabeza con una piedra hasta matarla. Acababan de terminar su relación pero él no lo aceptaba. Después de cometer el crimen, él intentó suicidarse con un insecticida. La Policía lo capturó inconsciente al lado del cuerpo de Yurely.

XI

A Astrid Mariana Páez, de 18 años, la encontraron muerta en el municipio de Rionegro, Santander. Su novio de 21 años le disparó en la cabeza. Llevaban más de dos años de novios y, de acuerdo con familiares, ella había manifestado su intención de terminar la relación. El asesino se entregó.

XII

Angie Carolina Pineda, venezolana de 14 años, fue reclutada por el grupo armado Los Pelusos en Norte de Santander. El 9 de mayo, la menor fue rescatada por el Ejército, en medio de un enfrentamiento con Los Pelusos. Quedó en manos del ICBF. Sin embargo, el 10 de mayo, en la noche, desapareció del hogar de paso en el que estaba y la hallaron a la mañana siguiente muerta con cuatro disparos en la cabeza. De acuerdo con las autoridades, miembros de Los Pelusos son los presuntos responsables del crimen. Aunque no hay claridad que esto sea un feminicidio, las condiciones de vulnerabilidad de la víctima hacen que no se pueda descartar que uno de los móviles de la agresión sea por su condición de mujer. 

XIII

El 12 de mayo, en el Río Piendamó, en el municipio de Silvia, Cauca, encontraron el cuerpo desnudo y con signos de violencia de Juliana Chirismuscay Velasco. Era indígena del Pueblo Misak y tenía 15 años. La guardia indígena capturó a dos jóvenes presuntamente responsables del asesinato.

XIV

Angélica Montaño Acosta era un “víctima en alto riesgo de muerte” de acuerdo con Medicina Legal. Según la Policía del municipio de Baranoa, Atlántico, había denunciado en más de una ocasión agresiones físicas por parte de su pareja. El 13 de mayo, él la golpeó en la cara hasta matarla y un día después se entregó a las autoridades.

XV

Susseni Palacios Quiñones tenía 31 años y cuatro hijos. La asesinaron el 12 de mayo, día de la madre. Dos hombres llegaron a su casa en Tumaco y le dispararon 15 veces en la cabeza. Sus familiares rechazan la versión de que fue asesinada por ser informante de uno de los grupos armados ilegales que opera en la zona. La investigación sigue en curso y los agresores aún están libres. Por la sevicia con la que fue asesinada, no se descarta que pueda tratarse de un feminicidio. 

XVI

Una mujer venezolana, que aún no ha sido identificada, fue asesinada aparentemente por su pareja en Itagui, Antioquia. La mató porque le debía 10 mil pesos. La ahorcó y la enterró. Al agresor lo denunció una familiar a quien él le confesó el crimen. Sin embargo, aún no ha sido capturado.

XVII

Aida Islena Montenegro tenía 36 años, era especialista en educación para primera infancia y trabajaba como profesora en un hogar del ICBF. El 13 de mayo, durante un fiesta en su casa en El Tambo, Cauca, su expareja la asesinó porque la vio bailando con otra persona. La apuñaló en la parte derecha del tórax. El agresor huyó y aún no ha sido capturado.

XVIII

El 14 de mayo desapareció Eimy Suleiny, una niña de 11 años, en Santander de Quilichao, Cauca. Su cuerpo lo encontraron al siguiente día desmembrado y dentro de un costal abandonado en una huerta, cerca de su casa. El asesino, que es familiar de la víctima, fue capturado y aceptó los cargos. La investigación continúa para determinar sí la menor fue violada antes de que la asesinaran.

XIX

María del Carmen Flórez, víctima de desplazamiento forzado y líder comunitaria, fue asesinada el 16 de mayo en Ocaña, Norte de Santander. Mientras manejaba su moto, dos hombres le dispararon en repetidas ocasiones. María del Carmen tenía 37 años y trabajaba en la Alcaldía de Ocaña. Los agresores aún no han sido capturados.

XX

Aydali Ortega Marulanda era la presidenta de la junta de acción comunal del municipio de Vijes, en Valle del Cauca. Desde 2015 había denunciado amenazas en su contra y hace año y medio a su esposo lo asesinaron. A ella dos hombres le dispararon el jueves 16 de mayo. Aún no hay información de los responsables del crimen. Aydali trabajaba como enfermera en el hospital local.

XXI

El 16 de mayo la Policía encontró el cuerpo de una mujer dentro de un taxi en Bello, Antioquia. Estaba semidesnuda y su cuerpo con signos de tortura. El carro en el que la encontraron, había sido robado horas antes. La víctima aún no ha sido identificada y los responsables no han sido capturados.

XXII

A Leidy Johana Urbano le dispararon dos veces en la cabeza para matarla. Estaba trabajando como manicurista en la casa de una clienta, en La Argentina, Huila, cuando dos personas ingresaron al lugar exclusivamente para asesinarla. Aún no hay certeza del motivo del crimen, sin embargo, sus familiares aseguraron que en algunas ocasiones recibió agresiones por parte de su expareja. Laidy tenía 35 años. Su agresor sigue libre.

XXIII

María José Ortega tenía 6 años. Desapareció el 18 de mayo en Barranquilla y su cuerpo lo encontraron al día siguiente en una avenida tapado con ramas y bolsas de basura. De acuerdo con el testimonio que el agresor le dio a la Policía, la mató con una puñalada en el cuello y luego la ahogó en un arroyo. El joven aseguró que su tío le pagó 500 mil pesos para matarla por una deuda que tenía la familia de la menor. El joven y su tío ya fueron capturados.

XXIV

A María Ángeles la asesinó su pareja. Ella tenía 61 años, él 23. El 19 de mayo, tras una discusión, él la atacó con un cuchillo. Aunque ella alcanzó a pedir ayuda a sus vecinos, cuando llegó al hospital ya estaba muerta. El agresor fue capturado, pero no aceptó los cargos.

XXV

A Leidy Johana Hernández, de 40 años, su pareja la acuchilló y luego huyó con su hijo. De acuerdo con los familiares de la víctima, desde hacía tres días ella manifestaba que él la estaba maltratando. Sin embargo, no pudo denunciar. El 20 de mayo, en su casa en la localidad Rafael Uribe Uribe de Bogotá, la Policía encontró su cuerpo debajo del mesón de la cocina de su casa envuelto en bolsas plásticas. El agresor fue capturado el 27 de mayo y el menor de 5 años que estaba con él quedó en manos del ICBF.

XXVI

Erika Patricia Díaz tenía 28 años y era policía en Santa Marta. Su pareja, quien también era policía, la asesinó, después de una discusión, con su arma de dotación el 20 de mayo. Él se entregó a las autoridades.

XXVII

El 21 de mayo la expareja de Eliana Andrea Amaya le disparó después de una discusión. Ocurrió en la casa de la víctima en el municipio de Santa Rosa de Osos, Antioquia. El agresor robó un taxi e intentó huir, pero fue capturado por la Policía por el delito de feminicidio agravado, porte ilegal de armas y hurto calificado. Eliana tenía 26 años.

XXVIII

A Yolima Castañeda la acribillaron y asesinaron en su casa en Cartagena del Chairá, Caquetá. La mataron, aparentemente, disidencias de las Farc enfrente de sus tres hijas menores de edad, que ahora están a cargo del ICBF. De acuerdo con las declaraciones del Alcalde del municipio, el hecho fue catalogado en primera instancia como un feminicidio. Las investigaciones aún continúan y los agresores no han sido identificados.

XXIV

Sharon Samboní Pérez, de 9 años, fue asesinada en Garzón, Huila por un joven de 13. El 22 de mayo, la madre de la menor la llevó a la finca en la que ella trabajaba, donde desapareció. El cuerpo fue encontrado cerca de un riachuelo. De acuerdo con las autoridades, el joven —que ya fue capturado—, abusó de ella sexualmente y luego la asfixió.

XXX

Concepción Corredor era líder social e integrante de la Comisión de Mujeres de la Alianza Verde en el municipio de Nunchía, Casanare. El 24 de mayo dos hombres que dijeron ser del ELN llegaron a su casa y se la llevaron. Al día siguiente apareció muerta en una carretera cerca de su vivienda, con varios disparos en el cuerpo y con un panfleto que tenía su nombre. Sus familiares indicaron que antes no había recibido amenazas. Concepción tenía 42 años y dos hijos.

XXXI

El domingo 26 de mayo, Yulieth Andrea Delgado caminaba por las calles de Turuel, Huila, cuando un hombre la apuñaló en el cuello. Trabajaban juntos recogiendo café en una finca y, aparentemente, la noche anterior, discutieron en un billar. Yulieth tenía 25 años y tres hijos. El agresor sigue libre.

XXXII

El 12 de mayo, día de la madre, a Elsy Panesso Díaz le disparó su pareja. Discutieron porque ella había escondido el arma de fuego que él tenía en la casa. Tras golpearla para que le indicara dónde estaba el arma, le disparó. Ella quedó herida, fue trasladado a un hospital y el 26 de mayo falleció. Elsy tenía 39 años y su agresor sigue libre.

XXXIII

Con cinco puñaladas fue asesinada Romelia Ulcué Diaz el 27 de mayo en Santander de Quilichao, Cauca. La mató su pareja. Tras una discusión, él la hirió en el cuello, el tórax, los brazos y las piernas. Él fue capturado por delito de feminicidio agravado, pero no aceptó los cargos.

XXXIV

A Neis Janeth Castillo la asesinó su pareja. Tras una discusión, él la apuñaló en repetidas ocasiones. Ocurrió el 28 de mayo en Soledad, Atlántico. El agresor intentó huir, pero fue capturado por la Policía por el delito de feminicidio.

XXXV

Leydi Johana Soto hacía parte de la ruta de atención a las víctimas de la violencia contra la mujer. Había denunciado a su expareja, con quien tenía cuatro hijos, por violencia intrafamiliar. Leydi desapareció el 22 de mayo en Cali y su cuerpo apareció ocho días después en el río Cauca a la altura del departamento de Caldas. De acuerdo con sus familiares, la última vez que la vieron ella salió de su casa para encontrarse con su expareja quien debía entregarle un dinero para sus hijos. Según la hermana de la víctima, el día en el que ella desapareció, los niños recibieron una llamada de su padre y a una de sus hijas le dijo: “no llore que a su mamá no la va a volver a ver”. Él sigue libre.

XXXVI

El cuerpo de Luz Aidé López Sánchez apareció el 28 de mayo enterrado a pocos metros de su casa en zona rural de Chinchiná, Caldas. Ella había desapareció el 24 de mayo, después de discutir con su pareja. Días después, unos trabajadores de la zona la encontraron porque una de las manos había quedado al descubierto. El cuerpo tenía varias heridas de arma blanca. Él agresor fue capturado y aceptó los cargos por feminicidio. Ella Tenía 31 años y dos hijos.

XXXVII

El cuerpo de una mujer de 47 años fue hallado sin vida en una pequeña quebrada de Bello, Antioquia. Era la mañana del miércoles 29 de mayo. La mujer, al parecer, era una auxiliar de odontología que salía todos los días muy temprano de su casa para llegar a su trabajo y al llegar, se reportaba con su familia. Ese día no llamó. Su cuerpo tenía múltiples heridas de arma blanca en su cuello, brazos y piernas y tenía un golpe contundente en la cara, estaba desnuda y su ropa fue hallada cerca. No tenía ninguna de sus pertenencias: ni sus documentos, ni su bolso, ni una presunta plata que ese día llevaba consigo. Su cuerpo fue trasladado a Medicina Legal. No hay ninguna información sobre sus posibles agresores.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    3
  • Para grabárselo
    1
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    5
  • Que la fuerza nos acompañe
    2
  • KK
    2

Relacionados