Martín Elías: una tragedia anunciada

La imprudencia vial y el mal estado de las carreteras no son nunca buena combinación. La falta de atención a la malla vial y la malversación de sus recursos deja al vallenato de luto. Su nueva víctima: “El gran Martín Elías”.

747

Alicia Mercado Pájaro

18.04.2017

En un país como este, en el que se invierten billones de pesos en vías de cuarta generación o 4G, aguantamos que carreteras en condiciones inadecuadas provoquen accidentes que pueden y llegan a ser mortales. El pasado viernes 14 de abril, en Sucre, por la Transversal del Caribe y a la altura del corregimiento de Aguas Negras, el cantautor vallenato Martín Elías perdió la vida en un accidente automovilístico.  El exceso de velocidad y el mal estado de la carretera fueron las causales de su muerte, según hipótesis de las autoridades.

Las vías son un servicio público a cargo de la nación, específicamente del Ministerio de Obras Públicas y Transportes. Así que, por un lado, es responsabilidad del Estado garantizar la adecuada construcción, visibilidad, mantenimiento y señalización de las mismas. Por el otro, el pago de peajes, tiene como principal propósito la conservación de la malla vial, sin embargo, este compromiso  no se está cumpliendo.

Lo único seguro en la vida es la muerte y, también, que la violencia institucional, esa que practican las instituciones estatales al omitir acciones que les corresponden para garantizar el bienestar social, “la negligencia” como suelen llamarla, puede acelerarla. De hecho lo está haciendo: al no hacer que los contratistas cumplan con las metas pactadas y al no regular que la destinación del recaudo de peajes incluya un eficiente mantenimiento de las vías. Por ejemplo, a pesar de la existencia de peajes en la vía de San Onofre, el estado inadecuado de la carretera es evidente.

La muerte del artista colombiano conmovió al país y generó varias reacciones, entre ellas, la de Carlos vives, quien a través de su cuenta de Instagram expresó: “Maldito afán de la vida/ y la suerte traicionera/ y maldito el que se roba/ la plata de las carreteras”, versos que dejan ver el descontento de la ciudadanía ante la corrupción del país.

"Hay que aprender a llamar las cosas por su nombre. La muerte de personas en una carretera por condiciones inadecuadas se llama corrupción"

No existe una tal  “maldición” en el vallenato. Al igual que Kaleth Morales y Patricia Teherán, Martín Elías fue otra víctima del “corre-corre” entre presentación y presentación. Los artistas vallenatos deben replantear sus hábitos de trabajo, más planeación y precaución en el volante, quizás, la prudencia del conductor hubiese podido evitar el suceso. Sin embargo, es un hecho que el estado de la carretera no es el adecuado y que esta es una causa determinante.

Hay que aprender a llamar las cosas por su nombre. La pérdida de dineros, la omisión de responsabilidades por parte de las instituciones públicas, la muerte de personas en una carretera por condiciones inadecuadas y la falta de culpables que asuman sus errores se llama corrupción. Corrupción: la pesada cruz que el Estado nos puso a cargar.

El sistema de vías y transporte es uno de los sectores en que más ha invertido el programa de infraestructura del gobierno de Juan Manuel Santos. Se ha enajenado el patrimonio del Estado y se han redireccionado recursos que, en principio, irían a ciencia y tecnología. Recursos que ahora están donde pulula la corrupción, los incumplimientos, el mal estado de esas vías y los accidentes de tránsito con pérdida de vidas, materiales y retrasos para el transporte de carga y pasajeros. Si esto ocurre en un sector declarado prioritario para este Gobierno y en una de sus banderas para hacer cauda electoral, ¿en qué situación se encontrarán aquellos sectores que no han recibido una inversión similar?

Estas y otras reflexiones pueden surgir a partir de la muerte del artista vallenato, lo cierto es que, admitámoslo o no, tenemos cierto grado de complicidad en esta tragedia  anunciada que tiene como común denominador la corrupción. Quizás, votando de manera adecuada la próxima vez evitemos muertes en las carreteras como la del “Gran Martín Elías”. Quizás, evitemos tragedias que no deberían ocurrir, tragedias que se pueden prevenir. Quizás, si eligiéramos los gobernantes que necesita el país, si eligiéramos bien… quizás.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Mmmm
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    2
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    2

Relacionados