Los Andes: ¿La universidad más pública del país?

El pasado jueves 29 de octubre, el micrófono abierto de la Semana de las Artes y Humanidades recibió un discurso crítico contra las declaraciones del rector de la Universidad de los Andes, quien dice, que “es la universidad más pública que hay en Colombia”. El debate sigue abierto.

16739

Daniel Alejandro Hernández

09.11.2015

El rector Pablo Navas Sanz de Santamaría en la ceremonia de entrega de la mención a la excelencia académica, y en otras ceremonias,  dijo que la Universidad de los Andes —única institución privada en recibir la acreditación de alta calidad por diez años­­— es la universidad más pública de todo el país. Este discurso también lo repitió en la reunión en la que se discutió el tema del alza de las matrículas.

El rector ante la pregunta ¿Qué es la Universidad de los Andes? —formulada por él mismo— responde:

—La Universidad de los Andes es la universidad más pública que hay en Colombia.

Yo no sé si reír o llorar.

¿Por qué el rector cree que una universidad que cobra más de catorce millones de pesos por semestre en un país con un salario mínimo legal de $644.350 es la universidad más pública de todo el país? Según él, esta es la universidad más pública porque todas las personas que están acá están porque se lo merecen y todos los estudiantes que reciben la distinción son una prueba de ello.

Una vez, cuando la empleada de la casa de mi tía manchó las toallas recién compradas con blanqueador, mi tío intentó calmar a mi tía diciéndole que ni siquiera valía la pena regañarla pues ‘esa gente’ estaba como estaba por eso: por bruta. La afirmación del rector es al menos tan violenta e inconsciente como la de mi tío. Las dos están diciendo lo mismo: la gente, ya sean los mejores estudiantes de la mejor universidad o la empleada de servicio doméstico, está donde está porque se lo merece y, como dice el rector, el mérito es el único criterio que se tiene en cuenta en esta universidad, y al parecer para mi tío el único criterio que se tiene en cuenta en la vida.

El discurso del mérito es peligroso porque no da espacio a pensar cuáles son las condiciones y circunstancias que le permiten a alguien estar en un lugar privilegiado. Se reduce a una cuestión más simple: si está donde está es porque se lo merece. Para este rector, yo, y todo el que haga parte de la supuesta comunidad uniandina, estamos acá porque nos lo merecemos y no. Yo no merezco estar acá. Yo estoy acá porque nací donde tocaba nacer cuando tocaba nacer. Sí, me he esforzado más que unos y mucho menos que otros, pero ese esfuerzo no es lo que determina mi lugar de privilegio. También resulta peligroso pensar que el lugar en el que uno está en un momento determinado es una cuestión meramente individual, pues esto oculta razones estructurales con las que es imposible que el mundo funcione de otra manera. No se trata de pensar en un destino demoledor que nos fija en la tierra y no da lugar a nada más, se trata de pensar un poco más en cómo funciona el mundo que supuestamente habitamos, pensar qué hace y quiénes hacemos que funcione así.

"En esta, la universidad más pública del país tengo que estar diciendo constantemente ¿Usted no sabe quién soy yo?"

Se trata de pensar en qué universidad estamos y qué universidad queremos ser. Si el rector dice que la Universidad de los Andes es la universidad más pública del país yo estoy en una universidad completamente diferente a aquella en la que está el rector. En la universidad en la que yo estoy, todos los puntos de acceso tienen torniquetes. Solo los que tenemos carné podemos entrar, pero seguramente para el rector y la administración central eso no tiene nada que ver con el carácter público de nuestra institución, para ellos es una medida que sirve para nuestra seguridad, o más bien para nuestra ficción de lo que es la seguridad, porque en esta universidad uno puede dejar el computador en una mesa y no se lo roban pero si es activista de una ONG lo pueden amenazar con ácido y nada, a las redes sociales se entra de manera voluntaria –o dicho sin la corrección política o la típica cortesía bogotana: ¿Quién los manda a meterse ahí? Que viene siendo lo mismo que diría Andrés: ¿A qué está jugando una niña cuando se pone una minifalda?

Sin embargo, los torniquetes no bastan para garantizar la seguridad: para entrar a la biblioteca de esta, la universidad más pública del país, luego de haber pasado la barrera de los torniquetes, tengo que mostrar mi carné porque un invitado no puede entrar. El conocimiento que se puede aprender de esos libros es exclusivo para uniandinos, seguramente también es una medida de seguridad porque la diferencia entre un uniandino y un invitado es que el segundo probablemente robe libros, ¿no?

En esta, la universidad más pública del país tengo que estar diciendo constantemente ¿Usted no sabe quién soy yo? Mostrando mi carné.

Supongamos por un momento que el rector en serio cree eso, que no es cínico sino inconsciente.

Esto me produce

  • Qué hueso
    56
  • Ojalá lo lean
    158
  • Para grabárselo
    76
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    59
  • Que la fuerza nos acompañe
    58
  • KK
    59
  • Juan David

    Completemente de acuerdo con usted tanto como identificado. Gracias por expresarlo

  • María Camila

    Wow, excelente, me parece. Crítico a partir de hechos concretos, algo que no todos aquellos que se llaman a sí mismos críticos pueden afirmar que hacen. Muy buen escrito.

  • Sebastian

    Siento que Ud está asociando las palabras del rector con un complejo propio que puede que muchos compartan. Soy ex – uniandino y comparto en gran medida la frase atacada por qué siento que haber nacido en determinadas circunstancias no fue determinante para que me aceptaran en la universidad y mucho menos para salir de la misma. Creo que la alocución del director hacía alusión a los esfuerzos que la universidad y el país están haciendo para que la barrera económica deje de ser eso, una barrera. Habla de los torniquetes como si ignorara que fuera de ellos ocurren toda clase de exabruptos con respecto a la integridad de las personas propios de la delincuencia común. Si los invitados no se permiten en las bibliotecas es por qué el esfuerzo que la universidad ha hecho para recopilar estas colecciones debe ser guardado con todo el celo del caso por qué es el corazón de la educación que proporciona la institución y es lo que aprovecharán tanto los que pagan su matrícula del bolsillo de papi y mami, como los que fueron becados por una u otra entidad, o los que se endeudan para pagarla. Me parece que hay que tener un poco más de conciencia a la hora de criticar las palabras de una persona que representa a una institución que cada día, en mi humilde opinión, trata de estar menos de cara a la montaña y más de cara al país.

    • Tripleplay

      La universidad de los Andes no esta preocupada por la barrera económica porque de eso vive, es una universidad con ANIMO DE LUCRO. No están brindando becas. El gobierno le esta pagando la matricula a los becados . La universidad esta recibiendo los 14 millones de la matricula de cada becado. Me parece que el desinformado eres tu.

      • carol

        Nop, la universidad tiene desde el 2008 (si no estoy mal) el programa de becas Quiero estudiar del que afortunada y orgullosamente fui beneficiaria. Mi paso por la universidad me enseñó que es realmente SIN ÁNIMO DE LUCRO, y no sólo lo digo por las becas. Como dato curioso, el programa de becas del gobierno se diseñó en parte tomando como modelo el programa uniandino. Sin embargo, estoy de acuerdo en muchos puntos del artículo, porque aún con esos esfuerzos es muy difícil decir que sea pública… coincido en que el contexto sí importa, no sólo el mérito de un examen en grado 11.

    • Juan David Gaitán

      Comparto su opinión en cuanto a los esfuerzos que adelanta la Universidad de los Andes para derribar las barreras que usted menciona. Celebro esos esfuerzos, pero incluso con eso, la Universidad no se acerca, en casi nada, a ser “la más pública del país”. Una de las razones, además de las que aquí se han mencionado, la escribió usted mismo: son “esfuerzos”, no mucho más que eso.

    • Felipe Osorio

      El esfuerzo para recopilar esas “colecciones debe ser guardado con todo el celo del caso” en pleno siglo XXI debe ser un motivo para que esa casa deje de llamarse Universidad. Tal vez le alcance para ser un centro donde se comercia el conocimiento. Y, precisamente, no es la manera como se le da la cara al país. Me acuerdo de un caso que pasó en la biblioteca de la U. Externado, que es abierta. Alguna vez se robaron unos libros. La autodenominada gente-de-bien pidió que hicieran exclusivo el acceso a la comunidad universitaria. El rector Hinestroza, en su sabiduría, mando a adquirir los libros perdidos de nuevo diciendo que es parte del precio que hay que pagar.
      No justifico el robo de libros, ni mucho menos. Pero si algo sabemos hoy es que el conocimiento cercado para no dejar entrar al que lo busca sino al que lo puede pagar no sirve de nada, no aporta. Por eso, leo su afirmación de que la U está tratando de “estar menos de cara a la montaña y más de cara al país” con la carga de ironía que se merece.

  • Pablo

    Una reflexión que, sin duda, incomoda a muchos. Estoy completamente de acuerdo con su reflexión. En esta sociedad done la “barrera económica” debe ser guardada “con todo el celo del caso”, considero que hay que tener cuidado con los discursos esgrimidos en público. Aplaudo su decisión de cuestionar esos discursos que siguen entonándose sin ton ni son.

  • Guillermo

    Creo que no entiendes la idea que el rector está tratando de transmitir en su expresión. Lo “público” es difícil de definir, y el contexto de lo que estaba diciendo el rector era el de una Universidad privada que es la más pública del país. Va más allá, la actividad de una universidad no es esencialmente recibir matriculas para dar cursos. Su función es más social. Sería bueno que revisaras tu entendimiento de qué es “universidad” y también qué es lo “público”. De pronto las risas y los llantos obedezcan a la ignorancia de otros asuntos.

  • Jalule

    “Según él, esta es la universidad más pública porque todas las personas
    que están acá están porque se lo merecen y todos los estudiantes que
    reciben la distinción son una prueba de ello.”

    No, rector.
    La gente está en la UAndes porque *puede pagarlo*. Y cuando no es así, cuando tienen una beca o son de familia clase media, toooodo el tiempo tienen que estar probando con esos millones de sutilezas que se dan en el juego social, que sí merecen estar ahí.

    Es una gran universidad que le da la oportunidad a muchas personas de salir del país -hecho que aunque deberíamos tratarlo y exigirlo como parte de nuestra educación se sigue viendo hoy 2015 como un lujo- y esta universidad le permite entrar en contacto al egresado con niveles administrativos y laborales que otros ni sueñan existen; es, literalmente, lo que debería ser la Universidad Nacional Pública de un país si Sarmiento Angulo+Fecode y otrxs no estuvieran obsesionados en gentrificarla, deconstruirla y saquearla. ¿Sabe mucha gente que hubo diálogo y conexión entre UAndes y UNal en los 70s-inicios 80s y que hizo cosas muy buenas esa relación por el país?
    Lo dudo.

    Pero hoy al final del día, es una universidad con una educación gentrificada y con un nivel de indiferencia ABISAL respecto al resto del país. Ah, y, los colombianos le debemos dar las gracias -¡aún!- por regalarnos joyas como Andrés Felipe Arias, que saqueó y destruyó al campesino colombiano en todo el territorio, así como al ejército de egresados uniandinos que desde una tecnocracia sin alma toman pésimas decisiones económicas y sociales para el grueso del país excepto para sus erarios propios. ¡Les salimos a deber si decimos esto en voz alta, cuando es la verdad neta!

    Es un privilegio estudiar ahí xq, hoy por hoy, es la mejor forma de garantizarse la movilidad social a la clase media alta y alta en Colombia; aprovéchenla. Lástima que todavía le falta *demasiado* a sus integrantes para no ver el compartir sus beneficios como ir a ‘civilizar pueblo’, y que se sienta su apoyo como una donación caritativa gran parte del tiempo.

    Lástima que 12 años de uribismo los haya endiosado y aplanado hasta los huesos.

    • Alejandro

      …. ¿Qué tiene que ver el uribismo con esta discusión? Parece que en cada queja que se da la gente intenta meter ese tema de todas las maneras posibles aunque no tenga una verdadera conexión.

  • Octavio

    Habría que preguntarse cuál es el concepto de lo público del señor rector. En mi diccionario, público quiere decir algo accesible a todos, o es un conjunto de personas que forman una colectividad. Tal vez el señor de refería a un público en particular, a una colectividad de meritorios pudientes que pagan por estudiar una carrera lo que un obrero se gana en veinte años de trabajo simplemente para no morir de hambre. En ese sentido, tiene razón el ínclito rector pues atiende a la casi totalidad de su egregio público de abultadas chequeras y méritos de cuna.

  • Gustavo Salazar

    Interesante Daniel. El Doctor Pablo Navas entonces es el servidor público que más gana en el país?

  • Maly

    Es bueno que vean el video del discurso. Si bien sigo estando de acuerdo con este artículo, en su argumento el rector se enfoca en resaltar el programa ser pilo paga que aumenta el acceso a educación de calidad y al final reconoce que para que valga la pena los estudiantes deberían buscar cargos que sean de mayor servicio a la sociedad.

    Aunque que no va tanto al tema también coincido con algunos de los comentarios; a mí con ciertos públicos me da pena decir que soy Uniandina por la mala fama que nos han hecho algunos pocos colegas egresados (corruptos o muy egoístas), por eso a veces prefiero que me conozcan un poco mejor y luego si les digo. Además me da jartera que me pregunten siempre de que universidad salí, si es verdad que los Andes es de alta calidad y yo le debo mucho de lo que soy a ella, pero lo que debe determinarme ante los otros es que tan profesional soy en mis interacciones con ellos y la calidad de mi trabajo.

  • Laura Sofía Bayona

    ¡AME ESTO! Creo que la universidad de los Andes no necesita de mis comentarios de crédito por ser la mejor universidad del país según estándares académicos porque sin duda es una gran universidad y merece merito en muchísimas cosas, sin embargo no nos digamos mentiras, no estamos promoviendo unas oportunidades justas, si el interés es que todos puedan ingresar a ella debe ser de carácter PÚBLICO Y NO PRIVADO y no conozco una universidad más elitista en el país. Igual, no tiene nada de malo que sea elitista como dice el chico, simplemente es de que las palabras reflejen las cosas. Si eso es lo que queremos crear como país, unos sobre otros, el sistema no está mal planteado y una educación así nos puede servir para seguir viviendo y sobreviviendo. Yo sin duda amaría entrar a la universidad de los Andes, pero me cuestionaría si estoy haciendo bien a mi país en promover estas ideas porque sin duda no soy feliz viendo como en mi país nos aplastamos los unos a los otros intentando llegar a un lugar digno, eso no es un hogar y no es el país que quiero para mis hijos, y estar en ella me obliga según mi filosofía creer y apoyar su propia filosofia.

  • Felipe Osorio

    Es tan pública que se necesita visa para entrar.

  • Camilo

    Exacto, es un tema de oportunidades, la alineación universal alrededor de cada uno. Si fue hijo de un guerrillero, seguramente fue guerrillero, así tuviese un don, ¿de escribir? ¿de pintar? ¿de nadar? no importa, fue hijo del guerrillo y le tocó seguir lo que hizo su padre (que seguramente también tiene una historia particular). ¿Merito? ¿acaso todos bajo condiciones especiales no seríamos grandes intelectuales o deportistas?. El problema es pues que para tener éxito (¿éxito?) se deben conjugar muchas oportunidades. ¿Uniandes es pública? sin duda es una mofa decir esto, es presuntuoso creerlo y más aun decirlo. Es entrar a un ambiente alejado de la ciudad, del lúgubre y sucio centro de Bogotá, donde los baños están enchapados y existe jabón, donde se tratan amablemente debajo de ser “monitos(as)” todos, donde existe un vigilante rondando y que lleva las cosas a objetos perdidos, donde se comparte un carro porque son de la élite, donde hay una plazoleta de comidas, donde se quejan porque rinden el jabón con agua.

  • Juan David Vargas

    La afirmación del rector es evidentemente arriesgada, pero abre un espacio de discusión sobre ‘lo publico’ Creo que esa discusión va mucho mas allá de los argumentos relacionados con ejemplos sobre la señora que hace el aseo en la casa o con el sistema de seguridad en la universidad. Yo quisiera recordar en este foro que ninguna (oigase bien, ninguna) universidad colombiana ha tenido programas como Quiero Estudiar y ninguna tiene origines tan alejados de filiaciones religiosas o politicas. Virtualmente, cualquier persona puede ingresar a la Universidad de los Andes, solo basta tener los resultados adecuados en los examenes del Estado y ninguna institución de tan alta calidad le dice a uno ‘venga, le pago el 100% del pregrado’. A mi me paso. Parece poco el esfuerzo de los Andes por hacer eso posible? Personalmente conozco la ambición y el cariño que hacen en los Andes, el rector y el equipo de Decanatura por aumentar las posibilidades de que cualquiera llegue allí. Cuando uno está becado en los Andes, lo apoyan de manera extraordinaria en todos los sentidos… lo que pasa es que la gran mayoría no lo sabe, porque la gran mayoría está pagando millones.

    El rector habla de lo publico en el sentido en que en realidad los Andes puede ser una oportunidad para cualquier persona. Tal vez no lo sea pagando los tantisimos millones que cuestan al semestre, pero si ha sido una realidad para muchos (como yo) que no pagamos un peso allá. Ninguna otra universidad del país está en capacidad de hacer eso por si misma. La verdad, yo quería entrar a los Andes, lo quería en serio y siempre he sido un estudiante muy aplicado. Mi familia no tenía ni de riesgos para pagar la matricula y hace 4 años soy egresado de la facultad de ingeniería. Así le ha pasado a muchos que la mayoría no conocen. Es decir, hay un desconocimiento de las actividades que hacen de los Andes, una universidad para cualquier.

    El hecho de que la universidad no sea un espacio fisicamente abierto a todas las personas, no quiere decir que no actúe como una institución pública. Podría ser un espacio abierto y con intereses religiosos y politicos por ejemplo. La Universidad Nacional en Bogotá también pide carné al entrar tanto a la universidad como a la biblioteca y eso la hace menos publica? La Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad del Externado tienen muchos menos control en el acceso a sus instalaciones y eso las hace mas publicas? Cualquier institución tiene que garantizar ciertos sistemas para controlar sus activos, los Andes ejerce un control fuerte en seguridad, eso es todo al respecto. Pero ese no es el asunto, el asunto es como los Andes ha hecho esfuerzos estupendos (pero no tan publicitados) para que cualquiera este allí.

Relacionados