El Lincoln de Spielberg

Ya llegó a Bogotá Lincoln, la última película de Steven Spielberg sobre uno de los hombres decisivos en la historia de los Estados Unidos, y quizás también del mundo.

772

David Sandoval

01.02.2013

Esta nueva película, dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por el camaleónico Daniel Day-Lewis, muestra los últimos cuatro meses de la vida del ex presidente estadounidense Abraham Lincoln. Durante estos meses, el filme hace particular énfasis en la decimotercera enmienda a la constitución de Estados Unidos, que pretendía eliminar y abolir totalmente la esclavitud en el país.

La historia se centra en mostrar la pasión, la audacia y la inquebrantable moral de Lincoln. Todas esas características que lo llevaron a ser una leyenda para los libros de historia. En la cinta, Lincoln no quiere solamente terminar con la guerra civil que enfrenta el pueblo, sino que, además de eso, pretende unir a un país dividido y abolir la esclavitud. El Lincoln de Spielberg, además, no está interesado en acabar con la guerra a cualquier precio y con cualquier consecuencia; quiere hacerlo de la mejor manera posible.

La interpretación de Daniel Day-Lewis es casi impecable y representa de gran forma al dieciseisavo presidente estadounidense. Lo muestra como un líder carismático, astuto, serio y responsable que pone a la humanidad y al bien común como prioridad.

Pero eso ha sido precisamente lo que muchos le reclaman a la película: muchos periodistas e historiadores afirman que Lincoln no era solamente ese hombre ideal, honesto, valiente y humano que se muestra en el filme. Muchos reclaman que no se trata de un retrato tridimensional. Lincoln, en la cinta, es un hombre inequívocamente bueno, ideal, y nada más.

El filme es un poco lento: pocas escenas de acción y un andar pausado entre escena y escena. Pero no por esto deja de ser emocionante. Es más una película para sentarse a pensar, para reflexionar y para caer en cuenta de que no todo fue siempre como lo conocemos hoy en día. Y es una oportunidad para entender la lucha de un personaje valiente (transparente o no con la realidad histórica) y convencido de que vale la pena luchar.

*David Sandoval es estudiante de Administración de la Universidad de los Andes. 

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados