1115

Diana Avellaneda

23.03.2012

Sandra Pulido Castro es una mujer nacida en una familia humilde de Tabio, Cundinamarca. Hace 17 años llegó a la capital con sus padres, tres hermanas y el sueño que siempre ha guardado en su corazón: llegar a ser una verdadera líder política. Nunca ha pensado que por haber nacido en el campo, ni por las dificultades económicas no alcanzará su meta.

Desde pequeña nunca encajó en el modelo de una mujer que se conformara con el cuidado del hogar. Su antipatía por la cocina y el gusto por la política convencieron al padre de que “Sandra debió haber nacido hombre“. Nunca cumplió con las expectativas de su hogar. Se sintió ahogada en medio de la indiferencia y los reproches de sus padres, de quienes, según ella, nunca recibió “las enseñanzas necesarias para la vida”. Buscó en el matrimonio una manera de escapar; pero con tres embarazos y un esposo que le reprochaba sus salidas, tuvo que suspender sus estudios y sintió nuevamente que le ponían trabas a sus planes de avanzar.

A pesar de todo, Sandra ha encontrado siempre un espacio para ejercer su vocación y continúa empeñada en terminar sus estudios de bachiller. Antes de las 4 mañana ya está despierta en su casa de Ciudad Bolívar para llegar puntual a trabajar por un salario mínimo aseando, sirviendo comida y tintos entre los tres pisos y 30 oficinas que tiene a su cargo en el edificio del Congreso Nacional. Pocos la notan en su ir y venir por los fríos pasillos, calentando con pequeños tintos a cuanto político y funcionario encuentra.

Pero aunque Sandra parezca ajena e ignorante de toda la acción del quehacer político mientras reparte sus tintos, por fuera adelanta un trabajo de liderazgo comunitario con organizaciones como Visión Mundial y la Fundación Para un Mejor Vivir, cuyos logros para ayudar a niños desprotegidos y a la promoción de proyectos productivos con madres cabeza de familia sorprenderían a muchos de nuestros políticos.

 

* Diana Avellaneda es estudiante de la Universidad de los Andes. Este reportaje se produjo en el curso Periodismo Digital de la Opción en periodismo del CEPER 

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    1
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados