Un negocio no muy Claro

Dos senadores de partidos antagónicos intentan atajar al magnate mexicano Carlos Slim en su intento por acaparar el nuevo modelo de la telefonía movil, conocido como 4G. ¿Lo lograrán?

457

María Paula Martínez

03.10.2012

Los senadores Jorge Enrique Robledo del Polo Democrático y Juan Mario Laserna del Partido Conservador, propusieron el pasado martes 19 de septiembre, el debate de una ley antimonopolio en el sector de las telecomunicaciones para evitar que la nueva tecnología 4G caiga en manos del gigante mexicano Claro, que hoy lidera el mercado colombiano (3G) y tiene alta presencia en América Latina.

Bajo el argumento que la falta de competencia resulta en un detrimento en la inversión de redes y por consiguiente en problemas en la cobertura, de servicio y de precios, varios congresistas acogieron la propuesta de abrir el mercado a nuevas compañías e incluso a dejar completamente por fuera de la subasta a Claro. El saliente Superintendente de Industria y Comercio José Miguel de la Calle intervino en el debate afirmando que el servicio en el sector es deficiente y que es en esta fase de asignación de espacios en el espectro que se abre la oportunidad para nuevos operadores.

Los dueños del mercado nacional

Según el último Informe de Conectividad del MinTic, en Colombia hay más celulares que personas y hay una tendencia al aumento. Para el primer semestre de 2012 el país alcanzó 47 millones de abonados a la telefonía móvil, lo que equivale al 100.2% de la población y representa un incremento de casi un millón de usuarios desde diciembre de 2011. De este jugoso mercado hacen parte cinco empresas: Claro – hasta hace pocos meses Comunicación Celular S.A Comcel-, que es dueña 61,52%, Telefónica (Movistar) del 25,30% y Colombia Móvil S.A (Tigo) del 12,48%. Los otros dos operadores son Uff Móvil y EPM telecomunicaciones pero ninguno alcanza siquiera el 1%.

Estas tres compañías, Claro, Movistar y Tigo, también lideran el mercado de internet móvil, que a nivel mundial está disparado y que en Colombia se vuelve fundamental debido al bajísimo nivel de penetración de internet que todavía no llega a los 6 millones de ciudadanos (11,2%). Después de casi 20 años de servicio comercial (desde mayo de 1994, Internet sigue teniendo un comportamiento muy rezagado a nivel nacional, sobretodo en el sector rural y se ubica por debajo de países de América Latina como Argentina 38,9% y Chile 44,9%, según cifras del informe Mapping Digital Media: Argentina.

Es por esto que la subasta del espectro electromagnético se vuelve fundamental. La tecnología 4G será la encargada de llevar internet a regiones donde las redes todavía no han llegado y las empresas que compitan se beneficiarían de un mercado que tiene todo por hacer y que cobijado bajo el plan Vive Digital, hace parte de una de las principales banderas del actual gobierno de Santos. Según el boletín del sector publicado por el MinTic el pasado mayo, en menos de 8 años de implementado, el acceso vía móvil a internet alcanzó casi tres millones de abonados el primer semestre de 2012, con una tasa de crecimiento del 34% respecto al último semestre del 2011.

Crecimiento y concentración

El crecimiento del mercado de las telecomunicaciones es una tendencia mundial. La popularización de los teléfonos inteligentes y las tabletas ha dinamizado el campo al igual que las ofertas empaquetadas de televisión, internet, telefonía fija y móvil. En la mayoría de países de América Latina hay una constante preocupación por acortar la brecha digital e introducir las tecnologías líderes en Europa y Estados Unidos como es el caso de 4G.

Sin embargo, la concentración parece ser también una tendencia de este mercado. A nivel de la telefonía móvil, la marca Claro, cuyo dueño es el multimillonario mexicano Carlos Slim, tiene presencia en 18 países del continente: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay, Estados Unidos (Tracfone) y México (Telcel) y en la mayoría de ellos es líder en suscriptores.

En Colombia, Claro es líder además del mercado de la televisión paga que alcanza 4 millones de suscriptores, es decir un 40% del número de viviendas colombianas que según las proyecciones del DANE en 2012, superarían los 11 millones. En el creciente mercado de internet móvil es la segunda con 20,34% después de Telefónica que encabeza la lista con 54,13% del total de abonados.

Esto quiere decir que en la televisión abierta y cerrada, en la radio, en la telefonía móvil y en los medios impresos, el modelo que impera es el duopolio. Dos grandes empresas acaparan el mercado dejando por fuera de competencia a medianas y pequeñas cadenas. En la televisión abierta es RCN y Caracol, que siguen beneficiándose de las demoras en la licitación del tercer canal, en la radio RCN y Caracol, la telefonía móvil, Claro y Movistar y en los medios impresos El Tiempo y El Espectador.

El debate que propusieron Robledo y Laserna parece extenderse así a todo el campo de los medios y las telecomunicaciones y pone sobre la mesa los intereses y los obstáculos que se juegan a la hora de tumbar un modelo de monopolio o duopolio que protege poderosos músculos financieros. Después de 4 años, aún no se completa el proceso de licitación del tercer canal. ¿Cuánto demorará el de la telefonía con tecnología 4G?

*Maria Paula Martínez es profesora e investigadora del CEPER. Esta nota fue originalmente publicada en La Silla Vacía

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Mmmm
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados