Del Urabá al Cocuy

Un grupo de profesores busca llevar a 35 niños del Urabá hasta la sierra nevada del Cocuy. Allí conocerán la nieve, fortalecerán su liderazgo, trabajarán en equipo y luego multiplicarán su aprendizaje en la comunidad.

1834

Ángela Rivera

01.09.2015

– Yo me imagino que la nieve es algo muy lindo. La imagino blanca, fría, como en los muñequitos.

– ¿Ustedes han visto la escarcha de la nevera? Me parece similar a eso.

– No es hielo, es otra cosa parecida a eso.

De ésta manera algunos niños de la región del Urabá Antioqueño en Colombia, a un promedio de 32 grados centígrados de temperatura durante todo el año, hablan sobre la nieve. Un grupo de profesores los invitaron a imaginársela y a soñar con conocerla por primera vez.

Del Urabá al Cocuy es el proyecto que busca llevar a 35 niños de la región del Urabá antioqueño hasta el Parque Nacional Natural El Cocuy en límites de Boyacá y Arauca, un recorrido de aproximadamente 1.000 km  para conocer la nieve. Julián Camilo Cote Rojas, politólogo de la Universidad de Los Andes, y Natalia Acuña, antropóloga de la Universidad Javeriana, son los creadores de esta iniciativa. Julián es profesor de filosofía, economía, política y educación física en el municipio de Chigorodó. Natalia dicta clases de filosofía, sociales, tecnología y emprendimiento en Carepa. Los dos hacen parte de Enseña por Colombia, una organización que busca aportar en el mejoramiento y transformación de la educación en Colombia. “Muchos chicos nunca han salido, ni siquiera han ido al municipio de al lado. Hay chicos que salen por primera vez por el desplazamiento o por problemas económicos”, cuenta Natalia.

"Que los niños conozcan otro mundo de una manera amable, demostrarles que hay formas diferentes de vivir y que no vale la pena cruzarse de brazos ni condenarse a replicar lo que han vivido durante toda su vida"

El departamento de Antioquia, donde se ubica la región del Urabá, ha sido una de las zonas más azotadas por la violencia en Colombia. De acuerdo con las cifras de Verdad Abierta, entre 1980 y 2012 el departamento de Antioquia registró el mayor número de masacres en el país con 598 casos. Además, Antioquia es el cuarto departamento con mayor desplazamiento masivo: 20.218 desplazados, después de Cauca, Nariño y Chocó. Por esa misma razón fue el segundo departamento, después del Meta, con mayor número de reclamaciones de restitución de tierras cuando se inauguró la Oficina de la Unidad de restitución de Tierras en el municipio de Apartadó en Antioquia.

Estas cifras explican por qué los fundadores del proyecto buscan “que los niños conozcan otro mundo de una manera amable, demostrarles que hay formas diferentes de vivir y que no vale la pena cruzarse de brazos ni condenarse a replicar lo que han vivido durante toda su vida”, reflexiona Julián y añade que para sus estudiantes es difícil imaginar una vida más allá de la violencia y las dificultades.

Por esa razón, el proyecto se enfoca en adquirir conocimiento que pueda compartirse con la comunidad y a partir de ello construir sociedad. Buscan potenciar el liderazgo, el trabajo en equipo, el autocontrol y vencer el temor a la frustración que es un factor que impide el aprendizaje dentro del aula, asegura Natalia Acuña.

 

35 niños escogidos

Los 35 niños escogidos viven en los cuatro municipios donde hace presencia Enseña por Colombia: Chigorodó, Carepa, San Pedro y Necoclí. Los criterios de selección fueron liderazgo, buen desempeño académico y capacidad física. El liderazgo es fundamental, pues el proyecto necesita de jóvenes que puedan multiplicar su aprendizaje con la comunidad. El desempeño académico no necesariamente debía ser excelente. “Por ejemplo, uno de los chicos que yo escogí es un estudiante que se levanta a las 3:00 a. m., empieza a ordeñar a las 3:30 a. m. y luego va al colegio a las 7:00 a. m. Cuando sale de estudiar hace tareas y a veces también trabaja. Los fines de semana se ocupa en las fincas y el chico no perdió ninguna materia”, cuenta Julián y  agrega “esa es una manera de demostrar que a pesar de las dificultades es posible apostarle a una educación de calidad y a la exigencia.”

El tercer criterio, capacidad física, ya estaba dado; “los estudiantes caminan todos los días una hora, hora y media hasta dos horas para ir al colegio. Su cotidianidad los lleva a entrenarse sin darse cuenta, entonces ¿por qué no aprovechar ese potencial?”, se preguntó Julián mientras diseñaba el proyecto.

 

Patrocinadores y asesores

A este proyecto se han unido diferentes voces de apoyo. OBA – Off Bound Adventures- la mayor empresa de educación al aire libre en Colombia y en Latinoamérica asesoró el proyecto en el desarrollo del presupuesto y además entregarán donaciones de equipamiento: carpas, sleepings, chaquetas, etc.

070 RECOMIENDA

Cómo un colegio gobernado por pandilleros y “dealers” se convirtió en un ejemplo de educación.

Click aca para ver

Fernando González Rubio, el primer colombiano en subir a la cima del Monte Everest y otros deportistas se han sumado a la propuesta: Hernán Wilke, Carlos Soria y Rafael Ávila .

 

¿Qué hay que hacer para ayudar?

La ayuda más sencilla es un like en Facebook y compartir la página. Para hacer donaciones contactar a sus fundadores a nosvamosalcocuy@gmail.com o donando directamente aquí.  Puede seguir el proyecto a través de sus redes sociales en Twitter @delUrabaalCocuy y en Facebook Del Urabá al Cocuy.

 

 

 

 

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Ojalá lo lean
    4
  • Para grabárselo
    1
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    2
  • KK
    1

Relacionados