1852

Danny Alejandro Parrado

04.09.2015

Llegar a la Serranía de Macuira, una cadena montañosa enclavada en medio del desierto de la Guajira, es casi un odisea. Por lo menos le tomará nueve horas recorrer los caminos empolvados que unen a Riohacha, la capital del departamento, con Santa fe de Siapana un corregimiento del municipio de Uribia que se encuentra a 300 kilómetros de distancia, en las faldas del oasis verde de la punta norte de suramérica.

El 31 de diciembre de 2014, un clan de la etnia wayuú sacrificó un toro para celebrar el cambio de año. Allá casi no hay agua, burros ni pesos colombianos. Hay Chirrinchi, sequía, sed y polvo.

 

 

Esto me produce

  • Qué hueso
    2
  • Ojalá lo lean
    5
  • Para grabárselo
    1
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    21
  • hector

    La tecnología esta acabando con nuestras costumbres ancestrales, la intromisión del hombre en las poblaciones indigenas siempre va dejando a su paso un camino seco árido y estéril.

Relacionados