#MarielleFranco: cómo llorar a una activista asesinada

Luego del asesinato de Marielle Franco, activista brasileña, la prensa habla de la colombianización de Brasil. Mientras en nuestro país el asesinato sistemático de líderes es casi cotidiano, estudiantes brasileños residentes en Bogotá se congregaron para conmemorar la muerte de su activista.

1461

María Victoria González Saavedra

21.03.2018

La Embajada de Brasil en Bogotá fue una sala de velación el viernes pasado. Un grupo de estudiantes brasileros se reunieron para recordar a Marielle Franco, defensora de derechos humanos asesinada en Río de Janeiro. Hablaron sobre su lucha por la gente de las favelas y resumieron los motivos de su asesinato. Según ellos, Franco murió por ser negra, mujer y generosa.

Durante los últimos días, las movilizaciones por el asesinato de Marielle Franco han sido masivas en todo Brasil y en varias regiones latinoamericanas. La activista y concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue asesinada la noche del miércoles 14 de marzo junto a su conductor Anderson Gomes cuando salía de un encuentro con mujeres negras en el barrio Estácio, en el centro de Río.

La vigilia en la embajada se convocó para homenajear a Franco, llamar la atención sobre los ataques sistemáticos a la población negra y manifestar la inconformidad de los asistentes con la brutalidad de la Policía Federal en las favelas. “Hacer un evento como estos no resuelve el problema, pero es una manera de hacer un duelo colectivo”, afirmó Carolina Casas, directora de educación de Plaza Sésamo en Latinoamérica, una organización sin ánimo de lucro que promueve la educación de niños y adolescentes en zonas vulnerables. Casas asistió a la vigilia para recordar a su amiga y compañera de trabajo.

Entre el 2015 y el 2016, Marielle Franco trabajó en un proyecto social en Maré, su lugar de nacimiento y una de las favelas más grandes de Río de Janeiro. Carolina Casas trabajó con la defensora de derechos humanos en Viviendo Juntos, iniciativa que busca ayudar a los niños que crecen en contextos de violencia a adquirir confianza en la comunidad y en la escuela. “Para Marielle era importante eliminar el estigma social con el que crecen los niños allí, que ellos entendieran que venir de Maré no tenía que ser un estigma sino, al contrario, una fuente de orgullo. Esa fue la orientación más clara que ella le dio al proyecto”, recordó Casas.

Según el portal brasileño Folha de São Paulo, Marielle inició su militancia en derechos humanos en el año 2000 luego de que una amiga suya fuera asesinada en un tiroteo entre policías y traficantes de Maré. La violencia en las favelas no ha disminuido. Este año, Michel Temer firmó un decreto que puso al ejército a cargo de la seguridad de Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande del país. El decreto, afirma un artículo del New York Times en español, le da amplia autoridad al ejército para “restaurar el orden”.

Marielle denunció en varias ocasiones el incremento de la violencia policial y militar en las favelas a causa del decreto y se oponía a las políticas de seguridad del presidente. Carolina Casas dice que la militarización ha impuesto una calma tensa: “en las zonas de Río que han estado militarizadas, básicamente lo que se ve es un estado de sitio”, dice.

Para aliviar el dolor que produjo su muerte, Marina, una estudiante brasileña residente en Bogotá hace seis meses, encendió la primera vela frente a la Embajada. Las notas de indignación fueron colocadas en las escaleras frente a la calle 93. La hija de una manifestante hizo unos dibujos e identificó a Marielle con una estrella y en otro escribió “Marielle Franco presente”. En la camiseta de Camila Scudeler, estudiante de teatro, estaba escrito ‘Brasil está de luto’. “Creo que por horrorizados que estemos en este momento, si Marielle pudiera transmitirle a la gente un mensaje, sería que este es el momento de redoblar esfuerzos, este es un duelo político, no es para sentirse olvidados ni desistir”, concluyó Casas con voz tenue.

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Ojalá lo lean
    1
  • Para grabárselo
    1
  • AMO
    6
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    3
  • KK
    0

Relacionados