Le Fashion Tragédie

La fiesta de la paz

Se viene la fiesta de la paz, ¿qué pinta elegirán los ilustres mandatarios para la ocasión?

María Elvira Espinosa Marinovich

05.09.2016

Todo está acordado. La mesa de negociaciones ha pactado lo que parecía inimaginable: La paz en Colombia. Y aunque frente a la posibilidad de hacer de los acuerdos un hecho, parece que el país se mantiene en medio del fuego cruzado entre el ejército del ‘Sí’ y la disidencia ideológica del ‘No’. Es imposible, sin embargo, ignorar la emoción que llega al saberse parte de la historia patria y a la luz esperanzadora de una nueva Colombia (…al menos eso dicen).
Así pues, con un espíritu de celebración, he decidido aportar mi granito de arena para la construcción de paz, y a sabiendas del poder cultural y social que tiene la moda (del bikini al burkini, obvio), quiero ofrecer mis servicios en asesoría de imagen a nuestros nuevos próceres (como los llamó tan lúcidamente Danielito Samper), y al resto de protagonistas de esta intrincada telenovela histórica.
A modo de fantasy dressing, me embarqué en la ardua labor de diseñar los mejores looks para la gran celebración que se viene, el evento del año, sino de la historia: la fiesta de la paz.
Algunas fuentes confiables me confirmaron que el evento ya está en marcha y así como para la firma de los acuerdos este 26 de septiembre, ya no hay vuelta atrás. Y es que, ¿qué país se atrevería a votar ‘No’ al fin de la guerra? Y peor, ¿quién se negaría a un buen parrandón?

Después de ver el borrador de los acuerdos para la invitación, todas las partes concordaron en que el dress code más apropiado –y versátil- tendría que ser amarillo, azul y rojo.

Tutina ya mandó a María Paz Gaviria a persuadir al genio artista de Luis Roldán para que se encargue de diseñar la vajilla de tan magna ocasión, y a cambio, ella le extendió la retrospectiva en el Museo del Banco de la República hasta octubre, justo a tiempo para ArtBo.
Me imagino que también habrá ocasión para reutilizar el juego de tapetes persas de la boda de María Antonia, pues sacando los que se quedó para su nuevo apartamento de recién casada, quedan al menos 30 en la bodega del Palacio de Nariño. Y todos sabemos que hoy en día botar la casa por la ventana implica hacerlo de manera sostenible –reciclar, renovar y reutilizar. Sino, seguramente en Irán Rugs se los reciben, pues un tapete persa aumenta el valor por su uso (y no creo que valga poco el que hayan sido pisoteados por los personajes más célebres de nuestro país).
Después de ver el borrador de los acuerdos para la invitación, todas las partes concordaron en que el dress code más apropiado –y versátil- tendría que ser amarillo, azul y rojo.

juan-manuel-santos-humberto-de-la-calle-timochenko-timoleon-jimenez-ministro-de-defensa-paloma-valencia-tutina-de-santos-presidente-proceso-de-paz
No obstante, a my president le sugiero irse de blanco, un color neutro pero lleno de buenas energías, como las que invocó contadas veces entre chamanes y mamos guajiros durante su campaña política. Pero debe tener cuidado cuando comience el buffet de desayuno del after party, pues si se unta de mermelada será irrecuperable el vestido. Un traje blanco acentuado en el área de los hombros ayudará a alargar su figura, evitando confundir su limitada estatura con síndrome napoleónico, tan común en nuestro hemisferio.

¿Y por qué no aprovechar la ocasión para no solo rendir homenaje a la coyuntura, sino a un verdadero héroe, caído este año? David Bowie. Unas hombreras de plumas de paloma blanca, similares también a las del vestido que usó Beyoncé en los pasados VMAs (además, esto le ganará adeptas millenials-feministas por millares). Para esto puede hablar con la senadora Valencia, o en La Mina de la 140 con 19 seguro Tutina se las consigue.
Y hablando de palomas, estoy segura de que al diseñador Jorge Duque todavía le debió quedar algo de inspiración Gucci guardada en el atelier, por lo que podría diseñarle un vestido vaporoso, cómodo para su actual embarazo, con apliques inspirados en la fauna local. ¿Qué tal un oso de anteojos bordado en pedrería y lentejuelas? ¡Divino! Como el divino niño Uribe que tiene colgado en la casa, ¿o era su sagrado corazón? Anyways… ¡la crítica del arte lo adoró!
Tutina, tan moderna como es ella, debería optar por un traje de gala tricolor, de un solo hombro y volantes palenqueros. Pero en vez de los pasados de moda amarillo, azul y rojo primarios, ¿qué tal en navy-blue, un sexy rojo cereza y amarillo mostaza dijon? Trés chic!
Si el doctor Uribe decide acompañar a su séquito democráti-NO, no me opondría a que fuera de luto, pues sus lamentos políticos por el destino del país en paz no deberían evitarle pasar un buen rato en la fiesta del año ¡del siglo! Un traje estampado le iría perfecto, complementando el look con su clásico poncho al hombro, rematado con flecos rojos, para recordar todas esas víctimas que quedarán en la impunidad tras el fin del conflicto.
Asumiendo que Timochenko seguirá siendo el loquillo que es, un rebelde sin causa como siempre ha sido, y no se ajustará al protocolo de vestido, le sugiero mantener la línea de Uribe, con los estampados atrevidos (¡que están tan de moda hoy!). Atrás debe quedar ese  uniforme guerrillero -tan ordinario y pasado de moda. Lo ideal es adoptar un estilo militar chic.
Los accesorios hacen o destruyen un look, así que para nuestro ministro de justicia, el chupo y la banda irán bien. Un cintillo estampado como una canana militar. Ambos elementos lo harán lucir dócil y confiable, pero con mano dura y preparada para atacar con toda la fuerza bélica a los desertores, el ELN, las bacrim, los neoparamilitares… en fin, todos los que faltan.

roy-barrera-piedad-cordoba-ivan-marquez-oscar-ivan-zuluaga-german-vargas-lleras
El senador Roy Barreras podrá mostrar ese mismo espíritu creativo, propio de sus libros de poesía, tomando uno de los grandes riesgos de la noche: un traje de tres piezas hecho en pura piel de lagarto 100% colombiano.
Me atrevo a predecir que los trajes de cueros y pieles exóticas serán muy populares para esta ocasión, y mientras hayan sido cazados éticamente, no le veo problema. Por eso, considero que para el senador Benedetti, un sastre en piel de roedor destacaría el color de sus ojos y el respingo de su nariz. Mejor aún si es una mezcla de chigüiro, ñeque, guartinaja y rata de monte… very avant garde!
Para el presidente… perdón, el vicepresidente, un look conservador pero que mantenga su espíritu liberal: un traje clásico en seda china, con sutiles ondulaciones bordadas en hilos de oro y plata. Este diseño oriental funcionaría como un gesto a la comunidad internacional: mensaje de que la paz la construimos con la inversión de todos.
Oscar Iván debería llevar un modelito que le permita ratificar su fidelidad y alianza a la oposición enemiga de la paz, yendo de gemelo con el expresidente. No sea que se vuelve desconfiado y le quite el aval para la próxima carrera presidencial y termine apoyando a un Santrich, ya que según dijo, las Farc podrían caer en el paramilitarismo.
Y hablando de impunidad, dicen las malas lenguas que al festín pacifista llegará la señora (¿señorita?) Piedad Córdoba con su camarada Iván Márquez como plus-one. ¿La pareja del año? ¿O estarán anunciando su affaire como fórmula presidencial? En cualquier caso, Piedad Esneda debería mantener su tradicional look de turbante y manta guajira, que es muy unificador y pluralista (lo que la ayudará siempre en la elecciones), pero esta vez con un toque inesperado y über fashionista. Para esto es perfecta la mano de Hernán Zajar, experto en trajes de noche y fantasía del reinado de belleza. Pero en vez de hacerle un tocado de serpiente para la cabeza, ¿qué tal un accesorio statement? Un cinturón con el nuevo diseño del escudo nacional que demarque su cada vez más sinuosa y delgada cintura, y ostente con orgullo un símbolo patrio tan importante como el sombrero vueltia’o. Porque ¿why no? Y para el tinieblo, es decir, Ivancito, una guayabera bien nacionalista y fresca.

procurador-alejandro-ordoñez-gina-parody-orgullo-gay-cecilia-alvarez-claudia-lopez-angelica-lozano¿Qué sería de la paz sin la pureza del amor verdadero? Ginita, Ceci, Claudita y Angie, las parejas más guapas de la escena política. Esta es la ocasión perfecta para mostrar con orgullo de qué están hechas:¡pura libertad!
¿Y dónde queda el santo ex-procu? Al doctor Ordóñez ya le tengo el contacto directo del Vaticano, y aceptaron hacerle un traje papal custom made por vírgenes ciegas italianas, talla XXXL, perfecto para él…
Los veremos a todos churrísimos ¡de eso no hay duda!

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Ojalá lo lean
    6
  • Para grabárselo
    2
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    1
  • Que la fuerza nos acompañe
    1
  • KK
    3