El joven Karl Marx (2018)

El director nominado al Oscar, Raoul Peck, por el documental ‘I Am Not Your Negro’, recrea el génesis del Manifiesto Comunista en su última película ‘El joven Karl Marx’.

475

Ana Luisa González

@olivasnegras

06.04.2018

La voz en off de Karl Marx (August Diehl) lee un manuscrito del periódico alemán Rheinische Zeitug, minutos antes de que su redacción sea clausurada por el gobierno de Prusia en 1843, a causa de un artículo publicado por el filósofo alemán en el que criticaba el despotismo del Estado prusiano.

Esta escena es una de las que abre la última película del director haitiano Raoul Peck, ‘El joven Karl Marx’, una imagen eficaz para mostrar el exilio del filósofo de Tréveris, Alemania. Marx se refugió en tres países diferentes (Francia, Bélgica e Inglaterra), huyendo de la censura y el autoritarismo que lo persiguieron hasta que se mudó a Londres, donde murió en 1883.

Así como Marx escribió y habló en varios idiomas, esta coproducción entre Francia, Bélgica y Alemania, está hablada en tres lenguas: francés, alemán e inglés, que muestran uno de los retos de la producción de la película. El largometraje está basado en las diversas biografías del filósofo alemán y en la correspondencia con su colega Friedrich Engels (Stefan Konarske). La película se acaba de estrenar en Colombia a pocas semanas del aniversario de los 200 años del nacimiento de Marx (1818-1883) y justamente cuando se cumplen 170 años de la publicación del Manifiesto Comunista.

"La gran hazaña de esta película fue sintetizar la historia del marxismo en 118 minutos"

El largometraje se centra en la amistad de Marx y Engels entre 1844 y 1848, período en el que crearon el Manifiesto Comunista. Peck elabora una rigurosa puesta en escena donde abundan planos cortos, diálogos muy fluidos y contestatarios que capturan muy bien la atmósfera y miseria de la época; el trabajo infantil, las largas jornadas laborales en las fábricas y la desigualdad entre la burguesía y el proletariado. La presencia en la pantalla de grandes pensadores de la época, como el político francés Pierre-Joseph Proudhon y los anarquistas Mijaíl Aleksándrovich Bakunin y Wilhelm Weitling, crea el contexto para el surgimiento de las ideas que luego Marx y Engels plasmarían en su manifiesto.

Pero la gran hazaña de esta película fue sintetizar la historia del marxismo en 118 minutos. Peck logra un balance entre presentar las grandes ideas de los pensadores con escenas cotidianas que plasman las angustias y miedos que vivieron Marx y Engels en su juventud.

Peck escribe en una declaración sobre la película que él no quería hacer un biopic al estilo americano de la vida del filósofo, pero sí un film que le hablara a una audiencia más amplia. El director y el guionista Pascal Bonitzer, asumieron el riesgo de centrar el largometraje en el génesis del trabajo de Marx y contar por qué tuvo un espíritu revolucionario y cómo sus ideas quisieron cambiar el mundo en medio de un movimiento proletario que se empezaba a levantar en contra de la burguesía.

Pero no se profundiza en las causas revolucionarias de las mujeres. Muy al márgen de la historia, Peck hace un tímido retrato de Mary Burns (Hannah Steele), obrera y líder comprometida con el movimiento proletario, quien se convierte en la compañera de Engels. Jenny (Vicky Krieps), la esposa aristócrata de Marx, tampoco muestra sus convicciones políticas, a pesar de que está al pie de la lucha de la revolución.

"Peck deja una inquietud sobre la vigencia del Manifiesto Comunista que resuena con las brechas sociales, la excesiva acumulación de la riqueza y la explotación laboral"

‘El joven Karl Marx’ termina con un montaje de varias imágenes de líderes o movimientos como el Che Guevara, Nelson Mandela, Salvador Allende, las protestas de mayo del 68 y la caída de la bolsa de Nueva York que muestran cómo la llama revolucionaria que encendió Marx sigue despertando, levantamientos y revoluciones en búsqueda de cambios sociales.

En el documental nominado a los premios Oscar, I Am Not Your Negro (“No soy tu negro”), Peck demostró que es un director comprometido y al mismo tiempo perturbado con la historia del racismo que se repite con los excesos de la violencia policial racista en Estados Unidos. Ahora con ‘El joven Karl Marx’ deja una inquietud sobre la vigencia del Manifiesto Comunista que resuena con las brechas sociales, la excesiva acumulación de la riqueza y la explotación laboral que sigue perpetuándose en pleno del siglo XXI.

 

*Ana Luisa González es literata y periodista cultural. Ha trabajado para la Revista Semana y escrito para varios medios como LA Weekly, Fox, Remezcla y Splinter.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    0
  • Para grabárselo
    0
  • AMO
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados