Tres preguntas que deja la #ConsultaAnticorrupción

En medio de quienes ven el vaso medio lleno y de los que lo ven medio vacío, de quienes cantan victorias simbólicas y de quienes nombran ganadores y perdedores nosotros nos vamos con tres preguntas: ¿Cómo votaron las ciudades con casos recientes de corrupción? ¿Qué le pasó a los canales privados? ¿Qué pasará ahora con las siete propuestas de la Consulta?

4201

cerosetenta

27.08.2018

Más de 11 millones de personas salieron hoy a votar en contra de la corrupción. Se habla de triunfo: muchos esperaban que ese número fuera mucho menor. Para Miguel García, del Observatorio para la Democracia de la Universidad de los Andes, los 11 millones de votos son un buen síntoma de “responsabilidad cívica”. De hecho, García pone en duda que los votos que logró conseguir la Consulta sean, necesariamente, un triunfo en contra de la corrupción. Es difícil, asegura, saber si la gente que votó es la más indignada o la más responsable cívicamente: “Yo pensaría que es lo segundo. Creo que la extrema indignación produce desesperanza en el sistema y consecuentemente abstención (que hoy fue del 66 %). Los que votamos hoy somos los que votamos por políticos y los que creemos que el sistema tiene algo de legitimidad”.

"Sorprenden casos como el de Cartagena, una ciudad que ha tenido nueve alcaldes desde el 2012. A pesar de esto, solo el 23,66 por ciento de las personas habilitadas salieron a votar."

Ahora la bandera anticorrupción queda en disputa. Por un lado están los Verdes, promotores de la Consulta. El partido de Angélica Lozano y Claudia López demostró ser una fuerza de oposición con un apoyo importante: “Si consiguen posicionarse como voceros de estos temas”, asegura García, “tendrán un espacio para seguir creciendo”. Pero por otro lado está el gobierno Duque y el Centro Democrático en cabeza de Álvaro Uribe. A pesar de ser un tema universalmente rechazado, la Consulta Anticorrupción fue una iniciativa partidista. De ahí que hubiera quienes “no querían que los Verdes se anotaran el triunfo”, explica García. Y aunque en un principio Uribe y los políticos que se opusieron a la consulta aparecen como perdedores son hoy los líderes del nuevo paquete anticorrupción que Duque presentará y al que el Centro Democrático promete “meterle el acelerador”.

Lo que sí es claro es que esos 11 millones de votos aseguran que la corrupción seguirá siendo un tema de la agenda nacional, y que esta consulta —que tuvo más votos que Duque, el presidente más votado en la historia de Colombia— deja conclusiones importantes. Estas son algunas de ellas.

 

¿Cuál será la ruta de las preguntas en el Congreso a partir del martes?

Este martes los promotores de la Consulta radicarán siete proyectos de ley: uno por cada una de las preguntas que se votaron este domingo y que no alcanzaron el umbral. Se espera que los más de 11 millones de votos —una votación mayor a la de cualquier presidente electo y la más alta alcanzada en mecanismos de participación ciudadana— hagan presión suficiente para que los congresistas lo apoyen. “Al Congreso y el Gobierno: sepan que la ciudadanía los vigilará y les exigirá a todos que cumplan con la aprobación de los 7 mandatos sin cambiarles una coma ni defraudar a la ciudadanía”, trinó Claudia López.

El mensaje de Iván Duque, sin embargo, no fue de apoyo a las siete propuestas de las Consulta. Si bien mencionó en su alocución presidencial que “la lucha contra la corrupción no tiene partidos ni ideologías” y que todos debemos contribuir, incluyendo el Congreso, no llamó al poder legislativo a respaldar los proyectos que los promotores de la consulta radicarán. Por el contrario, su guiño fue exclusivo para el paquete anticorrupción —con cuatro proyectos de ley—  que su gobierno y el Centro Democrático presentaron el 8 de agosto.

De las cuatro iniciativas que componen el paquete anticorrupción , tres son muy similares a tres de las propuestas de la Consulta que se votó hoy. Una es la limitación a no más de tres períodos para elegirse en una corporación pública (Congreso, asambleas y los concejos municipales). Otra es introducir “pliegos tipo” a muchos más sectores (es decir, eliminar la contratación a un solo proponente) garantizando transparencia para contratar con el Estado. También queda adelantar el levantamiento de la reserva de la declaración de renta para quienes ejercen función pública y manejan recursos públicos. La cuarta —no contenida en los siete puntos de la Consulta Anticorrupción— tiene que ver con que los delitos contra la administración pública sean imprescriptibles.

Además de ese paquete, en los próximos días Duque presentará, junto con la Procuraduría General de la Nación, un proyecto de ley más en el cual, entre otras cosas, se consagrará la responsabilidad penal de las personas jurídicas para endurecer las sanciones a empresas que pretendan corromper funcionarios. Solo tres de estos cinco acuerdos de ley respaldados por Duque coinciden con las preguntas de la Consulta Anticorrupción, por lo que estarán en el Congreso como paquetes separados. Y, ante el apoyo mayoritario del Congreso al poder ejecutivo, parece difícil que haya un respaldo contundente a las siete preguntas tal y como los colombianos las votaron hoy.

Duque hizo eco de un mensaje de rechazo generalizado al permanente saqueo de los recursos públicos con énfasis en la politiquería y clientelismo. Dijo incluso que “la corrupción es un fenómeno con profundas raíces culturales” y que la manera de afrontarla es retomando “la enseñanza de la educación cívica, la educación ciudadana y los valores”.

Pero esto no parece ser congruente con sus acciones más recientes como el nombramiento del exprocurador Alejandro Ordóñez como embajador ante la OEA, de quien se revelaron varios escándalos de corrupción: archivar investigaciones contra personas clave del escándalo de Odebretch; haber beneficiado a particulares dando a dedo puestos gubernamentales; y su cercanía con el exmagistrado Jorge Pretelt, acusado de sobornar a políticos a cambio de incidir a favor de una tutela.

Tampoco están en sintonía las declaraciones de Duque con las de Álvaro Uribe, quien ha tenido una relación esquizofrénica con la Consulta. La apoyó, luego la votó para ser aprobada y finalmente la condenó en una serie de trinos en el que aprovechó para tirarle flechas a Claudia López y a Gustavo Petro.  

 

2. ¿Cómo votaron las ciudades con escándalos recientes por corrupción?

En cuatro ciudades del país que han tenido escándalos de corrupción recientes —y que involucran a sus alcaldes o a miembros de los concejos municipales—, la votación hoy en la consulta anticorrupción fue más de la mitad de la que se presentó en la segunda vuelta presidencial. Sin embargo, sólo en dos de ellas (Neiva y Armenia), la votación superó el umbral del 33 por ciento.

El primer caso es el de Neiva donde hace tres días la Fiscalía capturó a nueve concejales, al Contralor de la ciudad, a la Personera, a un diputado, un exconcejal y a un empresario de la ciudad envueltos en un escándalo de corrupción en la elección del contralor y de la personera. Según la Fiscalía, los concejales eligieron a estos funcionarios luego de recibir 12 millones de pesos cada uno, pagados por el empresario. Con ese escándalo fresco, los ciudadanos de Neiva salieron a votar hoy la consulta que obtuvo 102.452 votos correspondientes al 38,75 por ciento de la participación, 19 puntos por debajo de la votación que hubo en esa ciudad en segunda vuelta presidencial pero superando el umbral del 33 por ciento. Huila, además, fue uno de los departamentos donde también se superó el umbral para la consulta anticorrupción.

El segundo caso donde también se superó el umbral es Armenia, en Quindío, que viene de sufrir un vuelco político por cuenta de las capturas que hizo la Fiscalía por presuntos hechos de corrupción. A principios de abril fue capturada la ex alcaldesa y ex candidata al Senado Luz Piedad Valencia del partido Liberal, acusada de haberse apropiado ilegalmente de 22 mil millones de pesos a través del cobro de coimas en contratos de valorización durante su administración. Dentro de ese mismo proceso fue capturado su esposo y a finales de ese mismo mes también fue capturado el actual alcalde de la ciudad, Carlos Mario Álvarez (de la cuerda de Valencia) por irregularidades en la financiación de su campaña. Y es que según la Fiscalía, el Alcalde tenía un acuerdo con la ex alcaldesa en el que ella le daba dineros públicos derivados de contratos de la ciudad y Álvarez, una vez elegido, se comprometía a pagarle al contratista con más contratos, como contó El Espectador. A eso se suma que la otra baronesa política del departamento, la ex gobernadora Sandra Paola Hurtado, recibió en este mismo mes la confirmación de la destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 11 años por parte de la Procuraduría por irregularidades en la contratación.

Así, con las dos principales fuerzas políticas del Quindío envueltas en escándalos de corrupción, hoy los ciudadanos salieron a votar la consulta y los votos superaron el umbral tanto en Armenia (donde participó el 38,20 por ciento de la población) como en todo el departamento (36,39 por ciento).

El panorama no es tan alentador en otras ciudades que han sufrido constantemente los embates de la corrupción. Por ejemplo, en Buenaventura, donde en abril fue capturado el alcalde Eliecer Arboleda y otros funcionarios (incluido su hijo) por dos presuntos hechos de corrupción relacionados con la salud de la ciudad. Se le acusó, por un lado, de haberse apropiado de 5.104 millones de pesos para el mejoramiento del único hospital de primer nivel de la ciudad. Se trataba del Luis Ablanque de la Plata, al que el mismo día de la inauguración se le vino el techo abajo. Se les acusa también de haberle exigido al exgerente del Hospital, Pedro Pablo Cortés Quiñonez, firmar cartas de renuncia y letras de cambio en blanco para, aparentemente, obligarlo a aceptar todo tipo de órdenes sobre el manejo de la contratación.

A pesar de que con este caso son cuatro alcaldes sucesivos que han sido capturados por delitos de corrupción en este puerto del Pacífico, hoy solo salieron a votar 51.420 bonaverenses, que corresponden al 22.99 por ciento de los habilitados para votar. Aunque son más de la mitad de los que salieron a votar en segunda vuelta, en Buenaventura no se llegó al umbral del 33 por ciento de la consulta.  

Una situación similar ocurrió en Cartagena, una ciudad que ha tenido nueve alcaldes desde el 2012. La lista incluye a Manolo Duque, quien estuvo preso hasta el pasado 8 de agosto cuando quedó en libertad por vencimiento de térmimos. Tres más de ellos fueron suspendidos por hechos de corrupción. A pesar de esto, solo 178.676 de 755.176 cartageneros habilitados para votar salieron hoy, es decir, 23,66 por ciento.

 

3. ¿Qué le pasó a las emisoras y a los canales de TV?

Cerca de las cinco de la tarde, Yolanda Ruiz, directora de RCN radio, dijo durante el cubrimiento de los resultados de la Consulta que muchos oyentes los felicitaron por ser el único medio radial en hacer cubrimiento. Esto era parcialmente cierto, de cuatro a cinco de la tarde, en el momento en que empezaban los preconteos, emisoras como Blu Radio seguían hablando de quién reemplazaría a José Pekerman y en Caracol Radio hablaban de los resultados de la Liga Águila de fútbol. Sin embargo, a las cinco de la tarde, cuando iba el 90 por ciento de las mesas, Blu y Caracol iniciaron su cubrimiento. Cabe resaltar que aunque no fue emisión radial, La Silla Vacía hizo un podcast en vivo en el que seguía los resultados emitidos por la Registraduría.

Las sorpresa más grande fue en la TV. Noticias RCN y Noticias Caracol nos tenían acostumbrados a un cubrimiento que empezaba desde antes que se cerraran las mesas de votación, un cubrimiento que alternaba entre minuto a minuto, predicciones, análisis con panelistas invitados y notas periodísticas. Mientras se publicaban los conteos de la #ConsultaAnticorrupción, ambos canales continuaban con su programación habitual, que de vez en cuando era interrumpida por boletines informativos. En el Canal RCN terminaban de transmitir Spiderman y empezababa El rescate millonario, y en Caracol pasaban Capitán Phillips y luego The Suso´s Show. Solo fue hasta el noticiero de las siete de la noche que hablaron a profundidad de los resultados y con el cubrimiento que se esperaba. Cabe mencionar que publicaron informes sobre las jornadas de votación en los noticieros de mediodía, pero hasta ahí. Los canales públicos Teleantioquia y Telecafé sí hicieron un cubrimiento de los boletines de la Registraduría minuto a minuto.

Esto me produce

  • Qué hueso
    0
  • Ojalá lo lean
    2
  • Para grabárselo
    1
  • AMO
    2
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    1
  • KK
    1

Relacionados