El cine independiente de Zhang Yang

China se suma al festival IndieBo con la obra del director Zhang Yang. Una conversación sobre la importancia del cine independiente en su país y los retos que implica trabajar sin restricciones de contenido.

1656

Sebastián Payán R.

19.07.2016

Zhang Yang está de visita en Bogotá en el marco de la segunda versión del Festival de cine independiente —IndieBo—. Él es el único director que tiene una sección propia en el festival —’Retrospectiva’— en donde presenta algunas de sus películas más conocidas: Shower, Sunflower y Getting Home. Estas películas hablan sobre la vida cotidiana en Beijing y cuentan historias de personas comunes y corrientes, a través de las cuales logra retratar la tradición y cultura china.

Zhang Yang sólo habla mandarín. Tiene un pelo negro largo y liso que le llega a las costillas; lleva una boina siempre puesta y sus dientes son grises como el cemento. Esta es su primera visita a Colombia.

Sus películas llegan a Colombia, bastante lejos de su país. ¿Por qué decidió venir? ¿Qué espera de este público?

El organizador de IndieBo fue a otro festival a ver Paths of the soul. Ahí decidió que quería invitarme para hablar de mis películas. Aparte de la que estrené el año pasado, también vienen otras tres. Para mí es un gran honor que los colombianos puedan ver mi trabajo.

La entrevista comienza como una especie de juego, un teléfono roto: la traductora lee mi pregunta y la traduce, él responde, ella traduce de nuevo y yo escucho. Mientras la traductora nos ayuda a entendernos, Zhang Yang y yo nos enfocamos no sólo en la traductora sino en observar los gestos del otro para poder comprender más.

Después de estudiar literatura china y dirección. Su primera película fue con una compañía de cine independiente, ¿por qué ahí y no en Beijing Film Studio?

Después de graduarme, trabajé en el Beijing Film Studio. En aquel entonces el sistema de cine en China era diferente. Para ser director se necesitaba mucho tiempo porque había muchas reglas. Un estudiante que acaba de graduarse tiene que trabajar en otras cosas antes de ser director. Primero, uno trabaja tres o cuatro años como vicedirector; después, hay que esperar entre cuatro y cinco años más para poder ser director. Así que cuando uno logra dirigir su primera película, ya han pasado casi 10 años de preparación. Por eso es que tenemos un grupo de cine independiente, un grupo para que los jóvenes puedan realizar sus películas, sin tantas reglas. 

Zhang Yang tiene 49 años, su primera película Spicy Love Soup (1998) fue cuando estaba llegando a los treinta. Empezó a dirigir con el apoyo de Imar Film Co. —la primera productora de cine independiente legalmente creada en China, la cual fue fundada por el productor estadounidense Peter Loehr—.

"Siempre hago películas que representan mi vida, que reflejan mi alma."

¿Qué es una película independiente en China? ¿Es difícil de producir?

Por un lado, las películas independientes tienen muy poca plata, los recursos son escasos. Eso es lo malo. Pero por otro lado, cuando se hace una película comercial tiene que pasar por muchos trámites. Hay un departamento de películas chino que regula todas las producciones cinematográficas. En cambio, una película independiente no necesita esto, es más fácil de producir. No necesita tantos permisos.

En una entrevista con Indiewire, usted dice que hay muchas películas llenas de propaganda, que a veces son usadas como instrumentos políticos. ¿Qué diferencias hay entre las películas comerciales y las independientes en China?

Cómo decía, las películas independientes no necesitan los permisos. Hay más libertad, y se habla de las personas comunes y corrientes. Muestra el lado más humano de la humanidad, no se enfoca en los personajes importantes, sino en las personas de la calle, de la ciudad. Se preocupa por contar historias reales, sinceras, humanas. Las películas que necesitan los permisos, las comerciales, tienen que hacer un contenido que no de mala imagen. Entonces como el contenido es regulado, no tienen tanta libertad como las independientes.

Entonces, ¿cuál cree que es la importancia del cine independiente?

Primero es la libertad. La libertad de crear y de poder hacer las películas sin las reglas del comercio. Segundo, que usted puede crear muchas cosas nuevas porque no hay una regla fija. En China el cine independiente todavía está en proceso de desarrollarse, todavía estamos descubriendo lo que puede crear y dar a una sociedad.

Ahora quisiera hablar de Paths Of The Soul. Es sobre el viaje de un grupo de budistas tibetanos, ¿cómo fue el proceso de esta película?

Hace muchos años fui al Tibet, y vi varias personas que estaban en peregrinación. Hace más de 10 años quería hacer una película así, y cuando los vi haciendo su peregrinación me interesé de inmediato. Tuve que investigar acerca de sus creencias. En toda la película no hay un solo actor, todos son peregrinos verdaderos. Esto más que una película es como un documental.

 En términos de producción, ¿qué fue lo más complicado de hacer en esta película?

 El mayor reto fue que filmamos en un lugar a 4.000 metros sobre el nivel del mar, lo cual fue muy complicado para los protagonistas y para el equipo de producción. Pero también fue complicado que esta película no tenía un guión definido al comienzo. El guión iba cambiando a medida que filmábamos,

Shower fue en 1999 y Paths of the soul en 2015. ¿Qué ha cambiado en sus películas en 16 años? ¿Qué ha cambiado en Zhang Yang como director en estos años?

No creo que haya muchos cambios en mis obras. Películas como Shower y otras dos, son películas sobre Beijing, porque vivía allí. Es algo sobre mi vida. Paths Of The Soul es sobre el Tibet, es otra parte de mi vida. Siempre hago películas que representan mi vida, que reflejan mi alma. Tampoco hay muchos cambios porque no me gustan las películas comerciales, una película es una herramienta para reflexionar sobre mí mismo. 

Por último, ¿ puede describir el cine de Zhang Yang en una frase?

Muy difícil usar sólo una frase. Porque entre mis películas hay muchas diferencias. Cada película es una parte de mi vida, si fuera capaz de hacer eso, sería capaz de resumir mi vida en una frase.  Si yo pudiera resumir mi vida en una frase, entonces que vida tan aburrida.

Esto me produce

  • Qué hueso
    1
  • Mmmm
    1
  • Ojalá lo lean
    2
  • Para grabárselo
    0
  • Qué viaje
    0
  • Uy, qué jevi
    0
  • Que la fuerza nos acompañe
    0
  • KK
    0

Relacionados